cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
El incesto lésbico de una menor.
Varios |
02.05.14
  • 4
  • 6
  • 148757
Sinopsis

Nadie nos enseña a practicar sexo. Sabemos lo que hay que hacer por instinto.

Con dieciseis años, Anaïs seguía siendo virgen pero estaba descubriéndose a sí misma y la mejor manera era jugando a papás y a mamás con la hija de su tío Antonio, Candela.

Su cuarto era de color malva con muebles en madrea clara natural únicamente barnizada. Tenía una ventana en un rincón de la habitación y enfrente una cómoda donde descansaba el primer disco de Malú y algunos discos de Shakira. Estaba delgada y practicaba danza del vientre lo que la hacía apetecible a todos los hombres, pero era virgen. Dulce Anaïs de cabello castaño mechado de rubio, la niñera de su prima Candela, la virgen apetecible que le gustaba jugar a papás y mamás con una niña de ocho años.

A Candela le gustaba pasar el tiempo con su prima mayor, pero era un tiempo falso con acciones falsas. Cuando se oía el pestillo de la puerta de la calle, Anaïs le preguntaba a que le gustaría jugar aquel día. Todos los días a papás y mamás. Entonces tendrían que hacer lo que hacen las mamás y los papás. Papá Candela entraba por la puerta del cuarto y veía a mamá Anaïs tumbada en la cama, sin preguntar que tal el día se tiraba a la cama, se tumbaba junto a ella y hacía como que dormía, pero mamá Anaïs sabía que los papás no solo hacían eso y cogiéndole la cara la besaba. Acto seguido y cogiéndola por la cadera posicionaba a Candela encima suya y volvía a besarla.

Candela empujaba, Anaïs levantaba las caderas y se besaban, así sucesivamente. El gusto de Candela, el lado derecho de la pelvis de Anaïs. El gusto de Anaïs era la pelvis izquierda de Candela. Anaïs sucumbía al placer que Candela le proporcionaba sin saber muy bien como alguien de ocho años sabía lo que había que hacer. Candela suponía que era lo que había que hacer.

Tras dejar escapar las exhalaciones y alcanzar la cima, Anaïs se levantaba.

  • No se lo cuentes a nadie. Esto es un secreto entre tú y yo, nadie más tiene que saberlo. 
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Encantador y excitants relato que me trae muchos recuerdos de nipez. Quien no ha jugado a papás y mamás. Además muy bien contado. Saludos
    me encantó!
    Me he reído, y en cuanto al final supongo que es un secreto muy gordo y que nadie creería a la niña si lo contase.
    Me ha encantado. Lo único que te podría criticar es que me has dejado con ganas de leer mucho más. Un saludo
    Muy bueno, me divertí leyéndolo
    Me he quedado insatisfecho pero muy bonito, corto pero divertido
  • Que no nos perdamos, amigos.

    Emma ha llegado al punto de no retorno. ¿Dónde está lo que un día fue? ¿Dónde está la chica de pelo negro feliz y con una 120 B que se quería comer el mundo? Es una chica que echa de menos pero es una chica todavía más rencorosa en el fondo de su ser.

    Para abrir un libro primero tienes que cerrar el anterior. Todo es una revolución en la cabeza de Dani. Presa del miedo al abrir la puerta, descubre que no están mala la sorpresa. Las cosas se solucionan o simplemente se dejan atrás, y tal y como está su vida hacerles frente no es muy buena idea. Sus ideas no tienen rumbo pero aún no sabe si va a salir de la habitación en la que se encuentra.

    ¿Qué pasa cuando tras años de amor este se acaba? No sabría como calificar este relato, quizá sea algo dramático pero un tanto romántico melancólico.

    Esteban es capaz de sacarle información sobre Sara hasta al diablo aunque sean las seis de la mañana. Está en Madrid y la vergüenza consume hasta al más sinvergüenza de los humanos y eso es algo que él siempre ha sido.

    Cuando Sara se emborracha salen a la luz secretos que nadie en cinco años se había preguntado excepto ella. Entre ciudad y ciudad, Sara ha tejido una historia que acabó recluyéndola en aquel búnker que pintaba y amueblaba junto con Daniel, contárselo la hacía libre, pero el guardia que la recluyó viene a apresarla de nuevo ¿o no?

    Todos son problemas para Carlos incluida la verdad que Emma ha descubierto. Esteban, Daniel y Sara hacen tambalear su relación, y sabe que no es nuevo. Lo que intenta arreglar se desmorona y lo que hace unos días era algo innovador ahora le hace parecer un idiota. ¿Conclusión es igual a necesidad de reflexión o necesidad de aire fresco?

    Que duro es cuando te enteras de la verdad por una persona que no creías tan cercana como otras. Sara no ha tenido la culpa pero el no sabe aún si lo entiende demasiado. ¿Es mejor arreglar lo que estaba ya roto? Sara está rota por dentro a causa de un amor que la dejó presa del dolor, ¿dónde está su libertad? ¿Acaso es Dani el libertador y la libertad? Dani tiene que arreglar algo que lastima que aún no lo sepa.

    Relato de libre reflexión y conclusión sobre la vida de un político y las consecuencias que conlleva su muerte.

    Cada uno hace lo que puede y Esteban no va a ser menos. Sabe que llevarla a su dormitorio sería profanar el sitio que guarda religiosamente intacto para Sara. Raquel es un alivio y Sara una religión. La espera se hace larga y de repente una idea innovadora baña su cabeza. ¿Donde irá tan deprisa?

Soy estudiante. Me gusta viajar, los idiomas y la música rock. Escribiendo estos relatos mi intención es desahogarme y mejorar mi técnica de escritura.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta