cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
EL PASAJERO 2
Terror |
29.01.13
  • 4
  • 5
  • 3989
Sinopsis

Por la cabeza de Paloma desfilaron varias conjeturas sobre la naturaleza del asunto, dudando si se encontraba ante un loco peligroso o ante un bromista de muy mal gusto...

Por la cabeza de Paloma desfilaron varias conjeturas sobre la naturaleza del asunto, dudando si se encontraba ante un loco peligroso o ante un bromista de muy mal gusto. Decidiendo finalmente que, fuera lo que fuese, no parecía persona propicia para entablar una relación amistosa, la joven maestra pisó el embrague para meter la marcha atrás.

El individuo bajó los brazos y se aproximó al coche con pasos apresurados. Antes de que Paloma pudiera reaccionar, sorprendida por su brusca movilidad, el hombre abrió la puerta y se introdujo dentro del vehículo. La inquietud de antes dio paso al miedo y Paloma se temió lo peor. Escenas de películas y noticias de asaltos, violaciones y macabros asesinatos estallaron en su mente en suscesivos fogonazos. Su corazón volvía a latir con fuerza y un reptil helado y viscoso comenzó a deslizarse por su estómago, su vientre y sus piernas. La angustia y el pánico la inmovilizaron momentáneamente.

Luego, tras unos segundos que parecieron interminables, y después de constatar que el invasor no se mostraba agresivo, Paloma se tranquilizó un poco y decidió enfrentar la insólita situación pidiendo explicaciones al individuo por su incalificable actitud. Al fin y al cabo, no está nada bien andar por ahí asustando a la gente de noche y colándose en el coche de uno sin preguntar como si fuera un taxi en hora punta. Así que, respiró hondo y se volvió hacia su singular pasajero: Este parecía haber recuperado su pertinaz inmovilidad y permanecía impasible mirando al frente, con las manos cruzadas sobre el regazo.

Paloma carraspeó, intentando que su voz sonara tranquila:

       - ¿Qué quiere?.

El individuo contestó sin girarse:

      - Lléveme a San Martín, por favor- su voz sonaba ronca, pero educada.

      - Pero....

Paloma trató de elegir con cuidado las palabras. Se sentía como una equilibrista caminando sobre un hilo muy fino, tendido sobre un barranco sin fondo. Cada sílaba era un paso que podía arrojarla al terrible vacío, acechante bajo sus pies. Sorprendida ante aquel repentino cambio de modales, la brusquedad de antes y la amabilidad de ahora, Paloma se quedó un momento indecisa. Abrió la boca para replicar, pero en vez de eso, asintió, puso la primera y aceleró suavemente. Al fin y al cabo, San Martín quedaba cerca, unos tres kilómetros, más o menos, y el tipo ya no parecía tan peligroso.

El viento y la lluvia habían arreciado y caía un auténtico diluvio, de forma que los limpias apenas daban abasto y la visibilidad se había reducido considerablemente. Por un momento, Paloma tuvo la sensación de estar participando en una mala película de miedo: la noche, el viento, la tormenta, el singular pasajero; todo parecía preparado para crear el adecuado clima donde desarrollar la representación. Bueno, se dijo para si, esperemos que, al menos, la película termine bien. Como para asegurarse de que esto sería así, miró de soslayo a su acompañante y se encontró con unos ojos helados que la escrutaban maliciosamente.

      - ¿¡ Qué !? - Paloma respingó y estuvo a punto de perder en control del coche.

      - Me bajo aquí- susurró él, moviendo apenas los labios.

      La chica detuvo el coche y se encaró con su pasajero. La expresión de amenaza que había creído leer en su rostro y que tanto la había asustado, había desaparecido. Ahora la miraba con una expresión mezcla de miedo y sorpresa y la joven casi sintió pena por él.

      - ¿¡ Aquí !? - Paloma señaló incrédula el desolado paraje, azotado por el viento y la lluvia- pero...¿ no quería ir a San Martín?.

El pasajero volvió a mirar al frente y señaló la pronunciada curva que, unos metros más adelante, partía un bosquecillo de pinos y abedules. Luego habló y lo hizo con naturalidad, la voz ronca y educada, sin modular.

      - Iba a San Martín, pero me maté aquí y no pude llegar.

La joven maestra parpadeó, mirándolo sin comprender. No había oído bien; es decir, sí había oído, pero claro, aquello no podía ser.

      - Perdón,...¿ Qué ha dicho?. Me parece que no he entendido bien.

El hombre se volvió hacia ella y la miró directamente a los ojos. La expresión de dolor y pena se había acentuado en su demacrado rostro. Habló otra vez y su voz, lejana y cavernosa, estremeció a la joven:

      - Me maté...Hace un año que estoy muerto...Y ahora...debo regresar.

                            CONTINUARÁ.......

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Compañero Castelao, buenas noches. Por fin tengo un rato de solaz nocturno. Me dejé a medias este misterioso "PASAJERO", y quiero acabarlo. Bueno, me sigue pareciendo muy interesante tu texto: muerte y éxtasis transportada a ese lugar donde quedó un cuerpo... y me voy al final, a ver qué pasa. Un gran saludo- stavros
    Te pilló cogerle el hilo porque el comienzo de la historia es el relato "La biblioteca del diablo", que está como relato del ebook "El secreto de las letras" en amazon. Es un relato que sigue en mis historial de tusrelatos, pero solo el inicio, el resto lo quitó la editorial al publicarlo.
    Te sigo...
    Escribe tus comentarios...Pues parece que si tiene continuación, me voy al siguiente.
    Lo reconozco, he sentido un escalofrío al leerlo. No era un loco peligroso ni una broma de mal gusto. Magnífico golpe de gracia. No lo esperaba.
  • Mi nombre es John McKane y ésta es mi historia. En pleno uso de mis facultades mentales, paso a relatarles los inquietantes acontecimientos que me tocó vivir la última Noche de Difuntos, hace hoy exactamente un año.

    Las guerras dejan muchas heridas; a veces, las peores son aquellas que no se ven...

    Desde siempre, las noches de Luna llena han sido escenarios abonados donde germinan las historias más singulares...

    42 minutos....2.520 segundos....ni uno más, ni uno menos... es el tiempo que tiene José Villamañe para localizar el cofre con los 7 lingotes...

    HORA: 20.00…Transcurrido: 660 min…Restante: 117 min.

    HORA: 18.40…Transcurrido: 580 min…Restante: 197 min. José Villamañe tiene algo más de 3 horas para encontrar el cofre con los 7 lingotes de oro.

    Y en búsqueda de los 7 lingotes, llegamos al capítulo VII. A medida que se acerca el final, la carretera se empina cada vez más y las curvas retorcidas se vuelven más traicioneras por momentos...

    Cada vez más cerca, cada vez más cerca...pero aún tan lejos...cuidado...porque el tiempo es oro...

    Enigma tras enigma, José Villamañe sigue aproximándose a ese tesoro oculto...

    Paso a paso, enigma tras enigma, minuto tras minuto, José Villamañe sigue acercándose al preciado tesoro con un valor estimado de 252.000 euros.

  • 122
  • 4.54
  • 180

Desde niño, he tenido en los libros a mis mejores amigos y "quién tiene un amigo, tiene un tesoro " ; al día de hoy, sigo buscando cofres enterrados y disfrutando del botín. Os invito a conocer mi blog: castroargul3.blogspot.com.es

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta