cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
El seguimiento (Quinta parte)
Terror |
04.04.13
  • 4
  • 4
  • 1423
Sinopsis

Déjà vú: Anomalía de la memoria. Experiencia de sentir que se ha sido testigo o se ha experimentado previamente una situación nueva.

        La cena resultó interesante, ya no sólo por la ensalada con queso de cabra y el filete de ternera con salsa picante, sino por la compañía y la actitud del profesor. Jaime se sintió más a gusto de lo que esperaba, aquello no era habitual. Todo aquél que conociera al profesor, sabía que sus cenas en el hotel eran sagradas y nadie lo molestaba. El bar del restaurante ya tenía vida propia, no quedaba un taburete vacío y el parking parecía que devorase coches. El profesor le pidió que contara toda la historia mientras cenaban y Joan se comportó en el más total de los silencios. Jaime se sentía agradecido, algo en aquél hombre le transmitía serenidad, no compartía su vocación por lo extraterrestre pero le pareció alguien muy culto y totalmente educado.

— Verás Jaime, antes de darte mi opinión al respecto, debo pedirte una cosa. Sé que no creéis en esto y os respeto, pero debes mostrarte totalmente sugestivo. Creo que puedo ayudarte — explicaba Pep, como les dijo que le llamaran, mientras daba su primer bocado al flan con nata.

— Entiende mi posición, necesito respuestas y aquí estoy cenando con uno de los mayores personajes del mundo ovni de España. Me cuesta creer, la verdad — dijo Jaime con un tono escéptico.

— He viajado por todo el mundo, gracias a dios, y he conocido muchísima gente que me ha confiado sus vivencias, cómo tú. He estudiado mucho y he leído tantos libros que podría llenar esta sala. No te pido que creas, te pido que confíes. Repito puedo ayudarte — suplicó el profesor.

— Hazle caso Jaime, no pierdes nada. Tampoco creías que pudieramos hablar con él y ahora estamos aquí sentados. Pagas tú por cierto — interrumpió Joan el silencioso.

— Hagamos una cosa, a las doce me reúno con todos. Cogemos los vehículos y salimos para Montserrat. Allí, en un descampado les hago siempre la misma charla sobre los misterios de la montaña. Acompañadme, conoceréis gente y veréis lo que cuentan. Son todos normales, como vosotros — sugirió Pep.

— Está bien, pero ¿cómo podrás ayudarme? estoy muy agobiado — contestó Jaime.

— El lunes tienes visita con el psicólogo ¿verdad? te ofrezco algo mejor. Angelika, mi mujer, es psicoanalista, una de las mejores de Barcelona. Su especialidad es la hipnosis —

— ¿Hipnosis? — preguntó Jaime sorprendido.

— Mirad. Lo que te ocurre me fascina. Lo siento por tí de veras, pero pienso que los famosos retrocesos mentales son fallos causados por algo externo ¿sabes lo que me cuentan conocidos que han sufrido algún tipo de abducción? déjà vús — Ahora los dos dos amigos estaban perplejos mirando al profesor. Ni reaccionaron — Un par de retrocesos en un espacio breve de tiempo son normales, lo tuyo es otra cosa ¿quieres saber mi opinión? — preguntó el profesor Picoll con misterio.

— Porfavor — Jaime ni parpadeaba.

— Tus retrasos, cambios en la memoria y desorientaciones son debido a un Secutus Sum — Ambos se quedaron totalmente igual, el tiempo se paró y parecía que no necesitaban ni respirar.

— Amigo Jaime. Es un seguimiento en toda regla y quiero que lo compartas conmigo —

Jaime se sintió totalmente confuso. La cena lo había descolocado por completo pero la tomó como una experiencia más. Decidieron invitar a cenar al profesor, les costó pero al final aceptó. Jaime notaba cómo la gente del bar miraba al profesor cómo si de un famoso se tratase. Al salir fue peor, había bastante gente. Los dos amigos alucinaban viendo cómo acudían a saludar a aquél hombre. Muchos ya lo conocían, otros se iban presentando. Joan no se dejó a ninguna por besar, estaba en su salsa. Algunos aprovecharon para fotografiarse con él, Jaime se preguntó si aquello era real. Había grupos de adolescentes, parejas de mediana edad y gente jubilada, todos parecían normales. Joan le susurró a Jaime al oído con cierta melodía, secta, secta, secta.

El profesor del más allá, se montó en un bmw x3 negro e inició el ascenso de peregrinación. El pajero se puso en segunda posición, poco tardaron en llegar. Un pequeño puerto de montaña llamado Collada del Bruc les llevó al famoso descampado. Las sombras de las figuras geográficas de la montaña en la oscuridad resultaban terroríficas. Los dos amigos alucinaron con el lugar. Al llegar todos los vehículos, la gente fue saliendo y haciendo una especie de corro rodeando al profesor. Todos mostraban interés y practicaron el silencio. En aquél lugar solamente charlaban las linternas enfocando al cielo. Comenzó su charla, siempre iniciaba con lo mismo...

Buenas noches a todos y gracias por venir. Cómo ya sabéis, la gran cita son los once de septiembre de cada año. Tomemos esto como un pequeño ensayo. Nos encontramos en la cara nordeste de Montserrat, excactamente en Santa Magdalena. A unos cuatro cientos metros de altura respecto a Igualada y a unos mil respecto a Manresa ¿por qué aquí? porque desde este lugar hemos presenciado más de tres mil movimientos no identificados. Ovnis ...

Jaime se sintió fascinado mientras exhalaba el humo del cigarro, que junto al frío, nunca terminaba. Jamás sintió curiosidad por nada paranormal y menos por el mundo ovni. Joan ya tenía un objetivo en la mira. Jugaba con la mirada de una pelirroja peligrosamente guapa que vino acompañada. El profesor tenía algún tipo de don para tener aquellas setenta personas tan calladas. Al terminar la charla, de unos quince minutos, la gente mostraba sus álbumes con fotografías extrañas, algún que otro video y hasta incluso había quién mostraba imágenes desde su teléfono. Jaime no dejaba de mirar al cielo, notaba como las retinas se habían adaptado totalmente a la oscuridad cuando un flash lo cegó. Alguien me ha sacado una fotografía. No veo nada. Esperó ...

Dejó de hacer frío de golpe y recibió un segundo impacto de flash. Ésta vez venía acompañado de una dulce voz que le resultó muy familiar. Venga no seas tímido, decía. Al recuperar la visión se vio en el apartamento de Lisa, la fotógrafa. Se sintió confuso otra vez. Lisa solamente vestía la cámara de fotos y jugaba con él mientras le disparaba instanténeas. Vio su cuerpo desnudo y volvió a sentir lo de la otra vez. Qué cuerpo. El cinturón que sostenía la cámara jugaba con su entre pecho y acariciaba bruscamente sus pezones de un lado a otro. Otro flash. Volvió el frío, estaba en Montserrat. Fue a ver al profesor totalmente decidido.

— Pep, ya no puedo más. Acepto tu ayuda — le decía mientras le sostenía del brazo.

— Haces bien. Te lo agradezco — Sacó una tarjeta de su bolsillo y se la ofreció — Vente mañana a casa a tomar café. Te presentaré a Angelika —

— Lo haré. Muchas gracias por tu tiempo — Jaime se retiró y anduvo contemplando aquél maravilloso cielo una hora más. Conoció gente interesante, hasta escuchó alguna vivencia pero ninguna de ellas le hizo sombra.

 

Continuará ...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 54
  • 4.38
  • 524

Soy alguien que compone canciones e intenta escribir.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta