cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

1 min
El lobo que alimentas
Amor |
18.09.19
  • 4
  • 8
  • 1677
Sinopsis

Alimenta al lobo. Parecerá juego. Él no sabe de eso, lo quiere todo. Y no es un juego de palabras.

Cuento ovejitas para dormir. Plácido y cómodo abrazo la almohada como si fuera una de ellas. Las observo, pasar correteando y brincando simpáticas.

El verde que las circunda es indescriptiblemente bello. Pienso en una campiña en Gales.

Es imposible no alcanzar la paz.

Irrumpe un lobo. Las persigue, las acorrala hambriento.

El agrio olor del miedo me inmoviliza. Grito.

Se detiene, se desentiende de sus presas. Se enfoca en mí. Alocado, sin control, se abalanza, se ensaña. Garras mugrientas y afiladas, colmillos chorreando baba es todo lo que veo. Muerde mi carne, mi cabeza. mis pelos, encuentra un juego con su lengua en mi sangre. El dolor se manifiesta y fluye desde adentro.

Nada es para siempre.

Última mirada, ojos extraviados. Me veo en el espejo. Dientes y uñas bermellón. 

Piel de lobo sobre piel de oveja. Sucia sonrisa de hiena.

No hay sorpresa, noche a noche el lobo vence.

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Hola Roluma cuánto tiempo sin leerte, vaya que este relato está genial, se puede percibir en él la angustia y el terror juntos. Fue agradable leerte esta noche. Saludos desde Colombia :)
    Haz que el lobo, noble animal en el fondo, sea blanco. Ameno relato.
    Excelente Roluma, un placer leerte de nuevo. No puede escapar de la realidad ni en sus sueños, una espiral de destrucción que se siente. Un abrazo amigo
    Me ha gustado. Corto pero brillante. Es, además, metafórico, ya que entiendo que el lobo puede representar cualquier miedo o fobia ancestral, esas que acostumbran a dar forma al escenario de nuestras peores pesadillas
    Sorprendente relato que me ha enganchado hasta el final... Saludos cordiales, Rafa Núñez
    Buena alegoría. Este lobo a todos nos acecha de una manera o de otra. ¡Cuidado con nuestros instintos que gobiernan más que nosotros! Sobre todo cuando tenemos problemas afectivos, A veces hay que negociar con él, a ver qué pasa.
    Excelente Roluma, me gustó mucho, y sus múltiples interpretaciones lo hace aún más interesante. Un abrazo!
    ¿Y si dejamos voluntariamente al lobo que noche a noche venza? Sin oponer resistencia. O el lobo se cansa o nuestro dolor mengua. Como tú dices, nada es para siempre, incluso lo que nos perjudica. Un beso, Roluma.
  • Creación desde los juegos de la niñez a las anécdotas escuchadas en México.

    “La idea es introducir un elemento nuevo a los cuentos tradicionales para que se modifique la historia y surja otra, tal vez con un giro totalmente diferente. Es una propuesta del maestro italiano Gianni Rodari. Si el elemento que se introduce es un elemento de la modernidad, más impacto tendrá en el cambio de la historia” Los invito a esta experiencia lúdica y divertida. A crear ilimitadas nuevas historias. Abrazos, amigos.

    Personajes de un pueblo chico. Anécdotas simples sin ahondar en ninguna particularidad.

    Los prejuicios en todas sus variantes hacen tanto daño como las tiranías, dijo alguna vez el cuentista Martín Gil.

    Las señales siempre están. A veces no tenemos la capacidad de verlas. Otras, las desoímos por conveniencia.

    Desde las tripas. Con el dolor y la impotencia a flor de piel. https://www.pagina12.com.ar/286692-solange-musse-murio-sin-que-su-padre-pudiera-despedirla

    Basado en un hecho real, escribo mi primer fábula como homenaje a los autores de esa gesta. En el centésimo aniversario de la muerte de Don Alois, quien al prohibirle casarse en 1867 con Magdalena sin que alguno de los dos renunciase a su religión, desarrolló la historia aquí contada. Los sucesos fueron el puntapié inicial del Registro Civil y el casamiento Civil en la Argentina y posteriormente del divorcio. Pido Disculpas a Gustavo l. Ruiz ( el mejor).

    ¡Donde está el Dr. Somner?

    El final estaba claro. A veces alguien mete la cola.

    Muchos la describen como único capital. Otros prefieren enfocarse en lo que sucede "en el mientras tanto". Ella sabe esperar. Soledad. Es su juego.

  • 72
  • 4.49
  • 332

Soy águila. De las que vuelan alto. De las que ven sin proponérselo. Tengo maestros de los que no acepto palabras. Tengo lapices que dicen lo que siento. Cuando vuelo mi vuelo, cuando respiro mi cielo.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta