cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

2 min
El jardín
Fantasía |
25.09.08
  • 4
  • 3
  • 794
Sinopsis

En la soledad del jardín sólo se podía ver como la maleza se había apoderado del lugar. Unos ojos observaban desde el umbral de la puerta de hierro, esperando una señal para poder entrar en ese inmenso y dejado jardín. Entonces, a lo lejos, se pudo ver una extraña figura brillante que revoloteaba sobre unos tulipanes naranjas. El niño se dijo- ahora o nunca- salió corriendo hacía ese ser volador, pero cuando llegó tropezó con tan mala suerte que lo asustó. El pequeño se quedó sentado durante horas mirando la dirección que había tomado el asustadizo ser. Sin darse cuenta la oscuridad se había apoderando del lugar, el niño decidió encender la linterna que tenía en el bolsillo e ir a investigar. Ya que su abuelo le había contado miles de historias de aquel misterioso jardín. Se puso de pie sin miedo y empezó a andar entre la espesura durante un buen rato. Cansado y desanimado apagó la linterna, miró la luna llena reflejada en un estanque, metió la mano y al sacarla se le enredó una pequeña flor entre los dedos. La miró fijamente, nunca había visto nada igual, era de oro blanco. La acarició con sumo cuidado y ésta se abrió dejando ver su interior, en el cual se encontraba durmiendo uno de aquellos seres. Era tal la ilusión del niño que se lo guardó en el bolsillo, y mientras volvía a la puerta de hierro sólo pensaba en meterlo en una jaula para que no se le escapara y de esta manera lo podría ver siempre que quisiera. Pero no tuvo en cuenta las palabras de su abuelo- Goren, nunca captures a los espíritus del bosque, son la esencia de la naturaleza. Su libertad es lo que les da vida.-Cuando el niño llegó al umbral sacó su preciado tesoro para verlo de nuevo, pero lo que encontró en su bolsillo fue una flor mustia, sin esencia.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 3
  • 3.77
  • -

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta