cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

2 min
El Jardinero
Reflexiones |
18.06.17
  • 5
  • 0
  • 141
Sinopsis

Maldijo la palabra paisajismo

Parterres repletos de inumerables flores, algunas dificilmente pronunciables, setos con formas cambiantes, segun la tematica impuesta, siete tipos de grava formaban dibjujos y un rio al estilo japones...componian un particular infierno colorido, sus tijeras podaban los setos que nunca dejaban de crecer ,como la angustia interna que este sentia al comprender que no era mas que un jardinero en el eden... 

ese dia el viento cargado de un calor insoportable, parecia chillarle al oido, y de un golpe ,como el manotazo de un niño travieso el cual reclama autoridad paterna; deshizo un monton de hojas que tenia apilado, otra brisa las elevo en espiral... y en la altura maxima, el viento ceso, dejando todas las hojas esparcidas por el jardin.... inmediatamente un tic nervioso en la mejilla le broto espontaniamente, de pronto toda la rabia contenida comenzo a salir de su boca en forma todo tipo de improperios y adjetivos peyorativos para con los dueños del paraiso... se dirigio al sistema por goteo formado por diferentes tubitos que se abrazaban unos a otros como eslavones de la cadena de un reo, y los desmonto a patadas..., entonces intento quitarse el mono de jardirnero, el cual tenia pegado al cuerpo por el sudor... parecia que no queria despegarse de el ,haciendo honor a la frase el habito hace la fraile, se aferraba a su cuerpo , y desesperado por quitarse ese horrible atuendo cogio las tijeras de podar bruscamente y al intentar rajar el mono por la cremallera, sintio terriblemente como el mejor acero de Leroy Merlyn se deslizaba por su muslo izquierdo.. el liquido que comenzo a brotar no era segregado ya por sus glandulas sudoriparas, sino por su arteria femoral , que de una manera cruel e ironica regaba en modo de aspersor el precioso cesped y las hojas desperdigadas, como si el, formase parte del menaje de jardin.

Defecto profesional penso.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 30
  • 4.77
  • 103

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta