cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
El médico
Varios |
14.06.18
  • 4
  • 11
  • 267
Sinopsis

Como de costumbre, luego de cenar, Daniel salió a caminar un rato. Cuando terminó de caminar, se sentó en su sillón favorito a mirar tele, mientras habló con su esposa, él puede hacer las dos cosas a la vez.

Una noche se encontró con Antonio, un viejo conocido sesentón igual que él;

 

—Hola Antonio, tanto tiempo, ¿Cómo estas?

—Muy bien— contestó Antonio mientras tosió muy fuertemente.

—Che, pero yo no te veo nada bien, estas mas flaco, y esa tos es terrible, deberias ir al médico, yo meses atrás, tuve un dolor en el pecho y mucha tos.

—No te preocupes Daniel, yo me hago ver por un médico de conocimiento muy amplio, y según mis síntomas es solo una neumonía mal curada.

—A muy bien, si te estas haciendo ver me quedo mas tranquilo —agregó Daniel— ya que lo mío fue un bulto no muy bueno y por suerte pude medicarme y no pasó a mayores.

 

Antonio siguió tosiendo de manera muy prolongada lo que alarmó a Daniel que volvió a preguntarle;

 

—Pero… tu doctor, ¿No te aconsejó algún estudio para determinar el origen de esa tos?,y  veo que también te duele el pecho amigo.

 

—Tranquilo compañero, mi médico es de conocimiento mundial y con los síntomas ya me dijo lo que es, nos vemos luego.

 

A las dos semanas posteriores del encuentro, Daniel recibió un llamado de la Esposa de Antonio.

Daniel fue al hospital y se encontró con otros amigos y con la esposa de Antonio:

 

—Hola Marta, ¿Qué le pasó a mi estimado amigo?

—Y… lo tuve que traer de urgencia hace dos días, parece ser que tiene una enfermedad muy mala que si se hubiera determinado a tiempo se podría haber tenido más chances de palearla.

—Pero, ¿Se va aponer bien?— Preguntó Daniel.

—Las chances no son muy altas, pero siempre hay esperanzas— contestó Marta.

Luego de meditar lo que diría, Daniel preguntó:

—Dime Marta, Antonio me dijo que se hacía atender por una eminencia mundial, tal vez no importe, y no quiero entrometerme, pero… ¿Quién era ese médico?

Marta, dando un suspiro, le respondió…

—Google Daniel, el médico se llama Google.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta