cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
el sur se llama...
Reales |
26.08.06
  • 4
  • 8
  • 2001
Sinopsis

Porque nadie dice como tú "sabah el-kheir".
Por esa manera de saludarme al teléfono fui capaz de atravesar durante 25 minutos en ferry el estrecho de Gibraltar.
Para ganar hay que jugar, que se mueran los contextos , mi corazón se hizo barca en la mañana.
Alta mar y gaviotas, mar de mi infancia, mis ojos navegan y miran los delfines, la locura,los amaneceres con estrellas, los amarillos, los dias de levante, los pinares bebiendo de los mares, los mares bebiendo de sus pueblos , y me encuentro con el girasol de tu risa en el Puerto de Tánger.
La perlas negras de tus ojos me invitan a pasear y nos reimos de los refranes escritos en los sobrecitos de azucar blanco, ahogo mis penas con el sabor del té verde con menta, con el zaaluk con berenjenas, con el olor de las aceitunas .
Y nos sentimos cómodos atrapados en esas calles de piedras con mezquitas y sinagogas
Te quitas y te pones las gafas, juegas con la cinta de tu pelo , y me regalas un tarro de especias. Estas cansada de tanta lucha, de ayudar tanto, de tantos niños...Podrias venirte a la península a trabajar pero siempre lo estás posponiendo, ¿que serían de tus niños saharauis...?
Las zancadillas del destino le estan destrozando el alma y no quiere mas pulmonias de dolor, pero ella está mojada hasta arriba.
Es imposible no detenerme ante ella , tan sencilla como pronunciar ; amor, té, pueblo.
Una sonrisa con la que es facil encontrase, reconocerse, una sonrisa habitable.
Verla ha sido como escalar la montaña mas alta y después llorar por no poder escalar mas.
En el puerto me esperan las luces del Ferry, no nos decimos nada pero en nuestros ojos está la promesa de vernos otra vez y en mi boca el grito de decirle al mundo que aún no me ha vencido.
Ella es todo lo que entiendo por generosidad ,por ternura,por sensibilidad, por eso para mi el sur se llama Naima.


(Naima es enfermera y trabaja en un campo de refugiados saharauis.)
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • El talento y la sensibilidad se tienen o no se tienen. En tus textos hay talento y sensibilidad.
    Me encantan las metáforas que usas. es muy bonito identificar un lugar y su mundo con el recuerdo de una persona que admiras. Muchas gracias por tus comentarios, anima a seguir poniendo más cosas!!! Muchos saludos
    No hay palabras... :-) Besos
    precioso. Se ve, se huele, se siente. Enhorabuena por escribir asi, y por tener a Naima
    Espero que os volvais a reencontrar esa xika merece la pena .Ayuda a los demás eso esta muy bien crecimiento espiritual. Besillos
    Menuda noche llevo... ya no sé si me estoy dejando llevar por una desconcertante alegría y todo lo veo bonito o tengo la suerte de estar leyendo auténticas perlas. es precioso. enhorabuena.
    He viajado contigo y ya conozco y quiero a Naima. Qué rico el té. Besos desérticos.
  • Abandonar una casa, una pareja, irse sin dar explicaciones. Marcharse en un abrir y cerrar de ojos. El dolor que arrasa muebles, puertas, habitaciones, pasillos y una cama dónde se llora a solas

    Hay gente que tiene la facultad de percibir colores, sonidos, olores, en los números en las letras, en las palabras... Las sensaciones juegan a esconderse , a no estar, pero dejan siempre un agujero por el que se aspiran Hay personas que las atrapan, que las palpan, que las ve, como se mira una perla roja

    Sentado en la Cafetería Andalucía, apoyando mi mano en el hombro de un recuerdo escribí un poema

    aprender a oír el silencio dentro del sonido, a no contaminarnos con ruido, nos hemos acostumbrado tanto a esa antigua música que ya no la escuchamos

    las malas noticias llegan siempre dando portazos...

    Por decir algo , apalabrar los momentos

    A veces las personas son sencillas...

    camino despacio y con los ojos abiertos por una casa que no me habla pero me abraza

  • 78
  • 4.49
  • 336

Andar por los tejados, los relojes de arena, todo lo que se pueda sentir, si allí se siente.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta