cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
EL HIJO BASTÓN
Reflexiones |
09.06.21
  • 5
  • 6
  • 795
Sinopsis

La sensación de no tener control sobre nuestras decisiones o tener miedo ante ellas genera un estado de desesperanza, que impide avanzar y alcanzar las metas propuestas.

Julián era el menor de cinco hermanos. Cuando cursó su primer año de educación básica, la maestra detectó en él un trastorno del aprendizaje y lo refirió al psicólogo, quien confirmó la dificultad.

La madre de Julián al recibir el diagnóstico, se negó aceptarlo y optó por retirarlo de la institución educativa e inscribirlo en otra, donde igualmente fue diagnosticado con dicho trastorno, siendo enviado a la escuela de niños con necesidades especiales.

La madre negó la condición especial de su hijo y rechazó inscribirlo en una institución para niños con dicha necesidad y optó por no inscribirlo en la escuela.

Pasaron los años y los hermanos de Julián estudiaron, lograron su independencia y abandonaron el nido, pero Julián quedó en el hogar bajo el control estricto de su progenitora quien le negó el derecho a crecer como persona.

Un día el hermano mayor, quien vivía en otra ciudad llegó de visita al hogar materno y observó que Julián era el bastón de su madre.

—Julián ven conmigo a casa, — dijo el hermano. —Quiero que estudies un oficio para que mañana logres tu independencia.

—No puedo, —respondió Julián.

REFLEXIÓN

Pensar que tenemos el control de nuestra propia vida nos hace sentir libres y capacitados para actuar sin miedo al fracaso, pero si percibimos, que no somos capaz de asumir el control de nuestros actos, irremediablemente seremos bastón y esclavos de nuestras indecisiones.

La sensación de no tener control sobre nuestras decisiones o tener miedo ante ellas genera un estado de desesperanza, que impide avanzar y alcanzar las metas propuestas.

Cuando te inhibes ante situaciones desfavorables o dolorosas, o bien, tus acciones no han tenido éxito para evitarlo, quizás termines sintiéndote indefenso al percibir que no puede cambiar una situación a pesar de que existen posibilidades reales para el cambio. Esta indefensión aprendida tiene sus raíces en la infancia y crece con nosotros hasta limitar nuestra voluntad para el cambio, bien porque alguna vez lo intentamos y no pudimos o tuvimos miedo al riesgo de cambiar.

.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Los mandatos paternos son muy difíciles de ignorar. Por suerte existe la psicoterapia...para ayudar a volar.Saludos
    Es verdad. Esto es como tirarse a la piscina, porque es peor no arriesggarse. Yo pienso que si la cosa sale mal, al menos lo hemos intentado. Yo he sido una persona tímida, pero me he obligado a mí mismo a asumir nuevos retos. Muchas veces me he llevado batacazos, pero o lo intentas o te frustas.
    Muy buena lección. Estoy de acuerdo con Ana Pirela. Gracia.
    Ejemplarizante reflexión sobre la relación: padres e hijos. El egoísmo, desconocer la individualidad de cada quien, aún con cierta discapacidad, hacen en ese tipo de vínculos, las llamadas madres "castradoras", que con tijeras en manos, cortan las alas , de un futuro potencial para sus propios hijos. Saludos Dr. Ramón.
    Si todo fue para tener siempre un hijo dependiendo de ella, o para paliar su soledad, no lo sé. Los hijos son personas independientes cuyo lazo con los padres debería ser el amor... es mi opinión.
    Interesante reflexión, Ramón. De ella se deduce también que a veces los padres, aun con la mejor intención del mundo, pueden llegar a ser un freno para el avance y desarrollo de sus hijos, como sucedió en este caso que expusiste.
  • Nada ha cambiado, solo yo he cambiado, por lo tanto todo ha cambiado. Marcel Proust

    Aprender a vivir es aprender a desprenderse. Sogyal Rimpoché.

    Cierra aquel momento, que aunque haya sido bueno impide continuar el camino.

    Los enfadosos crónicos suele tratarse de personas con dificultades para expresar sus emociones. Detrás de un enfado siempre existen motivos, pero a veces ninguno.

    “Quien tiene un porqué para vivir encontrará casi siempre el cómo.” Viktor Frankl (1905-1997)

    Cuando creas barreras emocionales es, porque existe un distanciamiento entre ti y alguien más basada en la sospecha, desconfianza o temor.

    Quién dijo, que es fácil ser valiente. Ante la amenaza tienes dos opciones, luchar o correr, pero si te sientes atrapado y sin salida, ante la impotencia tu organismo buscará la forma de responder.

    No le pierdas el sentido a la vida

    La sensación de no tener control sobre nuestras decisiones o tener miedo ante ellas genera un estado de desesperanza, que impide avanzar y alcanzar las metas propuestas.

    Hay personas que crean sus propias tormentas y se enfadan cuando comienza a llover.

Jubilado de la medicina, dedico el tiempo libre para escribir, porque escribir es dejar una huella de existencia en el tiempo, Es abrir una ventana al mundo para comunicar pensamientos y sentimientos. Cuando escribo soy yo, como un libro abierto, donde cada palabra escrita expresa mi manera personal de entender e interpretar la vida.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta