cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

4 min
El Reino
Varios |
06.12.17
  • 4
  • 2
  • 56
Sinopsis

Sonaron sus voces melodiosas, eran quinientos demonios en mi búsqueda, abrirían mi pecho rompiendo mis costillas. Sacarían todos mis órganos y me alimentarían con ellos. Entonces moriría feliz a tu reino….casi puedo escuchar tu voz.

(glory, glory, glory)

Hoy se alza mi reino… fuerte, fuerte, reino…

La victoria del más fuerte, las ofensas de las tierras que flotan me hacen enfurecer, arde entre llamas, tuerce ese cuello y revienta esa cabeza… ¿ahora puedes ofenderme allí? Mi reino se levanta entre las llamas, castillos de fuego y soldados de odio… como la vida de una vela se apaga consumida por la flama, raíces de mal cortadas por cegadores… ofensas que son como veneno, ¡dinamiten a esa mujer! Reino de caras falsas, el balance de la noche y pesadillas… ideales que son solo dolor, cava tu tumba en los sitios de los hombres… toma el arma y carga hacia un nivel de pesadillas…

¿Mis rivales son quienes? La victoria florece y las tierras se ensangrientan, quisiera soltar este lazo de luz azul, quisiera ser fuerte y que mi rabia flote, rejuvenecer en el odio… ¡ay! Los que se comprometen con la muerte deja de ser hombres, toma el arma devora almas y acaba con todos.

El hombre no tiene voz, siempre con esa misma horrible canción, tormento de los infieles que arden en el fuego del pasado ayer…

“Déjame, déjame, déjame”

Desperté, mientras la oscuridad devora una parte de él, ¿Quién es? ¿Soy yo? ¡Es a mí a quien devora! Pero soy listo, es lo que deseo… la vida es un brillo engañoso, es extraña…

“Muerte que danzas en el brillo de la luna, que mi mente sea el lich de la venganza, sacrificio para los que amaron y fueron engañados… para los que fueron entregados a los lobos… quiero ser su batalla, batallón de muertos que brillan en la sombra de la eterna noche… demencia que devora mi cuerpo… yo…”

(Desaparece)

Cuenta la leyenda que la noche dio a luz un lich de la sustancia herética, el tiempo lo hizo florecer de la sangre del suelo del continente, o así leí. Como la rosa del infierno floreció, su verbo, el destino y el juicio.

Caminó entre los muertos con sus voces hablando de muerte en su cabeza, se quería vengar de quien rompió su alma mas allá de que la muerte le atara. Quería hacerle sufrir abriendo agujeros en su piel y lanzando acido que le quemara por dentro sin matarle, sufriendo… para que sintiera lo que sentía… el rezo monstruoso le hablaba blanqueando sus, sus manos por el odio que le mueve como una marioneta…

El reino eterno que debe agitarse, el reino que debe despertarse de las pesadillas, muerto artista ahogado en el odio de su alma, ángel de alas rotas abandonaste todo por el amor, ¿Acaso el amor te salvara? ¿Acaso el atroz dolor rindiera ante este? No, caballero de muerte, la muerte es un contacto suicida con la vida, remídete caballero y despierta a las pesadillas de tu propia realidad, ergo la fuerza del odio la misma que te mueve y te envía hacia los cofines del más allá.

La muerte te santifica entre tu corona de metal ardiente, oxidada yace en tu cabeza…

Tu odias, tu odias solo odias, rey de los asesinos, levanta tu espada de metal y arrastra los mundo y no compadezcas a los mortales, hunde sus cuerpos en el lodo de tu propia alma, vacía sus miedos y viértelos rey sagrado de la luz de la demencia, tú, rey de la locura ve por el mundo sesga a las lacras que rodeada a la luz y cubren de sombra el mundo. Basuras mentirosas de lenguas viperinas que miente en tus orejas y cosquillean a tu risa de locura.

La virtud celestial, de tu ley única hombre de armada contra todos los que escupieron en tu cara.

— ¿Acaso la libertad que predicas se te puede dar a ti? La libertad que predico yo y la tuya significa muerte.

(Música estridente)

-Principio del fin—

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 36
  • 4.66
  • 197

Un soñador con la visión de un mundo que conoce sus escritos y disfruta de ellos añadiendo el valor para seguir escribiendo… un soñador el cual sus libros dejan de ser cadáveres incompletos y se vuelven gigantes para los pies cansados de sus lectores… un soñador que escribe (un escritor)

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta