cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

5 min
El huracán Francisco I
Reflexiones |
11.09.17
  • 0
  • 0
  • 74
Sinopsis

El huracán Francisco I.

Por: Leandro  Felipe Solarte Nates

En un país que antes de su visita se estremecía por los escándalos de Odebrecht y el ‘cártel de los togados’ destapado en la Corte Suprema de Justicia y Fiscalía, frases del Papa Francisco, como:  “el diablo entra por los bolsillos”, “no se puede servir a dos señores”, fueron impactantes, al referirse a la corrupción y ambición de bienes materiales como raíz de crímenes de toda clase, incluido el narcotráfico y como fuente de la inequidad y grandes desigualdades que azotan a la sociedad contemporánea, afectada por el afán de acumular riquezas y consumir más de lo necesario a costillas del equilibrio ambiental y la miseria y esclavitud disimulada de millones de personas sobreviviendo en el planeta con ingresos paupérrimos, en zonas vulnerables a todo tipo de desastres y en medio de un clima cada vez más loco.

Su compromiso indeclinable con el proceso de paz con las Farc, y los llamados a no dejarse robar la alegría y la esperanza de los sembradores de cizaña empeñados en perpetuar el odio,  fue refrendado en varias de sus declaraciones y homilías pronunciadas en Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena, donde millones de personas congregadas, demostraron, que a pesar del avance de numerosas iglesias cristianas y de otros orígenes, Colombia, sigue siendo predominantemente católico, practicante o no.

Su insistencia en el perdón, el reconocimiento de los crímenes, la verdad, la reparación de las víctimas y la no repetición, antes que en exigir el castigo drástico para con los victimarios, reforzó el mensaje del perdón que lanzó Cristo desde la cruz y del que quieren apartarse quienes insisten en ser más papistas que el Papa y aliados con los grandes grupos económicos y financieros, enceguecidos por su ambición desbordada  y a los que sirven incondicionalmente desde altas posiciones del Estado, dan más valor a las apariencias, símbolos castigadores y ostentosos de poder, ritos  y manifestaciones externas y públicas de religiosidad, antes que al ejemplo del perdón y una vida sencilla y al lado de los pobres, a los que desde fue elegido Papá, se acercó Francisco, al retomar el nombre del “hermano sol, hermana luna” del santo de Asis, quien en la baja edad media de la actual Italia, abandonó su rico origen para convivir con los pobres y respetar a los animales.

 “la búsqueda de la paz es un trabajo siempre abierto, una tarea que no da tregua y que exige el compromiso de todos. Trabajo que nos pide no decaer en el esfuerzo por construir la unidad de la nación y, a pesar de los obstáculos, diferencias y distintos enfoques sobre la manera de lograr la convivencia pacífica. Que este esfuerzo nos haga huir de toda tentación de venganza y búsqueda de intereses sólo particulares y a corto plazo”. Este claro llamado a la reconciliación en un país polarizado antes de las elecciones presidenciales de 2018, destacó que la consolidación de la paz sin apetitos de venganza debe estar por encima de otros valores y justificaciones después de haber soportado más de 60 años de violencia reciclada con distintos actores y grupos políticos y armados de nombres diferentes; pero en el fondo con los mismos protagonistas, a nombre del ‘Dios’ de la ley,  sirviendo al diablo de la ambición y la violencia originada por el afán de unas minorías en mantener y ampliar sus riquezas y privilegios, afincados en el Estado, pero a costillas de la mayoría de la población y con los más pobres poniendo el grueso de víctimas al ser carne de cañón en ambos bandos.

Pero antes de su llegada, el Papá ya había hecho el primer milagro, al lograr que después de años infructuosos, el Ejército de Liberación Nacional, Eln, aceptara por primera vez, a partir del 1 de octubre, acordar un cese de acciones militares, secuestros y atentados contra los oleoductos, entre otras medidas facilitadoras de consolidar las actuales negociaciones en Quito y llegar a acuerdos definitivos como los alcanzados con las Farc, al lograr su desmovilización armada y vinculación a los procesos democrático electorales como otro como grupo político.

No hay que olvidar que a raíz del Concilio Vaticano II,  la Iglesia católica asumió su compromiso con los pobres y de ese mensaje surgieron miles de jóvenes sacerdotes y misioneros que abandonaron el boato, las misas en latín y vida privilegiada para unirse con los habitantes de barriadas marginales y campos de modernos esclavos de la tierra para participar hombro a hombro en la lucha por sus derechos. Así de los curas obreros de Barcelona, y otras ciudades españolas, siguiendo el ejemplo del cura Camilo Torres, llegaron los sacerdotes Domingo Laín y el cura Pérez que fueron comandantes del Eln, guerrilla en la que caló el mensaje social de la “Teología de la Liberación” que justificó la lucha armada contra los opresores.

El Papa vino a reafirmar el camino de la no violencia, y paz, con equidad y perdón. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
  • 168
  • 4.59
  • 274

Escribo por necesidad de expresar lo que no puedo hablar con mis conocidos y otras personas que nos limitan con su presencia y nuestros temores y prejuicios. El papel nos permite contar historias sin las limitaciones de tener alguien al frente. Me ha gustado leer desde la niñez y empecé a intentar con la narrativa a mediados de la década del 70 del siglo pasado.Soy columnista de algunos periódicos regionales en Locombia. Publiqué mi primer libro "Relatos en busca de Título" en 2011 .

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta