cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

1 min
El lobo que alimentas
Amor |
18.09.19
  • 4
  • 6
  • 574
Sinopsis

Alimenta al lobo. Parecerá juego. Él no sabe de eso, lo quiere todo. Y no es un juego de palabras.

Cuento ovejitas para dormir. Plácido y cómodo abrazo la almohada como si fuera una de ellas. Las observo, pasar correteando y brincando simpáticas.

El verde que las circunda es indescriptiblemente bello. Pienso en una campiña en Gales.

Es imposible no alcanzar la paz.

Irrumpe un lobo. Las persigue, las acorrala hambriento.

El agrio olor del miedo me inmoviliza. Grito.

Se detiene, se desentiende de sus presas. Se enfoca en mí. Alocado, sin control, se abalanza, se ensaña. Garras mugrientas y afiladas, colmillos chorreando baba es todo lo que veo. Muerde mi carne, mi cabeza. mis pelos, encuentra un juego con su lengua en mi sangre. El dolor se manifiesta y fluye desde adentro.

Nada es para siempre.

Última mirada, ojos extraviados. Me veo en el espejo. Dientes y uñas bermellón. 

Piel de lobo sobre piel de oveja. Sucia sonrisa de hiena.

No hay sorpresa, noche a noche el lobo vence.

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Excelente Roluma, un placer leerte de nuevo. No puede escapar de la realidad ni en sus sueños, una espiral de destrucción que se siente. Un abrazo amigo
    Me ha gustado. Corto pero brillante. Es, además, metafórico, ya que entiendo que el lobo puede representar cualquier miedo o fobia ancestral, esas que acostumbran a dar forma al escenario de nuestras peores pesadillas
    Sorprendente relato que me ha enganchado hasta el final... Saludos cordiales, Rafa Núñez
    Buena alegoría. Este lobo a todos nos acecha de una manera o de otra. ¡Cuidado con nuestros instintos que gobiernan más que nosotros! Sobre todo cuando tenemos problemas afectivos, A veces hay que negociar con él, a ver qué pasa.
    Excelente Roluma, me gustó mucho, y sus múltiples interpretaciones lo hace aún más interesante. Un abrazo!
    ¿Y si dejamos voluntariamente al lobo que noche a noche venza? Sin oponer resistencia. O el lobo se cansa o nuestro dolor mengua. Como tú dices, nada es para siempre, incluso lo que nos perjudica. Un beso, Roluma.
  • El amor en tiempos de crisis personales o de los ámbitos políticos donde nos encontramos. Filósofos urbanos, lo que no saben lo inventan, han vivido mucho o poco, tienen la picarda para hacer el comentario justo o la sabiduría de ese poder de síntesis que apabulla. Una historia risueña para aliviar la crisis.

    Sentado, a la sombra de montañas de pensamientos, comenzó a observar un cuadro tríptico del Museo y a descubrir las palabras que el pintor aplastó con su pincel en cada color que estiró por el lienzo. Palabras no nombradas, pero vividas, capital de experiencias del artista. Un gran mensaje pintado para contar. Un gran observador sabe descubrir.

    Un haz de luz que se descompone en el Prisma. Eso somos. Provenimos, tomamos nuestros caminos y ya nada puede reunirnos. ¿O si? "...lo que llamamos azar es nuestra ignorancia de la compleja maquinaria de la causalidad..." -Jorge Luis Borges-

    ¿Que estas dispuesto a entregar ante una propuesta irresistible?

    Luna de fuego. El poder de la luna sobre los estados de ánimo. Vibraciones energéticas. El número 13 en la nunerologia, la muerte y el inicio de una nueva etapa.

    Una historia divertida.

    La botella fue encontrada por pescadores, flotando en el mar cerca de Sagres, Portugal. Acostumbrados a leer mensajes desesperados de auxilio, les llamó poderosamente la atención el contenido de la nota. La esperanza en el amor y la simpleza de las palabras hizo que el regreso a abrazar a sus seres queridos sea mucho más deseado que nunca.

    La ventana deja entrar la luz con que te veo. Lo que veo es demasiado pequeño y grande al mismo tiempo. Estoy sentado distante. Sopesando la situación. Me asombro al encontrar pensamientos que nunca había visto vagar por mi cabeza. Escribo para mí, dibujo para quien sabe quien.

    Las vidas de mujeres y hombres están repletas de historias, que día a día hay que resolver o recordar. Algunas, gratas, otras muchos menos. Algunas propias. Algunas heredadas y las demás. ajenas.

    Un observador anónimo. Un escena demasiado real

  • 55
  • 4.51
  • 336

Soy águila. De las que vuelan alto. De las que ven sin proponérselo. Tengo maestros de los que no acepto palabras. Tengo lapices que dicen lo que siento. Cuando vuelo mi vuelo, cuando respiro mi cielo.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta