cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
El grito del gamusino
Humor |
06.02.12
  • 3
  • 1
  • 2884
Sinopsis

En busca y captura del gamusino.

- … son de color verde y no dicen nada porque no emiten sonido.
- Muy bien Aireen, a mi también me gustan las tortugas - dijo la maestra -. Ben Saltworks. Háblanos del animal que has elegido.
El pequeño Ben salió a la palestra y se dirigió a sus compañeros.
- Yo voy a hablar del gamusino.
- ¿Del gamusino? - preguntó la señorita estupefacta.
- Sí - dijo acompañándolo con un ademán con la cabeza. -. El gamusino es un animal que solo sale por las noches y emite un sonido así.
El pequeño cogió aire y gritó.
- ¡¡¡WIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!.
La clase rió.
- Así es como gritan los cerdos de mi tío cuando los llevan al matadero - dijo uno de los niños - ¡Jajaja!
- ¡Ben! ¡los gamusinos no existen! - le riñó la maestra.
- Si que existen.
- ¿Sí? ¿y como son? - le preguntó otro de sus compañeros.
- Aun no lo he visto, pero estoy planeando cazarlo y os lo enseñaré.
- ¡Ben! ¡Deja de inventarte cosas! - volvió a espetar la maestra.
- Pe…pero…
- ¡A tu sitio!
El pequeño se volvió a sentar en su pupitre, se giró hacia la izquierda y le dijo a su compañero Mario, que era primo suyo.
- Esta noche dile a tu madre que te quedas a dormir a mi casa. Hoy cazaremos al gamusino - dijo seriamente.
El otro asintió levemente con la cabeza.

- ¡Que tengáis dulces sueños!
Su madre les arropó y le dio un beso a su primo y otro a él, luego se marchó y cerró la puerta. Era de noche y los dos estaban acostados en casa de Ben, éste se levantó de la cama y encendió la luz.
- ¿Vamos a ver al gamusino? - preguntó su primo esperanzado.
- No, todavía es demasiado pronto. Voy a sacar una cosa.
Ben sacó una jarra de agua de debajo de la cama.
- ¡Jeje! Mi madre todavía la está buscando - sonrió mirando la jarra.
- ¿Y para que quieres una jarra? ¿El gamusino es un pez?
- No digas bobadas. Nos beberemos el agua para que nos despertemos para hacer pis por la noche. El gamusino sale tarde. ¡Toma, bebe!
Bebieron ambos y se acostaron.

- Mario, despierta - dijo Ben en voz baja zarandeando a su primo.
- ¿Qué?
- ¡El gamusino!
- ¡Ah! - se sobresaltó al acordarse -. Pero antes tengo que ir al baño.

Mario salió del baño y en la puerta lo esperaba a su primo.
 ¡¡¡WIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!
- ¡Es el gamusino! - dijo Ben emocionado.
- David tenía razón, suena como si matasen un gorrino.
¡¡¡WIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!
- Viene de allí - señaló Mario a una puerta.
- Esa es la habitación de mis padres, no podemos entrar.
- Pero, ¿y si el gamusino es malo y los ataca mientras duermen?
- Tienes razón. ¡Hay que ayudarles!
Los pequeños entraron corriendo en la habitación y allí encontraron a sus padres… en un mal momento…

Al día siguiente en el patio…

- Pues si, el gamusino no era un animal muy grande, ¡pero no veas la fuerza que tenía! Mis padres los sujetaban y entre los dos no podían con el.
- ¡Y al sentirse amenazado atacó a su madre tirando una especie de ácido sulfúrico o algo así! - prosiguió su primo.
- Debía de ser algo peligrosísimo. Menos mal que advertimos a mi madre a tiempo para que lo esquivara. Y recordad, mis padres dicen que es mejor que no hablemos de esto con nadie.
- Es mejor que la gente no sepa de los gamusinos para no alarmar a la población mundial.
- No os preocupéis - dijo uno -. No se lo diremos a nadie, solo a Sara, a Lidia y a Jake.
- !Ah! Y a mi hermano - dijo otro.
- Vale, pero a nadie mas - advirtió Ben
- Palabra.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 49
  • 4.24
  • 623

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta