cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
El incesto lésbico de una menor.
Varios |
02.05.14
  • 4
  • 6
  • 149212
Sinopsis

Nadie nos enseña a practicar sexo. Sabemos lo que hay que hacer por instinto.

Con dieciseis años, Anaïs seguía siendo virgen pero estaba descubriéndose a sí misma y la mejor manera era jugando a papás y a mamás con la hija de su tío Antonio, Candela.

Su cuarto era de color malva con muebles en madrea clara natural únicamente barnizada. Tenía una ventana en un rincón de la habitación y enfrente una cómoda donde descansaba el primer disco de Malú y algunos discos de Shakira. Estaba delgada y practicaba danza del vientre lo que la hacía apetecible a todos los hombres, pero era virgen. Dulce Anaïs de cabello castaño mechado de rubio, la niñera de su prima Candela, la virgen apetecible que le gustaba jugar a papás y mamás con una niña de ocho años.

A Candela le gustaba pasar el tiempo con su prima mayor, pero era un tiempo falso con acciones falsas. Cuando se oía el pestillo de la puerta de la calle, Anaïs le preguntaba a que le gustaría jugar aquel día. Todos los días a papás y mamás. Entonces tendrían que hacer lo que hacen las mamás y los papás. Papá Candela entraba por la puerta del cuarto y veía a mamá Anaïs tumbada en la cama, sin preguntar que tal el día se tiraba a la cama, se tumbaba junto a ella y hacía como que dormía, pero mamá Anaïs sabía que los papás no solo hacían eso y cogiéndole la cara la besaba. Acto seguido y cogiéndola por la cadera posicionaba a Candela encima suya y volvía a besarla.

Candela empujaba, Anaïs levantaba las caderas y se besaban, así sucesivamente. El gusto de Candela, el lado derecho de la pelvis de Anaïs. El gusto de Anaïs era la pelvis izquierda de Candela. Anaïs sucumbía al placer que Candela le proporcionaba sin saber muy bien como alguien de ocho años sabía lo que había que hacer. Candela suponía que era lo que había que hacer.

Tras dejar escapar las exhalaciones y alcanzar la cima, Anaïs se levantaba.

  • No se lo cuentes a nadie. Esto es un secreto entre tú y yo, nadie más tiene que saberlo. 
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Encantador y excitants relato que me trae muchos recuerdos de nipez. Quien no ha jugado a papás y mamás. Además muy bien contado. Saludos
    me encantó!
    Me he reído, y en cuanto al final supongo que es un secreto muy gordo y que nadie creería a la niña si lo contase.
    Me ha encantado. Lo único que te podría criticar es que me has dejado con ganas de leer mucho más. Un saludo
    Muy bueno, me divertí leyéndolo
    Me he quedado insatisfecho pero muy bonito, corto pero divertido
  • Hace cinco años Carlos seguía peleándose con su novia, pero al menos tenía una vida con amistad. Ahora vive en Almería alejado de todo el mundo y de los amigos con los que por culpa de su novia se peleó. Adoraba estar en grupo con sus amigos y durante cinco años ha vivido trazando un plan para poder reunirlos a todos sin que Emma, su rencorosa novia se entere. Cabecilla del plan y comandando a Daniel harán lo posible y lo imposible por reconstruir lo que hace años está roto, pero donde hubo fuego han quedado cenizas. Un grupo de cinco amigos ven la vida desde cinco edades distintas y todos perdieron algo aunque solo fuesen a ellos mismos y su amistad entre ambos.

    Hace cinco años Emma tenía una vida repleta de amistad. Pero un día se torció cuando explotó de rabia creyendo que nadie la escuchaba y menos su mejor amiga, Sara, que se había hecho confidente de Carlos, su novio desde siempre. Insegura y desprotegida, Emma presenció el final de la amistad del grupo y en vez de pedir perdón y salvarlo hizo caso a su orgullo y decidió callar y sonreír ante su destrucción. Ella se coronaba reina y vencedora de los ganadores en sus sueños pero perdió más que nadie. Todos serían perdedores de algo, eso estaba claro, pero la que más salió perdiendo fue ella. Un grupo de cinco amigos ven la vida desde cinco edades distintas y todos perdieron algo aunque solo fuesen a ellos mismos y su amistad entre ambos.

    Hace cinco años Daniel tenía una vida, aburrida pero una vida. Pero un día se torció cuando su primera y única novia lo dejó tirado por su ex novio, fue entonces cuando empezó a vivir de verdad, feliz y despreocupado se topó con una pelea de fieras en la que también estaba metido, su grupo de amigos se desmoronaba y no podía salvarlo, su misión ahora es reunir los pedazos que quedan de todos sin que nadie excepto Carlos se enteren. Un grupo de cinco amigos ven la vida desde cinco edades distintas y todos perdieron algo aunque solo fuesen a ellos mismos y su amistad entre ambos.

    Hace cinco años Esteban tenía una vida divertida y despreocupada. Pero un día se torció cuando sus mejores amigos por diversos problemas que hubo en el grupo decidieron hacer sus vidas cada uno en una punta de España. Dispuesto a recuperar el amor de la chica que conoció y a unir a sus mejores amigos no lo tiene todo tan claro. Un grupo de cinco amigos ven la vida desde cinco edades distintas y todos perdieron algo, aunque solo fuesen a ellos mismos y su amistad entre el grupo.

    Hace cinco años Sara tenía una vida. Pero un día se torció cuando su mejor amiga explotó de celos. Carlos, su novio desde siempre, pedía consejo o mediación a Sara entre ambos para arreglar los enfados infantiles que Emma tenía. Pero un día la mediación de Sara salió mal y ésta también explotó salpicando a todo el que había alrededor. Mudándose a otra ciudad, decidió empezar de cero, aunque los fantasmas del pasado la persiguiesen. Sara suponía que el día que todo acabase, todos serían perdedores de algo, pero la única que salió perdiendo fue ella. Un grupo de cinco amigos ven la vida desde cinco edades distintas y todos perdieron algo aunque solo fuesen a ellos mismos y su amistad entre ambos.

    Relato corto y reflexivo. Metáfora comparativa entre el agua, los sentimientos y los golpes que nos da la verdad. Una chica pelea con su mejor amiga por decirle la verdad, al no querer aceptarla le echa en cara los problemas que tiene y empieza así la fractura de tres años de amistad.

Soy estudiante. Me gusta viajar, los idiomas y la música rock. Escribiendo estos relatos mi intención es desahogarme y mejorar mi técnica de escritura.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta