cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
El diario de un extraterrestre. Día 4. Las botitas de cucú.
Drama |
04.04.20
  • 4
  • 0
  • 245
Sinopsis

Había calma absoluta. Me senté en la punta del bote para sentir al máximo la velocidad con la que atravesamos las masas interminables de aire.

 Recientemente accedí en mi perfil a una de las redes sociales y vi la foto de una de mis compañeras de clase que todavía vive en mi ciudad natal. Ella estaba tumbada en la hierba en algún lugar del bosque siberiano, y delante de ella  brotaban preciosas flores rojas. Esta foto me llevó atrás a mi juventud a mi lugar natal donde no vivo desde hace mucho tiempo.

Recordé un hermoso día soleado de verano cuando mi padre decidió llevar a toda la familia al viejo ferrocarril. Las vías del tren van a un callejón sin salida allí, a lo largo del cual apenas pasan dos trenes al día. El camino más corto fue sobre el lago, que tomamos, sentándonos en el bote a motor de mi padre y fuimos transportados a través de la superficie de un lago poderoso y antiguo.

 Había calma absoluta. Me senté en la punta del bote para sentir al máximo la velocidad con la que atravesamos las masas interminables de aire. Mi cabello se erizó y yo estaba terriblemente feliz, respirando el aire más fresco del mundo. En ese momento me vino a la mente una canción, que era y es la más famosa sobre el Baikal en Rusia: "¡Mar glorioso, Baikal santo!" Comencé a cantarlo suavemente, disfrutando del espacio por el que volamos veloces.

El antiguo ferrocarril prácticamente cuelga de las rocas sobre las profundidades del lago, lo que lo hace muy pintoresco. Llegamos a un valle entre los acantilados al borde del lago, donde los escombros de esta grieta habían formado una pequeña playa entre el ferrocarril y el lago. Lo primero que me llamó la atención fue que las rocas estaban cubiertas con una alfombra de botitas de cucú. Es el nombre de una flor, endémica de Baikal, que pertenece a la familia de las orquídeas. Nunca las habia visto antes en tales números. Éramos muy afortunados de verlas. El conjunto de los acantilados ardía con el color rojo de sus pequeñas cabezas.

Tuvimos un pequeño picnic, y luego mi madre se subió a las rocas para tener una mejor vista y admirar las flores raras. Ese día también logré acercarme al kabargа́, un pequeño ciervo almizclero. Estuvo durmiendo tranquilamente en los arbustos a pocos metros de nosotros casi todo el tiempo que estuvimos allí. Sólo se despertó cuando comenzamos a irnos a casa y lo asustamos inadvertidamente. En un instante, saltó a las rocas sobre nosotros, pisó el borde y nos observó desde una gran altura durante unos segundos. En esos segundos, su curiosidad estaba más allá del miedo. Este animal es uno de los más tímidos de la taiga de Baikal. Finalmente desapareció en el bosque en las cimas de las rocas.

Cuando regresamos a casa, admiré la puesta de sol sobre las montañas detrás de mi ciudad natal. Era feliz, disfrutaba de mi infancia y de mi familia ideal, como me parecía entonces. Pero no existe una familia ideal, y todo en el mundo aparece por un tiempo, y luego desaparece para siempre, quedando sólo una fotografía en nuestra memoria.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 50
  • 4.55
  • 178

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta