cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
El diario de un extraterrestre. Día 2. Mierda sagrada.
Drama |
28.03.20
  • 4
  • 1
  • 255
Sinopsis

Su cabeza de elefante silenciosamente nos invitó a entrar para ver el misterio de la grandeza y el infinito.

Un dia, durante mi viaje por India, fuimos a un monasterio hindú en algún lugar entre las montañas. En realidad no eran montañas como el Himalaya, y parecían colinas y rocas, rodeadas de bosques. El monasterio es famoso por los animales santos que habitan allí. Los monos y las vacas están por todas partes en India, pero el número de ellos en este lugar era increíblemente enorme.

 Al principio nos topamos con vacas sagradas que estaban en meditación, no  nos prestaron atención. Sin embargo, tan pronto como alguien acercó un plátano a  la vaca, abrió los ojos, conectó su encendido y se trasladó muy rápido al donante hasta que sus competidores interceptaron la golosina. La mayoría de las vacas eran zebús, bastante flacas y pequeñas. Sus pasteles planos de caca cubrían toda la tierra allí.

Los monos chillaron, saltaron, lucharon entre sí, y demostraron sus sonrisas agresivas. Yo estaba hablando con mis amigos, olvidándome del montón de plátanos que tenía en la mano, que quedaron detrás de mi espalda , cuando de repente algo lo arrebató con un grito salvaje.

- Mierda, - exclamé, saltando a un lado y causando risas de otras personas. No esperaba tal comportamiento impúdico de un animal que era muchas veces más pequeño que yo. Una breve y expresiva lucha por la fruta terminó muy rápidamente. El ganador tomó todos los plátanos.

Retirándonos de los animales santos, me gustaría hablar un poco sobre el monasterio en sí. Era un lugar bastante tranquilo y asombroso entre las rocas. La estatua de Ganesha, uno de los dioses hindúes más amados, nos encontró en el porche del templo. Su cabeza de elefante silenciosamente nos invitó a entrar para ver el misterio de la grandeza y el infinito. Las siluetas de los monos entre los pilares reforzaban el cuadro melancólico, señalaban las puertas de la eternidad.

Uno de los macacos corría sobre la barandilla muy cerca de mí. Estuve tratando de tomarle una foto. Ella se dio cuenta y se detuvo, posando para mi camara. Yo estaba seguro de que era hembra, porque era muy amable, coqueta y su trasero no era tan grande y rojo como de los machos. Coloque su foto en la portada del album de mi viaje indio.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 51
  • 4.56
  • 125

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta