cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

6 min
El niño de la flauta
Terror |
13.01.18
  • 5
  • 2
  • 136
Sinopsis

Un hombre nos cuenta su experiencia en el Margareth Hotel en las afueras de la ciudad. Su encuentro con el niño con la flauta y su cabreo con este. ¿Que hay detrás de la historia del hotel? ¿De que gran verdad se entera el hombre? ¿Le perdonará el niño?

Me desperté de nuevo a las 6:21 AM, debido a la música que fluía por la atmósfera e invadía mi habitación reservada en el Margareth Hotel. "Para Elisa", la obra maestra de Beethoven sonaba, pero esta vez no como era de costumbre, es decir, de un piano, sino de una flauta. Una dulce flauta que me despertaba cada mañana, de la cuál no conocí el dueño hasta el tercer día, que fue cuando decidí renunciar a volver a caer en el sueño y me levanté para asomarme por la ventana. Era un niño de entre 6-8 años, con el pelo negro y una piel pálida sentado en un banco, tampoco pude verlo bien, debido a que recientemente tenía problemas con la vista. Pensé que quizás era algún hijo de alguien más alojado en el Hotel o simplemente el hijo del director. Se trataba de un hotel pequeño, que tenía unas 15 habitaciones muy bien cuidadas, yo estaba en la número 6 (mi número preferido). Iba a pasar unos cinco días hasta que pasé todo este lío con mis hermanos y todo se tranquilice. Después de contemplar un poco la impresionante actuación del niño, salí para dar un paseo y así conocer al niño, pero este ya se había ido, seguramente era lo hora del desayuno. Por una parte me encantó como tocaba, pero por otra le tenía rabia por haberme despertado ya tres días seguidos, yo necesitaba descansar. Volví al hotel después del paseo que di por el bosque cercano del hotel, un bosque realmente precioso, un bosque que se salvó de la contaminación provocada por este animal maligno llamado ser humano. Me puse a comer en el comedor del hotel, dónde se apoderaba la soledad, estábamos solamente yo y el camarero, quien tenía cara de pocos amigos. Al acabar de comer subí a mi habitación, me quite los zapatos, encendí el pequeño altavoz que llevaba encima y me puse a escuchar "High Hopes" de Pink Floyd intentando así dormir la siesta, necesitaba recuperar las horas del sueño. Cuando ya estaba con medio cuerpo atravesando el "otro mundo", es decir, el sueño, volví a escuchar la maldita flauta invadiendo a Pink Floyd y a mi sueño. Intenté no hacerle caso, pero el sonido de la flauta se hacía más fuerte apoderándose de la habitación, cosa que me enfureció. Finalmente me levanté, salí a pasos rápidos hacía la ventana, me asomé y le dije al niño que se vaya de una puta vez y que lo único que está tocando de verdad son los cojones. Esta vez el niño se había sentado en el banco más cercano de mi ventana. Me miró clavándome aquellos ojos negros, que por un momento me parecieron rojos, bajó la cabeza, dejó caer la flauta y se fue. Noté que tenía algo en la espalda, parecía una herida, un corte probablemente, pero luego pensé que era por la camiseta, había visto camisetas con texturas así. Me tumbé de vuelta a la cama, pero esta vez no pude incluso caer en el estado inicial del sueño, me sentí muy mal por el niño, me daba igual lo que le podía decir a sus padres, los sentimientos del niño me preocupaban más. Bajé en la recepción para preguntar, en que habitación se alojaba el niño junto a sus padres. El recepcionista, quien ya tenía su avanzada edad seguramente, porque llevaba muchos años trabajando ahí, me dijo que hay una familia con un niño en la habitación 12. De inmediato me fui corriendo hacía ahí y toque la puerta. Me abrió una mujer muy bella, de unos 30 años y unos ojos claros como el mar, parecía sacada de un cuento de Disney. Le pregunté por el niño, a lo que ella se extrañó mucho y justó antes de preguntarme que pasa, se oyó una voz de crio acercándose a la puerta preguntando quien es. Me lleve una gran sorpresa, este niño vino en una silla de ruedas, no era el niño que estaba buscando, por lo tanto, pedí perdón y me fui de nuevo a la recepción. Al llegar, le pregunté de nuevo al viejo sobre un niño, pero esta vez añadiendo el detalle de la flauta. El viejo que tenía sus ojos clavados en el periódico, al escuchar "el niño con la flauta", los clavó fijamente en los míos, su cara cambió por completo, el periódico empezó a temblar en sus manos y vi que en sus ojos se apoderaron las lágrimas. Con la voz tenebrosa me contó un poco lo que había sucedido en este hotel hace unos veinte años.
El niño de la flauta se llamaba Chris y había sido asesinado hace unos veinte años por su loca madre, después de que la despertase varias veces con la música de la flauta. Su madre salió del hotel, pasándose antes por el comedor para coger un cuchillo, el cuál clavó en la espalda inocente del pobre niño propinándole posteriormente varias puñaladas hasta matarlo. Eran alrededor de las 6:20 AM. La madre y el hijo se habían alojado en la habitación 6, si en esta... El viejo me dijo de que muchos que se alojaron posteriormente en esta habitación habían visto al niño, pero yo tenía suerte, porque muchos disfrutaban de su actuación dentro de la habitación.
Cuando escuché esto, sentí mi corazón rebelándose  como cuando me bebía cuatro tasas de café por la mañana, iba a unas 150 pulsaciones seguramente, sufrí uno de los miedos más grandes de mi vida. Me sentí muy mal, porque mi reacción fue muy parecida a la de su madre, en esto momento yo también quise matarlo, pero no en el sentido literario. No quise pasar ni una noche más ahí y más después de haberle dicho esto al fantasma, por lo tanto, recogí mis cosas y me fui de ahí. Cuando arranqué el coche y salí, vi a través del retrovisor al niño, quien esta vez aguantaba su flauta con una mano y con la otra se despedía de mi...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Buen relato. Engancha de principio a fin. Buena trama y buen final. Lo disfruté. Un saludo.
    Una conmovedora historia de terror. La trama esta muy buena! La disfruté un monton. Saludos Stanger23 ;)
  • Hay algo que me da más asco que cualquier cosa...

    Caso de Bullying ficticio, pero muy cerca a la realidad...

    La pequeña Nancy escucha un fuerte ruido dentro de la casa. A pesar de estar muerta de miedo, sale a investigar para encontrarse con el origen del ruido. No le asusta para nada, de hecho le alegra, pero a cualquier otro le traumatizaría...

    "29 de marzo de 2007"

    Una pareja muy inusual decide irse a pasar el día en una cabaña alejada de la ciudad. Cuando están a punto de cumplir una fantasía sexual, alguien les corta el rollo. Alguien quien les observa con ganas. ¿Pervertido o algo más?

    Finales de los años 20, el crack del 29 se ha apoderado del mundo dejando a miles de personas en la miseria. Sam un amante de las muñecas de madera es obligado a vender las suyas para poder conseguir de comer. Más tarde ve una muñeca que le da mil vueltas a la suyas, para él es muy diferente a todas las demás. No se puede hacer ni la más mínima idea de lo diferente que es...

    Francis es un chico relleno, no popular, sin amigos y una presa fácil para los matones. Está enamorado de la chica más guapa de la escuela y cree que es imposible llegar a algo con ella hasta un día...

    Un hombre cansado del trabajo se despierta de un ruido muy inusual proveniente de su baño, pero no le hace caso. Posteriormente su tranquilidad es invadida por unos gritos aterradores, gritos que el consigue explicar o eso se cree...

    Historia contada en primera persona por un hombre exitoso en la vida que está punto de morir de la peor manera. La causa de su estado es un completo misterio e increíble para muchos incluido el mismo. ¿Un anillo?

    El amor nos vuelve locos...

  • 41
  • 4.51
  • 364

De Bulgaria. Mi existencia tiene 21 años.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta