cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
El salto
Varios |
01.10.07
  • 4
  • 12
  • 4230
Sinopsis



"El salto"



“Encontrado hoy el cadáver de un quinto suicida entre las rocas del acantilado.
Al parecer, se trata de otro miembro del grupo de amigos que no llegó a saltar lo suficiente o que se arrepintió de su decisión cuando ya era demasiado tarde. Su búsqueda se inició tras la denuncia de su desaparición por parte de sus familiares, que habían relacionado a su hijo con las otras víctimas. Se baraja también la posibilidad de que el móvil estuviese relacionado con una partida de rol que los cinco jóvenes venían de jugar de casa de un sexto amigo, que ahora se haya declarando ante un juez”



“Cuatro jóvenes se suicidan arrojándose contra la cubierta de un pesquero desde lo alto del acantilado de la Cala de los Muertos.
El trágico suicidio colectivo hace pensar en algún tipo, aún sin identificar, de secta muy destructiva. Los cuatro decidieron quitarse la vida saltando desnudos −aunque conservando su calzado− desde los quince metros de altura que tiene el acantilado en esa zona, lo que vuelve a hacer merecedora de su macabro nombre a la peligrosa Cala de los Muertos”



−¿Por qué gritarán así? ¿Habrá algún problema? ¿Qué hago? ¿Freno? ¡Ah! ¡Ah! ¡Aaaaaaaah!

−¡Nooooooo!
−¡Mierdaaaaa!
−¡¿?!
−¡Aaaaaah!



−¡Al aguaaaa!
−Todos a la vez. El que se quede atrás paga otra ronda.
−Pues venga, aprovecharé que estoy borracho yo también; porque si estoy sereno, seguro que no lo hago.
−Ah, es verdad, que tú el año pasado no estabas. No te preocupes, que no hay peligro. Cubre mucho y no vas a llegar al fondo de ninguna manera. Lo único que tenemos que hacer es coger un poco de carrerilla, no nos vayamos a quedar cortos y nos estampemos contra las rocas que hay abajo al pie del cortado.
−¿Pero habláis en serio?
−Vale, pero con zapatillas, que el año pasado me costó un huevo subir descalzo por las rocas.
−Pues en pelotas, ¿o es que te da vergüenza?
−No tengo, bañador.
−Sí, y borracho como una cuba, por eso quiero refrescarme, para no tener que coger el coche en este estado.
−¿Tú estás loco?
−¿Hace un bañito desde el acantilado, como el año pasado?



−Yo ya no bebo más, que bastante cara cuesta como para vomitarla ahora.
−Venga, jefe. La penúltima.
−Otra.
−Otra.
−Pon otra.
−Pon otra ronda igual.
−Ponnos cinco jarras grandes de cerveza.



−No, gracias. Otro día. Yo me quedo a estudiar un poco, que la semana que viene tengo varios exámenes.
−De camino a casa vamos a acercarnos al chiringuito de la cala a tomar unas cerves, que el lunes fue mi cumpleaños. Vente y luego te traigo con el coche.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Hola. Muy enrevesado. Inteligente relato.
    Manuel, sabes que escribes muy bién, no creo que te haga falta que te halagen el oido. La soberbia es un don poco preciado que debemos limar con cautela. La envidia, ¿para qué te voy a contar?, en fin, te auguro grandes exitos en tu futuro y estoy seguro de que nos encontraremos en algun presentación. Un abrazo. SG.
    Me encanta la originalidad en la forma de contarlo
    In impresionante y delicioso malabarismo narrativo. Una pasada. Saludos
    Este si que ha sido un peñazo, y de soberbia ni hablemos, pero tratándose del próximo premio planeta habrá que decir que es una genialidad. Te invito a mi peñón esta noche, amigo mio; Estaré hasta el amanecer.
    Agradezco tu opinión. Soy dada a rimar porque escribo poesía aunque no estoy en otra cosa que en aprender de lo que leo durante toda una vida y ya llevo resiguiendo trazos y textos medio siglo. Me divierto.
    Impresionante y original contar la historia en retroceso. No se me habría ocurrido ni en un millón de años. Un saludo.
    A partir de ahora sólo salto en pelotas desde el armario. Muy bueno
    Muy bueno, Manuel. Juer, se les quitó la reseca de golpe.
  • Y ya que discutimos sobre adjetivos, ahí va un pecaminoso asíndeton de tres adjetivos juntos ;)

    Dedicado a los que se empeñan en seguir vivos. Por cierto, lo de mataros a todos queda para más adelante, que ahora se acercan las vacaiones. Después, aceptaré voluntarios que me ayuden a asesinar, que sois demasiada gente.

    ¡Que lo disfrutéis!

    NO DEJÉIS DE LEER EL PRÓXIMO. OS CONVIENE.

    A Lázaro, ese gran maestro de los finales frescos y sorprendentes que tanto se han de valorar un en un relato y que a todos se nos suele olvidar aplicar a los nuestros. ACLARO: Las admiraciones del título son porque no me deja poner un título de tan sólo 4 caracateres.

    Perdón por pasar poco por aquí últimamente, pero estoy como el personaje de este relato. No tengo tiempo "pa ná", pero no os he abandonado, jejejej.

    A mi héroe, el Dr. House, a quien me parezco increiblemente, excepto en sus virtudes.

    Hola de nuevo, tras una breve pausa. Ando excesivamente liado últimamente, que tengo varios frentes abiertos. Mi salud me exige que los cierre absolutamente todos, pero mi carácter me los impide. Ya no es día 23, ya pasa bastante de las 24h, pero acabo de llegar de esta magnífica oportunidad que me ha brindado la Librería Carmen y lo menos que podía hacer era publicar este humilde homenaje que les he dedicado. Un saludo y espero poder contar de nuevo con tiempo para volver a leeros y meterme con vosotros (por la cuenta que me tiene, jejeje).

    Algo que quiero compartir con vosotros.

    Esto no es un relato más. Es una confesión. Sólo os ruego un poco de comprensión, que por un instante hagáis el esfuerzo de poneros en mi lugar.

  • 22
  • 4.54
  • 177

Lectura y escritura. Ambas complementan en la vida irreal lo que no puedo vivir en la real, que intento exprimir a tope con toda actividad posible y deportes de riesgo. No soy maestro de nada, pero me enorgullezco de ser aprendiz de todo, como buen renacentista. Una pincelada de saber en cada ciencia permite hablar con infinidad de maestros.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta