cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
El miedo
Fantasía |
06.12.16
  • 4
  • 0
  • 945
Sinopsis

 

    Entramos en el portal de la vieja vivienda, la fatigada maquinaria del molino de agua colindante nos recibía en un atronador abrazo, el rítmo atípico de sus estiradas poleas acompañaban el sonido del agua.

   A nuestra izquierda unas desgastadas escaleras de madera nos esperaban, sus secos y desbarnizados peldaños crujían al tiempo que posábamos nuestros pies en ellos, posiblemente competían entre ellos por la vejez. Quique, que conocía bien esta vivienda, me comentaba que estos peldaños se habían quejado toda la vida. A mí, me vino a la memoria el último cuento que mi abuela me contó sobre vampiros en un decrépito castillo. Pero, mordí la lengua y seguí a mi compañero de aventura, no habíamos subido al primer rellano cuando algo pasó entre mis piernas, sí, era una enorme rata, hasta ese mismo día yo no había visto un ejemplar tan enorme, y en esos años era bastante normal ver, sobre todo, ratones corriendo pasillos en las viviendas. Alzo la mirada para seguir el chirrido que entre el sonoro ambiente se dejaba oír, una congregación de enormes roedores nos contemplaba desde el corredor del primer piso, sacaban sus hocicos entre los barrotes de la  desgatada baranda de madera. No daba crédito, mis piernas temblaban, al mismo tiempo que mi corazón quedaba paralizado, quería salir corriendo, pero mi amigo Quique, que había vivido en este edificio unos cuantos años, me agarró del brazo.

–¡No te preocupes, no hacen nada!- Me comentó en voz alta y autoritaria. 

Así que continuamos subiendo las escaleras haciendo de tripas corazón. Nada hay en el mundo que me repugne más que una rata, esta situación para mí no era nada agradable. Tomé los libros de matemáticas y lengua que todavía llevaba tras salir del instituto, y los coloqué en mis manos en posición de ataque, avancé con los dientes apretados entre sí, la boca abierta con los labios tensos para dar la imagen de fortaleza y rabia. Las ratas retrocedían, se entrecruzaban, chirriaban y saltaban, no es una imagen que pueda olvidar nunca. 

Al final llegamos a la última planta, pero mi pregunta todavía era la misma ¿Estarán estos animales a la vuelta?

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 22
  • 4.54
  • 286

Todavía no he decidido a que dedicar mi vida. ¡Ya va siendo hora!

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta