cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
El Limonero de la Hacieda
Reales |
18.09.16
  • 5
  • 0
  • 780
Sinopsis

La vida de dos niños y un hombre maduro, tres realidades distintas que quedarán unidas para siempre por el recuerdo de un aroma e irán más allá del tiempo, la distancia y la historia.

Normalmente siempre estoy contento, la gente de esta hacienda viene cada día a regodearse con mi olor y disfrutar de mi sombra, de paso me hacen compañía y sí … esto me hace feliz!.

Me gusta especialmente cuando viene la niña, viene todos los días después del almuerzo, le encanta echarse en el pasto y ver los rayos de sol que bailan a través de mis hojas, que el viento acaricia con suavidad y ternura, mientras se va quedando dormida y cuando se despierta, siempre cuenta cuántos frutos cuelgan de mis ramas … en realidad, aún no sabe contar bien, así es que nunca cuadran sus cuentas con las mías, pero a mí no me importa, yo soy feliz sintiendo la felicidad de la niña.

También viene Martín, él me da pena, vive molesto con todo y con todos. Entiendo que se sienta así, no le ha tocado la más agradable de las vidas y hay algo dentro de él que le molesta más que todo lo demás, algo que ni él mismo entiende y es esa fuerza reprimida que no puede dejar salir, esa necesidad de expresar sus sentimientos, deseos, necesidades, ideales, sueños… y tiene que callar… Martín se está quemando por dentro! Y cuando no puede más, viene a mí, porque aquí conmigo, apoyado en mi delgado tronco, se permite respirar y refrescar sus entrañas por un momento… y así poder continuar.

Ayer también vino Celestino, él no suele visitarme mucho… está muy ocupado buscando tiempo para poder jugar entre las diferentes tareas que le asignan sus padres y sus patrones… Celestino no tiene tiempo para ser niño! Es sólo unos 4 años mayor que la niña, pero como a Martín, a Celestino tampoco le ha tocado la más agradable de las vidas, aunque Celestino todavía no es del todo consciente de ello, y por eso cuando viene, intento desprender el mejor y más fresco de mis aromas, intento mover mis ramas y hacer bailar mis hojas para que se graben en su memoria las notas de felicidad y libertad que puedo desprender… porque quiero que cuando Celestino crezca y sea consciente de su realidad, tenga algún recuerdo hermoso y dulce de su niñez, un lugar en su mente al que volver, un refugio donde encontrar fuerza para seguir.

La niña está creciendo! Hoy ha pegado un brinco y ha alcanzado uno de mis frutos… he tenido que retirar un poco mi rama y muy rápido para no herir a la niña… todavía no… está tan contenta! No hace más que oler mi fruto! Le gusta… qué alegría!!! Ah! Y ahí viene Celestino corriendo y saltando, ha encontrado un momento para ser niño!!! Esta es una de esas rarísimas ocasiones en las que ya nadie le mandará a hacer nada más el resto del día, cuando consigue acercarse a la niña, en realidad consigue volver a la niñez; y aquí los tengo a los dos, jugando y riendo … y yo sonriendo! Los tengo cobijados bajo mis ramas y mi sombra, seré siempre el lazo que hará que uno recuerde al otro… viviré en sus memorias!!!… Celestino consigue pelar parte de la cáscara… están a punto de probarme!!!… jjajjajajjja!!!… espera… aahhhh!!! … jajajajajja!!! Han descubierto lo más inolvidable de mí, soy un sabor inolvidable y a partir de hoy y para siempre, seré parte de sus muecas y risas.

Hoy el amanecer ha sido diferente, hoy algunas vidas se han separado para siempre, no volveré a ver nunca más a la niña ni a su familia, mi aroma nunca más los deleitará, mi sombra nunca más los refrescará, no volverán a oír el canto de mis hojas, nadie apoyará su cabeza entre mis raíces hasta quedarse dormido. Pero no me importa, porque así es la vida y como tal la acepto, además, vivo en la niña y en Celestino, que muy pronto también partirá… y aunque Martín cree que ahora podrá por fin ser, simplemente ser… no sabe que en menos de lo que él cree y espera, estará deseando volver a la vida que tenía ayer … pero no podrá ser! Nunca más…

Y yo seguiré aquí solo, no por mucho, porque nadie cuida ya de mí, pero mientras esté aquí, seguiré regalando frescura, dulzura, fuerza y placer que vivirán en quien se siente bajo mi ramas, brindaré refugio a quien necesite descansar y le daré fuerza para que se levante y siga su camino … enseñaré que para alcanzar los frutos de la vida algún rasguño se convertirá en cicatriz para recordar el esfuerzo … enseñaré que el fruto con el más delicioso aroma y olor puede esconder una ácida sorpresa en su pulpa … y que después de una mueca de disgusto nacerá la más sincera y hermosa de las risas … porque así es la vida … una sorpresa de risas y llanto, porque una sin la otra, la vida no tendría sentido!

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 13
  • 4.56
  • 128

Los sueños son como los libros... siempre están ahí! puede que nadie los mire, los cuide o aún ni los lea, pero... siempre están ahí! y las palabras bailan entre la páginas de los libros como bailan entre mi mente y mis dedos, intentando abrirse paso entre la vergüenza, la timidez y el miedo al fracaso... y he aquí mi primer paso!!! he aquí el comienzo de mi camino en el que el peor fracaso será el haber vivido y aprendido!!!

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta