cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
El rayo verde
Reales |
22.07.10
  • 3
  • 5
  • 1587
Sinopsis

Formas parte de él y él de ti, pero la mayoría de las veces, no lo ves... ya sea porque me descubres o porque te despides de mí.





Quizás este sea un mundo imperfecto. Puede que la oscuridad se equivocara y engendrara en piedras lo que pertenecía a las estrellas. Hasta es posible que la tierra fuera firmamento bocabajo y la jungla un desierto de cangrejos sedientos de leche.
Pero nada es y podría ser… mejor de lo que ya es, porque en su defecto, nace la rareza de su belleza.
Sea de luz o de sombra… No es el párpado el que debe reverenciarlo con su danza de sueños cansados, sino la ceguera del ser sin rostro que hasta en el silencio, oye melodía en el ocaso y siente deslizarse cristalinas lágrimas de luna sobre mejillas de roca ojerosa al amanecer.



Todos, vínculo de una red tejida con retazos de costilla anciana. Unidos a un rol que nos hace libres y hermanos de la misma madre.

No estas solo…






Puedo sentir tus sentimientos. Puedo sufrir los arañazos de tu alma, disfrutar tus ensoñaciones de águila, abrazar tu milenio junto a mí, siempre junto a mí, conocida, parte de ti, amor, para calmarte con escondites y gallinitas ciegas.
No es cuerpo lo que vibra. Es tu existencia que susurra con alas extintas. Despierta y no desistas, descansa, basta por hoy de desvivir. Esperare a que desnaturalices un día mas el mundo, para encontrarte en lo onírico que hace de la vida, vida, y recordarte como cada delirio diurno, es una pesadilla del nocturno. Mimare tus asperezas con toques de picaresca humilde, hasta que me reconozcas, tuya, para luego permitirte olvidarme un crepúsculo más.

Al bostezar el gallo, un rumor de mis plegarias a tu oído… una caricia en palabras que…

“Duerme, mi vida, duerme…
Abre los ojos.”







Puede que la luz se equivocara y engendrara en estrellas lo que pertenecía a las piedras. Hasta es posible que el firmamento fuera tierra bocabajo y el desierto una jungla de cangrejos sedientos de agua.
Pero al menos, sé quien soy, sé quien eres… y sé donde encontrarnos.

Nada es y podría ser mejor de lo que ya es… porque en su defecto… nace la rareza de su belleza.
¿Dónde más si no, se podría soñar vivir a la vez que se vive en un sueño?

      
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • no lo entendí
    A mi me ha gustado. Un saludo
    Me ha encantado. Creo que para mi es uno de los mejores relatos que he leido por aqui. En serio; deberias de seguir escribiendo este tipo de relatos porque te defiendes muy bien en la materia. No escuches las valoraciones malas, solo son envidiosos. Saludos!
    Pues a mi me ha gustado... un saludo
    Se me cae el alma a los pies cuando leo cosas como esta. Parece que tenemos un sarampión de textos "poéticos" lo más difícil que hay, con lo que pocos escritores consagrados se atreven. Lo siento pero suena gratuito, por muchas vueltas que le des no encuentras el sentido. No basta con coser algunas palabras que suenen más o menos bien, Hay que tener claro como van a llegar a un lector atento y predispuesto. En fin, igual soy yo que no capto determinados tipos de "belleza"
  • Este es un giño a toda esa literatura femenina dedicada a hombres y escrita por hombres. Siempre se ha dicho que la mujer es complicada. Está bien. Pero ¿Cuánto de complejos podéis llegar a ser los hombres? Sin ánimo de ofender, ofrezco abiertamente lo que la mujer siente y no dice con respecto a ese tema. En este texto se habla generalizando. Evidentemente hay hombres maravillosos que no pecan de ninguno de mis argumentos. Mi relato es un “intento de literatura” masculina, dedicada a mujeres y escrita por una mujer.

    Somos así de ilogicos. No le encontramos sentido a un encuentro "fortuito" que rompe esquemas y pretendemos encontrarselo al deseo de ocultarlo entre los recuerdos carentes de sentido, porque nos llega al alma.

    El título, como habréis notado, es la clásica contestación que se ofrece ante la impotencia de no poder o no saber cómo dar más de sí mismo a alguien que lo da todo. Es mí toque irónico a un tema serio. Solo es un título.

    Cuando la muerte llega, lo hace sin avisar. Si alguna vez teneís dudas sobre el por qué o el para qué estais aqui, preguntadle a alguien que conozca su fecha de caducidad. Quizás os sorprenda averiguar que no es precisamente esa persona a la que preguntais la que se muere.

    Formas parte de él y él de ti, pero la mayoría de las veces, no lo ves... ya sea porque me descubres o porque te despides de mí.

    Mucho que decir y poco con lo que contar para expresarlo... Lo intenté... pero... prefiere seguir siendo anónimo... y yo... respeto su voluntad. (Dedicado a unos amigos que saben ver más allá de sus narices) F-L para vosotros, porque veis donde todo lo es y nada lo parece.

    Es lo que debe ser y en ello encuentro el camino para decidir no ser ejemplo. No pienso permitirme ser de acero y fuego. He encontrado la salida a este infierno y aun sin piernas, arrastraría mi esperpento olvidando mi sangre sobre tu alfombra, con tal de demostrar que en mi debilidad soy fuerte e innegable como el viento. Porque la duda no atiende a razones. Somos tu víspera, tu llegada y tu espera, síntomas de un complejo engaño que nos zarandea… pero también somos tu aliento… y en su aroma despierto, encuentro la fortaleza para luchar por ser aguja en un pajar lleno de escamas.

    Es verídico, el sol no sale todo el año por el este y se pone por el oeste. Reconozco que resulta ser una hermosa visión metafórica, pero es más que eso, es una realidad, una peculiaridad de nuestro continuo movimiento en el espacio... un espacio que no dominamos, un movimiento al que estamos sometidos :-)

    Cree lo que necesites creer. Si supone un esfuerzo olvidar es que vives tu presente en un recuerdo.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta