cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
El mundo de los paisajes imposibles
Fantasía |
18.10.07
  • 5
  • 1
  • 1809
Sinopsis

Nunca sabes qué te encontraras en tu andar por el mundo de los paisajes imposibles.
Quizás te encuentres un río, y quieras beber de él, hasta que sus aguas se tiñan de rojo sangre y retrocedas, espantado, pero no pasa nada, sólo es sangre, el río se abrió las venas por no llegar nunca a ser mar. Cuando te hayas marchado se las cerrará de nuevo, pensando “¡qué tontería!”, un río desangrado nunca recibe digna sepultura.
Soles del tamaño de estrellas se ríen de las lunas de tamaño de soles que se empujan por el cielo intentando una de ellas reinar. Yo me subí a una, para atisbar el horizonte, pero le dio por menguar y caí, caí mirando como ella sonreía, desvaneciéndose en su ocaso, su última mirada me vio hundirme en mitad de un océano de arena color marfil, donde corrientes negras me arrastraban hasta rocas como colmillos donde varios barcos se estrellaban. De uno salía una voz, “me hundiré con mi barco, o no me hundiré”, una voz que reía, a gritos, casi ahogada por cañones que daban salvas a la muerte blanca que llegaba en regueros negros.
Nadé entre la arena, pateando a aquellos corales que me querían arrastrar hacia abajo, a ese fondo abismal donde reposan los restos de todas aquellas sirenas a quien nadie escuchó nunca cantar.
Si te ocurre a ti, no temas, la arena se cansa, a veces, y se encierra en su habitación de cristal, donde cae de abajo a arriba mientras el Tiempo agita su clepsidra, cansado ya de esperar a que todos los granos caigan. Pídelo y te dejará salir, más joven o viejo, quizás, pero habrás salido de esa y podrás irte de allí, sin que el Tiempo te lo impida, no eres grano que él comprenda.
¿ Ves allí cerca ese bosque? Entra en él y descansa, pero no mires a los árboles, o ellos te mirarán a ti, pobre criatura de brazos caídos cuya raíz nunca está donde debe. Ignórales, cierra los ojos y duerme, pero estate un poco atento, porque el fuego está de caza y si no huyes a tiempo te despertarás en un bosque de cenizas que poco a poco se tornan piedra, los árboles como monolitos, hay quien dice que así pueden predecir y contemplar los eclipses sin quemarse los ojos, pero los eclipses son extraños y no van mucho por allí, les irrita ser predecibles y prefieren esperar a que aparezca un alma perdida a la que arrebatar la luz, o quizás jueguen a la contra, y la iluminen tanto que ascienda, hacia esos cielos tan bajos que suelen caerse de viejos.
¿ Es tu alma una de esas?
Si no lo es, da un poco igual, hay muchas por aquí vagando, y podrás confundirte entre ellas, siempre y cuando no te importe convertirte un rato en espectro, en sombra gris y marchita que gime por los caminos, buscando una encrucijada.
Pero, ah, ¡la has encontrado! ¿Y no tiene indicador? Pues sigue en dirección del viento, móntate en él si te deja y vuela lejos de allí. Deja tu sombra allá lejos, te seguirá si ella quiere, ya no eres un espectro y tu gemir se acabó. El viento te dejará bajarte antes de volverse huracán, y aunque quieras que te arrastre, no le dejes, mantente firme, espera a que arranque los colores del paisaje y se vaya hacia otro lugar. Tú espera, estate tranquilo, el mundo en sepia es viejo y mudo, y no suele durar mucho. La Muerte vendrá a por él, y a por ti si te descuidas, sal corriendo si la ves o dile que estás de paso, un viajero perdido en el mundo de los paisajes imposibles, donde hasta la Muerte es tan extraña que te dirá “lárgate, aquí no hay vida ni Muerte, soy sólo una imposib
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta