cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
El sentido de las hormigas
Reflexiones |
09.08.10
  • 4
  • 3
  • 1668
Sinopsis

Cuando la muerte llega, lo hace sin avisar. Si alguna vez teneís dudas sobre el por qué o el para qué estais aqui, preguntadle a alguien que conozca su fecha de caducidad. Quizás os sorprenda averiguar que no es precisamente esa persona a la que preguntais la que se muere.


Había encontrado justo el momento perfecto para darme cuenta de que había dirijido mi vida como un ciego dando palos a diestro y siniestro.
No tenía directrices, ni metas. Solo la percepción de un camino sin dirección.
Respiraba como el que enciende la luz de la cocina en mitad de la noche para beber un poco de leche. Con la misma dificultad que un paso aun adormilado y con la misma sed que una mente somnolienta parida en dormiciones, unas pocas quimeras locas y ninguna realizable. Así respiraba, por voluntad propia, esperando a que expirara el resorte mecánico de mi cerebro.

La verdad, no tenía esperanzas ni imaginacion para hacerlas renacer. Ya tenía bastante con esforzarme por seguir "adelante" hacia ningun sitio. Muchos dicen que la sinceridad, es el sendero que toma una vida honesta. En mi caso, era el fantasma del preludio que baticinaba intentos de suicidio. ¿Para que mentir a la muerte? Es el mejor juez, más aun si se recapacita sobre su maza, con ese filo espeluznante que troncharía dos cuerpos con solo un gesto. Quizás esa sería la mejor forma de mantener unidos mi mente y mi alma... entonces, no me pareció tan mala idea.

Siempre quise explicarme o comprenderme. Buscando en mi sopa de letras interno un atisbo de normalidad, una coherencia alternativa que me tradujese sin versos. La poesía está infravalorada, me temía. Incluso en un estallido de pánico llegué a considerarla el clásico desparpajo del joven sin talento que mira más allá de donde llegan sus pies. Era mejor deshacerme de esa intriga, de esa amargura romántica que me tildaba de ingenua. Era mejor ser un espectro fusilante de la realidad, cagando por los rincones nauseas tradicionales. Si, así sería más facil soportarme a mi misma y los demás sabrian alagarme con sus lenguas de alpargata.
Más facil, seguro.
Eso pensaba.

Pero ahora... ahora que entiendo lo que vale un recuerdo o un día, ahora que entiendo el agradecimiento que merece un desayuno rancio por la mañana, de avena másticada y café pasado, he llegado a la conclusión de que puedo haber deseado no ser yo, puede que en esas imperfecciones típicas haya sido un desastre tras otro de malas decisiones. Pero son mis malas decisiones... mias, y ningun retrasado famelico de amor con excaso don de gentes, podrá arrebatarmelo. No puede.

Es posible que mi utero este vacio, que mis entrañas se maceren y que mi pelo se caiga, pero al menos, he entendido, quizás tarde, pero a tiempo, que mi esencia, esa que desbordaba lírica incomprensible para unos y sarcástica para otros, ha sido un mucho entre unos pocos, o mejor, un poco entre muchos nadas.
No necesito dar explicaciones, ni si quiera a mi. Porque si necesito darme una razón por haber sabido crecer en esta incompentencia mundial, lo único que importaría no sería entender mi prosaica burla, sino más bien, porque el burlado no ha dejado de serlo.


¿Miedo a morir? ¿Para qué? Si he sabido soñar mientras vivía, no creo que sea demasiado dificil seguir soñando en una muerte. Total, al fin y al cabo, cada uno saborea como puede, persiste como sabe... y a mi estas lineas solo me suponen quince minutos de mi estropajosa veritá. ¿Para qué andarme con rodeos?
Ya podeis rajarme. El bisturí está a vuestra derecha.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Es curiosa la declaración que hay en tu perfil. ¿De verdad te interesa averiguar qué o quién es el que te lee?
    Una razón lógica a un pensamiento. Me ha gustado. Saludos
    El valor de la vida depende de la introspección, es absolutamente subjetivo... hasta que el bisturí hiende realmente la carne. Tu reflexión tiene la virtud de volvernos a temas que permanecen en el cajón, afortunadamente, mientras vivimos. Un beso, z.-
  • Este es un giño a toda esa literatura femenina dedicada a hombres y escrita por hombres. Siempre se ha dicho que la mujer es complicada. Está bien. Pero ¿Cuánto de complejos podéis llegar a ser los hombres? Sin ánimo de ofender, ofrezco abiertamente lo que la mujer siente y no dice con respecto a ese tema. En este texto se habla generalizando. Evidentemente hay hombres maravillosos que no pecan de ninguno de mis argumentos. Mi relato es un “intento de literatura” masculina, dedicada a mujeres y escrita por una mujer.

    Somos así de ilogicos. No le encontramos sentido a un encuentro "fortuito" que rompe esquemas y pretendemos encontrarselo al deseo de ocultarlo entre los recuerdos carentes de sentido, porque nos llega al alma.

    El título, como habréis notado, es la clásica contestación que se ofrece ante la impotencia de no poder o no saber cómo dar más de sí mismo a alguien que lo da todo. Es mí toque irónico a un tema serio. Solo es un título.

    Cuando la muerte llega, lo hace sin avisar. Si alguna vez teneís dudas sobre el por qué o el para qué estais aqui, preguntadle a alguien que conozca su fecha de caducidad. Quizás os sorprenda averiguar que no es precisamente esa persona a la que preguntais la que se muere.

    Formas parte de él y él de ti, pero la mayoría de las veces, no lo ves... ya sea porque me descubres o porque te despides de mí.

    Mucho que decir y poco con lo que contar para expresarlo... Lo intenté... pero... prefiere seguir siendo anónimo... y yo... respeto su voluntad. (Dedicado a unos amigos que saben ver más allá de sus narices) F-L para vosotros, porque veis donde todo lo es y nada lo parece.

    Es lo que debe ser y en ello encuentro el camino para decidir no ser ejemplo. No pienso permitirme ser de acero y fuego. He encontrado la salida a este infierno y aun sin piernas, arrastraría mi esperpento olvidando mi sangre sobre tu alfombra, con tal de demostrar que en mi debilidad soy fuerte e innegable como el viento. Porque la duda no atiende a razones. Somos tu víspera, tu llegada y tu espera, síntomas de un complejo engaño que nos zarandea… pero también somos tu aliento… y en su aroma despierto, encuentro la fortaleza para luchar por ser aguja en un pajar lleno de escamas.

    Es verídico, el sol no sale todo el año por el este y se pone por el oeste. Reconozco que resulta ser una hermosa visión metafórica, pero es más que eso, es una realidad, una peculiaridad de nuestro continuo movimiento en el espacio... un espacio que no dominamos, un movimiento al que estamos sometidos :-)

    Cree lo que necesites creer. Si supone un esfuerzo olvidar es que vives tu presente en un recuerdo.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta