cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
El momento para atesorarte
Amor |
17.11.20
  • 5
  • 2
  • 218
Sinopsis

Siempre he pensado que atesorar un recuerdo de alguien no es solo guardar su persona, es guardar el tiempo y sobre todos los momentos donde esas personas brillaron en tu vida. Un relato corto, de esos que se encienden de la nada y quieres escribir antes de que se vayan como un destello.

El dolor es prisionero en mi interior, sacudiendo sus cadenas en busca libertad, anhelando apoderare del lugar que reserve para ti. Un amplio salón iluminado donde al entrar no lucirás como hoy, lucirás como la primera vez que te vi.

Aquel martes de noviembre, donde el azul del cielo se refugiaba ante la marcha de un iracundo ejercito gris, cuyos soldados descendían una tras otro, golpeando sin clemencia a quienes se armaban con la osadía para avanzar en su territorio.

Nunca me consideré osado, estaba desarmado, avanzando bajo el estruendo de una batalla que desde un principio di por perdida. Hasta ese momento.

Ese momento, tan repentino y mágico como un relámpago, en el que una muralla de cristal se alzo sobre mí, defendiéndome de los soldados y su azote incesante.

No olvidaré ese rostro, sereno e iluminado, aquel cabello llameante cuyo arder no cedía bajo la furia del perturbado ejercito y esos ojos, profundos y amplios como el final del otoño, que daban guarida al temeroso azul del cielo.

No olvidiare esas palabras, suaves y delicadas como la flor más hermosa, que se alzaron sin ninguna dificultad sobre el ensordecedor estallido del trueno, envolviendo mis oídos con una sutil pregunta

— ¿Compartimos mi paraguas?

Hoy el azul del cielo se escapo de tus ojos y el ejercito se instalo en los míos y su legión de soldados avanza sin cesar por el valle de mis mejillas mientras grito a lo alto que me protejas, como lo hiciste aquel día.

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 11
  • 4.59
  • 4

25 canciones cantadas. Ingeniero de profesión. La lectura se torno un refugio cuando me sentí solo, hoy se ha vuelto la compañera que me enseña a diario. Escribo lo que aprendo de ella.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta