cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
El reino de Talión (Parte I: La muerte del rey de Talión)
Fantasía |
15.02.14
  • 3
  • 7
  • 970
Sinopsis

Tras la muerte de Arnold IV, último rey del reino de Talión, dos personas serán candidatas al trono. Una de ellas es su única hija de dieciséis años, la princesa Elayne, mientras que la otra, es Leopold, su hermano, que tiene unos malvados planes para el reino y que todos en el reino desconocen. ¿Quién de los dos será nombrado como nuevo rey o reina de Talión? (Parte 1/5)

♦ PARTE I: LA MUERTE DEL REY DE TALIÓN ♦

 

El viento gélido azotaba con fuerza las laderas del valle Talión. Allí, el sol era un desconocido y todos los días solían ser de un color gris.

El castillo de Talión, en lo alto de la colina, destacaba sobre el resto del valle. El pueblo, el bosque y los lagos rodeaban el imponente castillo.

Cuando llegó la primavera, el rey de Talión, Arnold IV, cayó enfermo. El médico afirmó con seguridad que no le quedaban muchos días y que debía nombrar un sucesor al trono.

Arnold IV tuvo cuatro esposas distintas, dos de ellas estériles.  Una de las restantes, falleció durante el parto, mientras daba a luz a una niña preciosa, llamada Elayne. Su última mujer se quedó encinta de un varón y de una mujer. El varón no llegó a nacer con vida, y la niña murió meses después del alumbramiento.

La única esperanza del rey de Talión para mantener su reino, era su preciada hija Elayne. Sin embargo, Leopold, el hermano del rey, también era candidato para alcanzar el trono.

Leopold tenía pensado un futuro devastador para el reino de Talión. Cambiaría las normas, las costumbres y obligaría a los habitantes a trabajar más de lo que ya trabajaban. Lo que ocurre, es que Arnold IV desconocía el plan de su hermano por completo. Y no sólo él. Nadie en el reino era consciente de los planes de Leopold.

La joven Elayne tenía tan solo dieciséis años. Y todavía ni se le había pasado por la cabeza el hecho de ser reina de Talión.

Arnold IV afirmó que tras concluir los días oficiales de luto por él, se celebraría la coronación de su hija, a no ser, claro está, que ella le cediese la corona a Leopold.

Y seguramente, Leopold sería capaz de cualquier cosa para conseguir el trono de Talión.

 

-¡Princesa! ¡Venga rápido!-gritó una criada presa del pánico.

La princesa Elayne se había despertado hacía escasas horas y se sobresaltó ante la llamada de Peach, una de las criadas.

Peach le condujo hasta la habitación real dónde el rey Arnold IV se hallaba tumbado en la cama.

-Acércate, mi pequeña.-Le pidió a Elayne.

El rey de Talión estaba pálido. Apenas podía respirar adecuadamente y su tono de voz advertía de su cansancio.

-Ha llegado mi hora.-Susurró.-Sé que llevas tiempo preparándote para este momento.

La joven asintió pero fue incapaz de contener las lágrimas que recorrían sus mejillas.

-Quiero que sepas, que si no quieres, no voy a obligarte a que me sucedas en el trono.-Dijo él.-Hagas lo que hagas, tomarás la decisión correcta.

La joven le agarró de las manos y esperó a que su padre hablase de nuevo:

-Te quiero muchísimo Elayne…

Sus últimas palabras se redujeron a un leve susurro que terminó con la expiración del rey de Talión.

-¡Yo te quiero más padre!-Dijo la joven echando a llorar.

 

Al día siguiente, todo el valle de Talión lamentó muchísimo la pérdida del rey. La joven Elayne decidió que tenía que ceder el trono a su tío. Sin darle vueltas, se dirigió a casa de su tío acompañada de dos guardias. Una vez que llegaron, la princesa rogó que le dejasen sóla.

Elayne avanzó hasta el jardín y fue entonces, cuando divisó a dos personas. Una de ellas era su tío, sin duda, y la otra correspondía a William, un fiel amigo de su padre.

La joven se acercó a unos arbustos y se escondió para escuchar la conversación.

-¡Por fin!-Exclamó Leopold. -¡Por fin voy a ser rey!

-No sé si se da cuenta, pero hay un pequeño inconveniente…-Dijo William.-Y es la hija de su hermano, la futura reina.

-¡Pues claro que lo sé!-gritó Leopold.-Pero no te preocupes, ella no va a suponer ningún problema…

Elayne se hallaba atónita ante las palabras de su tío. ¿Cómo podía estar tan seguro de lo que decía?

-¿Y cómo está seguro de ello?-preguntó William.

-Esperaré primero a que me ceda el trono…-Respondió.-Si no lo hace, tendré que conseguirlo de otra forma.

-¿Y cómo lo va a conseguir?

Leopold sonrió. Estaba totalmente seguro de que él iba a ser el próximo rey de Talión.

 

(Continuará…)

Próximamente Parte II: La hechicera

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Vimara* Perdón.
    Gracias Virema. Sí, yo también considero que voy desarrollando la trama lentamente pero con el fin de que se cumplan las cinco partes. Un saludo.
    Gracias Leire. Pues si te digo la verdad, Juego de Tronos es una serie que tengo pendiente de ver desde hace ya tiempo. No he visto todavía ningún capítulo. Un saludo.
    Gracias Ris. La verdad es que una de las categorías de la narrativa que más me han gustado siempre ha sido la fantasía y disfruto mucho escribiendo sobre ella. Una de las ideas principales de este relato era describir poco a poco las distintas partes de este reino mágico. Un saludo.
    Veremos a ver como va el tema. Tal como escribo yo me parece que la acción va muy lenta, pero eso es problema mio.. jaja.
    Me ha recordado a juego de tronos. Esta muy bien, me ha gustado.
    Uy, uy, se la va a intentar cargar, claro. Seguiré mirando, a ver si voy encontrando el resto de las partes de este cuentecillo :) Además, espero que en los próximos capítulos salga un poco más de este reino de Talión. Y nada, ¡nos leemos, claro!
  • Una carpeta que contiene documentos cargados de información que puede originar algo tan espeluznante como una revolución... está en buenas manos, sí, pero es perseguida por aquellos que quieren sacarla a la luz. ¿Qué es lo que ocurrirá?

    Cada día veo a más gente que se siente abatida por la vida. Esas personas que piensan por un instante terminar con su vida, y dejar de un modo u otro, de sufrir. Sabemos que el sufrimiento es nuestro peor enemigo, aquel que nos lo hace pasar mal, aquel que nos hunde, pero la verdad, la verdad es que no es invencible, y puedes combatirle.

    De la tristeza que me ahorré gracias a la inocencia... (Relato ficticio)

    Relato sencillo en el que mezclo ilusión y realidad, fundiéndolos en lo mismo. Espero que os guste.

    ¿Cómo se sentiría una persona que organiza una salida con un inesperado final trágico?

    [...]Y en ese momento, justo cuando dirijo mi vista al frente, la veo. Es una figura femenina. Está de pie, desnuda dentro del agua. Perplejo, la contemplo. Es bellísima.[...]

    Tras la muerte de Arnold IV, último rey del reino de Talión, dos personas serán candidatas al trono. Una de ellas es su única hija de dieciséis años, la princesa Elayne, mientras que la otra, es Leopold, su hermano, que tiene unos malvados planes para el reino y que todos en el reino desconocen. ¿Quién de los dos será nombrado como nuevo rey o reina de Talión? (Parte 2/5)

    Tras la muerte de Arnold IV, último rey del reino de Talión, dos personas serán candidatas al trono. Una de ellas es su única hija de dieciséis años, la princesa Elayne, mientras que la otra, es Leopold, su hermano, que tiene unos malvados planes para el reino y que todos en el reino desconocen. ¿Quién de los dos será nombrado como nuevo rey o reina de Talión? (Parte 1/5)

    (RELATO FICTICIO) La larga espera había servido de algo, un nuevo reencuentro con la playa. Por fin, pude despejarme un poco y disfrutar. Sin embargo, esta vez, encontré una botella de cristal con un mensaje…

    Una mujer asfixia a su marido en la habitación número 148 de un hotel en el que éste le pidió matrimonio. Tras la autopsia, se descubrió que la mujer no había sido la culpable. ¿Es que acaso había alguien más involucrado?

  • 12
  • 4.25
  • 606

16. Amante de la lectura y de la escritura y adicto a la música.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta