cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
El diario de un extraterrestre. Día 11. Misha.
Drama |
06.06.20
  • 0
  • 0
  • 1234
Sinopsis

Yo lo consideraba como mi amigo y un día, le confesé que era gay.

Misha es mi primo de Siberia. Desde la infancia, él y yo éramos amigos o al menos, eso nos parecía. Vivimos en diferentes ciudades y a veces no nos hablamos durante años. Misha siempre era una persona temeraria, también durante un tiempo fue un matón de una banda de ladrones. Pero siempre evitaba los problemas con la ley. Su madre trabajaba como directora de un banco grande y constantemente lo sacaba de la mierda. Ella solo pensaba en sí misma, cada verano, mandaba a su hijo al pueblo de nuestros abuelos durante tres meses, para que él, no obstaculizase en su carrera laboral y en sus citas con hombres. No lo amaba, resolvía problemas de Misha usando su influencia y dinero, como si ella simplemente mantuviera a un semental caro.

Con el desarrollo de la alta tecnología e Internet, comencé a comunicarme con Misha con mucha más frecuencia. Él no tenía con quién hablar, nadie lo necesitaba, ni su madre, ni su esposa, ni sus “medios-amigos”. Me llamaba por las noches, casi todos los fines de semana. Me contaba todas sus aventuras: coches destrozados en accidentes, relaciones sexuales, trabajos que cambiaban sin cesar. Hablábamos de muchas cosas filosóficas e incluso nos preguntábamos si existe la vida después de la muerte. Yo lo consideraba como mi amigo y un día, le confesé que era gay.

Misha desapareció por varios meses. Luego me llamó y me dijo que cambiara mi apellido, ya que un bastardo como yo deshonraba a su familia (o nuestra familia). Nos peleamos, me insultó y yo tampoco guardé silencio. Durante los días siguientes, contó sobre mi homosexualidad a todos nuestros parientes, a todos nuestros amigos en común. Misha hizo mi “salida del armario” y revolucionó todo como una borracha de bazar (mercado de los campesinos aquí). Gracias a Dios, mis colegas y mi jefa no lo saben, ya que están aquí en Moscú y Misha está allí en Siberia. Si mi jefa lo supiera, me dejaría inmediatamente sin trabajo.

Luego, comenzaron a aparecer anuncios en varios sitios web donde un hombre de mi edad y con mi nombre ofrecía varios servicios sexuales. Todos los anuncios tenían mi número de teléfono. En uno de ellos, sugería que otros hombres hicieran cunnilingus a mi esposa en mi coche mientras yo miraba. Mi teléfono estuvo a punto de explotar durante tres días debido a la increíble cantidad de llamadas recibidas, SMS y mensajes de WhatsApp. La memoria de mi móvil estaba sobrecargada de fotografías de bocas de hombres. Y la propaganda local dice que: ¡todos los pervertidos viven en Occidente! Al final, cambié el número de teléfono.

Hace unos días, Misha se suicidó. Escribió una nota de despedida, fue al garaje, bebió cinco botellas de vodka, que eran mucho también para él. Después encendió el coche y esperó la muerte. Quería asfixiarse con los humos del motor. Cuando empezó a ahogarse, se asustó y apagó el coche. Los gases comenzaron a disiparse gradualmente y él comenzó a volver en sí mismo. Pero los demonios ya habían llegado por su alma y querían continuar la fiesta. El corazón de Misha se detuvo, su cuerpo no pudo soportar el envenenamiento por alcohol.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta