cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
EL NARANJAZO
Humor |
27.11.20
  • 4
  • 20
  • 1611
Sinopsis

Se debe estar alerta cuando se va a un cine viejo a ver viejas películas...

        Ésto ocurrio antes de la pandemia, por supuesto.                                                                   Resulta que al dueño, o a los dueños de un cine vetusto en la ciudad donde vivo, de esos cines donde caben mil quinientas o dos mil personas, se les ocurrió hacer varias reposiciones, es decir exhibir de nuevo películas viejas. Los filmes eran "westerns" famosos: "Lo Bueno, lo Malo y lo Feo", de Sergio Leone, con Clint Eastwood, Lee Van Cleff y Ely Wallach; "Shane", de George Stevens, con Alan Ladd, Jean Arthur y Van Heflin; y "Horizontes de Grandeza", de William Wyler, con Gregory Peck, Jean Simmons, Charlton Heston, Carrol Baker, Burl Ives y Chuck Connors. ¡Tres películas al hilo, para no creerlo!  ...y yo entré para verlas, sin dudarlo.

        En la sala había unas cuatrocientas personas más o menos, casi todos tipos. Las poquitas mujeres presentes integraban varias parejas; todos saben que a las mujeres no les interesan los westerns. Los tipos eran casi todos descastados, parias, y como yo soy uno de ellos, allí estaba, claro está.

        Proyectaron primero "Shane", y fue una maravilla volver a verla a plena pantalla. Después encendieron las luces y transcurrió el intervalo. La platea estaba casi en silencio, y yo me acomodé en la butaca, sin nadie en los asientos cercanos.

        De súbito ¡ PIMMM ! ...algo me sacudió la cabeza por atrás y de lado.

        ---¡ Qué carajo ! ---dije, y medio me levanté conmocionado y mirando alrededor. Sólo pude ver caras impasibles, y junto a mis pies una naranja de las grandes.

        Alguien me había acertado un naranjazo en la cabeza. Me senté y sopesé la naranja en mi mano, echando ojeadas a los costados, y pasada la sacudida inicial ya casi no podía aguantar la risa... ¡ Una broma perfecta, seguro !

        Si me hubieran lanzado un coco o un membrillo, me habrían matado; un tomate se hubiera reventado ensuciando todo, pero una naranja es lo bastante resistente y elástica para rebotar sin hacer daño. Por ahí atrás estaría algún amigo mío, o varios, matándose de risa...

        No me quedó más remedio que estarme tranquilo y ver las otras dos películas, En la semioscuridad no me lanzarían otro naranjazo.

        En realidad, me dí un atracón de películas, como cuando era chico. Más tarde, en la columna de gente caminando hacia la salida y después en el vestíbulo, no pude ver ningún amigo ni conocido, por más que escudriñé los grupos de personas que poco a poco se iban dispersando.

        La naranja me la olvidé en el cine y yo, me tuve que quedar con el misterio del autor del naranjazo, y cada tanto me río solo al recordar aquel enigmático incidente.

                                                      ooooOOOoooo

 

 

     

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • José María, que va, al contrario, te agradezco la molestia, pues las nuevas historias, nuevas para mí, si están recomendadas, mejor. Saludos!
    Serendipity 2018: Perdón si soy cargoso, pero me fascina el género, así que te lanzo más títulos como naranjazos: "Hacedor de Estrellas", "Sirio" y "Juan Raro" de Olaf Stapleton; tu compatriota Domingo Santos con "Volveré Ayer" y "Gabriel--Historia de un Robot"; Wilson Tucker con "El Clamor del Silencio", "Poder Extraño" y "Los Amos del Tiempo"; "Universo de Locos" y "Marciano Vete a Casa" de Fredrik Brown; "La Isla del Dragón" de Jack Willamson; "El Hombre Demolido" de Alfred Bester; "La Aguja del Dr.Costigan" de Jerry Sohl; "Los Cristales Soñadores" de Theodore Sturgeon; "Titán Invade la Tierra" de Robert A. Heinlein; "Hijo de Marte" de Cyril Judd... por ahora, hasta la próxima...
    También me interesa este tipo de fantasía; Los desposeídos lo leí hace muchos años y las Historias de Terramar las tengo pendientes de poder volver a leer. Stephen R.Donaldson, George RR Martin, Anne McCaffrey están entre mis libros. Saludos, José María.
    Mario Cavara: Sí, fue un desperdicio dejar la naranja olvidada. En mi ciudad hubo hasta 10 cines en el micro-centro, y después algunos más en barrios alejados... Gracias por el comentario y por leerme... felicidades...
    Un relato divertido. Me hizo sonreír y al propio tiempo evocar esas épocas pretéritas de mi infancia, cuando todavía existían los cines de barrio... Eso sí, en el lugar del protagonista del relato, yo me habría comido la naranja. ¡Me encantan!
    Antonio Velasco Gómez: Con las tres viejas películas y la naranja, fue una noche redonda, faltó una dama en la butaca contigua, pero, no se puede tener todo... gracias por leerme y gracias por el comentario... allá va un saludo...
    Vaya gracioso, o graciosa, quien lanzó la naranja. Saludos
    Nueva valoración: ¿ Sin comentarios ?
    Roluma: Gracias por comentar y por leerme... claro que en estos días, encontrar un cine que reponga peliculas viejas, es casi un milagro... un abrazo...
    Serendipity 2018: Tal vez encuentres "Los Desposeídos" de Úrsula K.Le Guin---"El Nombre del Mundo es Bosque" de Úrsula K.Le Guin---"Más Que Humano" de Theodore Sturgean---"Ciudad" de Clifford Simak... ...Las espadas laser son de "space ópera" (ópera espacial), o sea ciencia-ficción para niños y adolescentes... felicidades...
  • Se debe estar alerta cuando se va a un cine viejo a ver viejas películas...

    Cuento dirigido a una categoría de personas que son el reflejo de cierto día...

    Esta historia de horror creo que no fue escrita por nadie. Me fue contada cuando yo tenía 10 años, junto a otros niños de edad parecida, narrada por una niña un poco menor que yo.

    Yo, que abro los ojos en la oscuridad, y alguien a los pies de la cama, contemplándome...

    Crónica de una excursión por la llanura valaca de Rumania ¿ y quién sabía dónde llegarían...?

    Conocer la luz, pero la luz cotidiana, de todos los días, porque nunca en la vida pudiste usar los ojos, ¿quién puede explicarlo ?

    ¿ Quienes son esos enigmáticos personajes que deambulan por allí, por las calles de la gran ciudad...?

    Las extrañas derivaciones de una simple pérdida de cabello.

    Historia de vidas legendarias... y misteriosos asesinatos...

    Ella era una violinista prodigiosa, y sabía complacer a sus discípulos adolescentes, y guardaba algo bajo los muros de la casona.

nacido 1943-estudio de dibujo ar tístico e historietas, retratista y ca ricaturista trashumante 2000/0l-afincado 2002- 1985 estudios de biología- escritura desde 1972.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta