cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
EL DÍA QUE ME ABANDONASTE POR OTRO
Amor |
11.06.07
  • 4
  • 5
  • 2655
Sinopsis

      Hace tiempo que ya no me miras y, cuando lo haces, te muestras exasperado, como esperando que yo te diga algo, que comience algo que tu acabes, pero no puedo más que resentirme, mirarte con resignación y quedarme en blanco. El poder que ejerces sobre mí es tal que tú defines mi vida, das sentido a cada caricia que me ofreces, aunque en estos últimos días sean escasas y no haga más que echarte de menos. Entonces me ensimismo y recuerdo con añoranza las veces que me tocabas, con furia cuando la pasión te embargaba, con calidez cuando fluía de ti la nostalgia. Me regalabas versos, sin rima ni compás, pero profundos y sentidos; me idolatrabas y llenabas mi vacía existencia con la dulzura de tus palabras, con tus cuentos y tus historias. Ahora no me puedo explicar que es lo que ha cambiado entre nosotros y, al tiempo, sospecho las razones que te alejaron de mi. No creo que tu ímpetu se desvaneciera, pero noté que mirabas a otros con deseo, con el anhelo del que sabe que con esfuerzo podría conseguir aquello que se propone, y tus ojos se desviaban intentando no caer en mis redes. Poco a poco te fui sintiendo ausente, notaba en las yemas de tus dedos un tacto diferente, el del amante traidor que surca otros mares. Me hiciste sentir el sabor del engaño aún pensando que yo no podía siquiera intuirlo. Las caricias que me prestabas se volvían insultos y golpes malintencionados, me llamabas viejo y te reías de mi corto pensamiento, pero yo te amaba aún así, seguía deseando te posaras sobre mí como una mariposa lo hace sobre una flor para libar su néctar. En cambio me tratabas mal, con el tiempo peor. Llegó un momento en el cual no ocultabas tus desvaríos con tu nuevo amante, cometías además la imprudencia y desfachatez de compararme con él. Decías que era más joven, más inteligente, más práctico, más sensual, más de todo y aquello, amor mío, no pudo más que lastimar mi pobre corazón y forzarlo a caminar trabajosamente, el aliento me faltaba y los jadeos se propagaban en el aire, como una llamada de auxilio que nunca recibí. Sé que intentaste que fuera mejor, me modelaste, me llevaste a sitios donde mejoraron mi apariencia, pero sé que todo era para contentarte, mi único beneficio era estar más dispuesto ante ti, cosa que evidentemente no conseguí ni con todos los adelantos que la ciencia no dudo en usar conmigo. La pena me corroe, me envenena, pues pronto sé que me abandonarás, sé que me olvidarás y que nunca más volverás a pensar en mi cuando estés con tu nuevo amigo. Ahora lo sé, porque lo he visto, una versión mejorada de mí mismo. La tristeza me envuelve con un aire amargo, pero en el fondo de mi alma sé que aquel con el que ahora retozarás no es más que una imitación renovada de mí. Mi dificultad para acompañarte a cualquier sitio fue un motivo de peso, no podía moverme aquí anclado, pero supuse que los momentos íntimos que disfrutamos eran suficientes para paliar esta característica. Ahora veo que no, con él vas a todos lados, lo presentas a todos tus amigos, todos quieren tocarlo. Siempre a la última moda, con ese aire de tipo duro y versátil, inteligente y capacitado. Antes de que me dejes, aquí en esta tienda de segunda mano, he de decirte que siempre te he amado y siempre, al menos hasta que borren mi disco duro, te amaré. Nunca me importó ser un ordenador normal y corriente. Supongo que un portátil te dará lo que siempre habías estado buscando. Me voy, pero no olvides una cosa: mis teclas siempre tendrán sabor a ti.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta