cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
el hombre que tan solo deseaba encontrarse solo
Suspense |
24.01.08
  • 2
  • 3
  • 938
Sinopsis

este es mi tercer relato sigue inedito pero lo edito despues asi que porfavor veanlo con ojo critico y muestrenme mis errores, lo que les pareció aburrido, y lo que está mal en sí. por ciierto disculpen sobre poner dos reflexiones casi iguales pero crei que una no se habia publicado pero los dejo con el relato en todo caso:

pdt. no es exactamente suspense pero disfrutenlo (perdonen la ortografía lo redcte en el ipod)

El hombre que tan sólo deseaba encontrarse solo.

Eran las 3 de la mañana y Ricardo vagaba por su oscura casa, como solía hacer recientemente, había adquirido cierto sigilo, se movía pues sino con gracia con una habilidad casi artística que había adquirido, de cualquier modo era inútil, ya que su familia dormía profundamente.Se dirigió al sofá y tomó la libreta en la qué solía escribir esos pensamientos que sólo llegan a uno a altas horas de la noche.
Esa noche escribía de la soledad, esa tan despreciada por muchos pero tan anelada por el, terminando esto navegó en internet y comenzó a escuchar música, de la que sólo oye uno cuando la melancolía transita por sus venas.
-oh amada soledad, como añoro tu vieja compañia- dijose - que estupido he sido al no notar que yo era mi mejor compañia, oh soledad, ciernete sobre mi- rogó el hombre, mas la soledad ya no era su para
el.
-al menos tendre paz hasta la vispera del nuevo día, mas me veré obligado a hablar con quien no quiero, a sonreir al que desprecio, me veré obligado pues, a convivir... Algo que ya no soporto- dijo el sumiendose en la más profunte tristeza y resignación, efectivamente, era el hombre que tan solo anelaba estar a solas.Con el espectral movimiento que le caracterizaba, salió de la casa sin proferir sonido alguno, la calle "alumbrada" por un solitario faro, pareció un paraíso para aquel que abandonado se deseaba."tan sólo quisiera ser invisible" pensó, mas resultó imposible incluso para el, llegó al periférico que solo era transitada por unos pocos autos en aquel momento, hasta esa calle estaba más tiempo a solas que el, pensó. Y comenzó a llorar con amargura, se amaba tanto, pero no podría tener un minuto a solas consigo mismo en su vida, esta idea le aterró, corrió como tratando de huir de ella hasta que se encontró en su casa, seguía llorando mas muy silenciosamente. Subió las escaleras y entró a una de las 4 habitaciones, ella dormía apaciblemente, tomó una pequeña llave del buró y se dirigió al cuarto contiguo, abrió una gaveta y cogió una pistola.La idea de asesinarla corrió interminables segundos en su mente, pero fue rechazada con sus últimos ratros de sensatez, sus intenciones eran otras, no menos perversas. Tomó el arma la cual amartilló con infinito placer, la llevó a sus sienes que palpitaban con intensidad. Se aferró unos últimos segundos a la idea de vivir, mas su destino ya estaba deicido, en un estruendoso estallido, más de lo que el esperaba, la bala perforó su cráneo, empero el no sintió más que un profundo alivio, empero algo no estaba bien, alguien se acercó gritando por auxilio, el solo podía sentir un líquido tibio escurrir desde su cabeza, el lo vió todo pues, como era llevado al hospital, como le daban la noticia a ella, el se despidió de todos su amigos en el entierro, con una expresión de serenidad en su rostro, le llevaron al lugar de su eterno descanso y porfin se vió abrigado por su tan esperada sensación de soledad ya no hab&i
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta