cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

4 min
El Sueño
Terror |
03.03.14
  • 3
  • 2
  • 1323
Sinopsis

Y me vi rodeado de oscuridad, una oscuridad sucia y perversa. Y la palabra sonrisa se dibujaba en mi cabeza...

No recuerdo haberme ido a dormir. No recuerdo haber estado despierto esa noche.

Me encontre caminado hacia una vieja puerta de madera fea y descolorida. Al abrirla supe que estaba en casa.

"Mamá!", "Papá!" grité...

Nada.

Si ninguno de mis padres estaba, ¿quien era aquel que habitaba mi casa?. Si, habia alguien en casa, observando, llamandome...

Caminé hasta llegar al pie de las escaleras. ¡Arriba!

El estaba arriba, llamandome!.

No podia ver mis manos ni mis pies, solo escuchaba mi respiracion agitarse mas y mas.

Subí las escaleras obligado por esa presencia que llamaba.

Pisé el ultimo escalon. Temeroso. Aquel ser no me dejaria dar vuelta atrás.

Entre a la habitacion de mis padres, no tenia permitido entrar y tampoco queria, pero aquel ser me empujaba hacia adentro. La puerta estaba rota.

Entré, y aquel ser dejó de empujarme. Intenté dar vuelta atras e irme antes de que mis padres me vieran y me castigaran...pero la puerta no estaba, solo oscuridad y yo no puedo estar solo en la oscuridad, la odio!

Miré alrededor y vi las cosas de mis padres, rotas y desordenadas. Cristal por todo el piso. Ahi me di cuenta que la ventana estaba rota, un agujero oscuro en la pared. El aire frio entraba con un sonido horrible. ¿Como podía sentir el aire en mi rostro si estoy soñando?

¿Cómo podía ver todo con tanto detalle?, uno no tiene sueños tan perfectos...pero el mío lo era...

Y la voz de aquel ser empezó a llamarme del otro lado de la ventana.

Me acerque sintiendo los cristales enterrarse en mis pies que aun seguian invisibles ante mis ojos...

Me asomé lo mas que pude a ese agujero negro y frio en el cuarto de mis padres, del otro lado los ví. Mamá y Papá estaban sentados en una vieja banca de madera igual de vieja y descolorida que la puerta principal, estaban juntos, y felices!

Nunca los habia visto tan felices y tan juntos...

En mi rostro frio y asustado sentí una sonrisa aparecer, tuve una felicidad que hacía mucho no tenía...pero había algo mas...

¡Sí!. Ahi estaba aquel ser...

Y finalmente lo ví aparecer poco a poco entre toda aquella oscuridad.

Sus grandes ojos blancos salian de esa niebla negra, vacios y aun asi me miraban, y creí que mi corazón se ahogaba.

Y ahí pude ver como su sonrisa aparecía. Unos labios negros y podridos se estiraban dibujando una horrible sonrisa.

Mis padres sonreían tambien pero sus rostros se habian tornado de un color morado oscuro. Podrido. ¡Si!, igual de podrido que la sonrisa sucia de aquel ser que seguia viendome, burlandose!.

¡MUERTOS!, ¡SI!, y lo supe, mis padres estaban muertos y ese ser junto a ellos estaba muerto!, sus labios podridos seguian estirándose cada vez mas y un aroma apestoso salía de ellos.

Volví a ver y mis padres apestaban tambien, su carne apestaba y sus ojos blancos me veían, y la oscuridad se hacía cada vez mas clara, como si el amanecer llegaba.

¡DESPERTAR!, QUERIA DESPERTAR!

Escuché a lo lejos el sonido de alguien tocando la puerta, gritando, llamándome...

Y mientras la niebla negra se esfumaba igual lo hacia aquel maldito ser.

Los toquidos en la puerta se hacian mas fuertes y los gritos tambien.

Mientras el sol llegaba, vi los cadaveres de mis padres, oscuros, podridos y apestosos. ¡DESPIERTA! grité y grité y ese ser maligno y apestoso empezó a esfumarse con toda la niebla negra. Su sonrisa ya no se burlaria de mi.

Observé como mis pies y manos aparecían lentamente, si, estaba despertando de aquel horrible sueño...

Escuché la puerte abrirse fuertemente, alguien la habia destrozado.

Y desperté al fin...y vi rojo...

Mis manos estaban manchadas de un horrible color rojo y mis pies estaban cortados y llenos de vidrios rotos y ahí me di cuenta que ese olor espantoso seguía rodeandome...

Y los ví, mis padres apestaban!

¡SU CARNE APESTABA! Y MIS MANOS APESTABAN!

Y HABIA ROJO EN MI ROPA!

MUERTOS, MUERTOS!

Y grite aun mas fuerte, pero los vi, sonreian. Si, mis padres sonreian.

Sus manos juntas por fin...

Oí gente corriendo hacia mi y luego escuché un grito...

 

No recuerdo haber vuelto a dormir desde entonces, si es que realmente desperté...

Ahora me asomo cada vez que puedo a la ventana de mi nueva habitación, aterrado de la oscuridad y de esa criatura que vuelve de vez en cuando. Ellos no me dejan tener la luz encendida.

Pero recuerdo la sonrisa de mis padres y se que ellos estan juntos y felices...y eso me basta...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Hace un año jamás habría pensado en escribir un relato corto, mucho menos en leer un libro cada semana. Pero aquí estoy, tratando de seguirle el paso a todos ustedes. Tal vez tenga talento o tal vez no. No lo sé. Pero planeo atravesar éste oscuro túnel y averiguar si hay algo brillante para mí al final...

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta