cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
El último suspiro....
Terror |
02.12.07
  • 3
  • 5
  • 4076
Sinopsis

- Si, ¿diga?

- ¿Aló…? ¿Con quien hablo? – Consulta la voz pero sin tono seguro, como probando.

- ¿Como? ¿Con quien quiere hablar Ud.?

- Pues, nadie en especial. Solo alguien que me escuche…

- ¿Es una broma, acaso? – Arguye efusivo mientras se da unos breves segundos para dar con la otra frase y de reojo mira el reloj de la pared - ¡Son las tantas de la madrugada y Ud. haciendo bromas estúpidas! Al grano. ¿Qué quiere?

- Lo mío no es una broma, amigo... Es muy serio – Respondió, de tono seco y cortante.

- Bueno, entonces hable de una vez. ¿Qué quiere?

- Voy a matarme…

Silencio.

- ¿Qué fue lo que dijo? No escuché bien, parece.

- Escuchó bien, amigo. Me voy a matar. Un salto y todo se acaba. Eso…

- ¿Es estúpido o qué? ¿Por qué no me deja en paz, quiere? – Replica el hombre a punto de colgar el teléfono.

-Claro. ¿Cuanto cuesta eso? ¿Un paso, dos tal vez? ¿Y después? Se escucha un grito. Luego un golpe seco y duro en el pavimento. Todos los huesos quebrantados y un charco de sangre que crece y crece. ¿Puede imaginarlo?

- Mire, amigo. Si no deja de jueguitos le cortaré. ¡Se lo juro!

- No es necesario que se enoje. Esto apenas comienza. Apenas.

Silencio.

El hombre aún sorprendido sostiene el teléfono, pero sin dejar de lado sus asuntos se dispone a volver a su cama. Piensa unos breves momentos como tratando de encontrar a un posible sospechoso para tal broma. Pero no, no lo encuentra. Quizás una simple coincidencia y nada más.

Sin embargo, aún sin darle un fin a ese pensamiento cuando el teléfono vuelve a sonar.

- ... Le aconsejo que corte el cable del teléfono. Se ahorrará muchos problemas – vuelve a contraatacar la voz, sin mucho disimulo.

- ¿Es Ud. otra vez? ¡Pero es que no tiene suficiente! ¡No sabe con quien se está metiendo!

- No le servirá esa prepotencia cuando le toque a Ud. también, pero le vuelvo a decir. Corte ese teléfono y se ahorrará muchos problemas. Es lo que todos hacen.

- No tiene que decirme lo que debo hacer, ¿me escuchó?

- Si, tiene razón. Estaría demostrando que tiene miedo.

- ¿Miedo?...

- Si, justamente. Miedo.

- Esto no es gracioso. ¿Quien es? ¿Qué quiere?

- Tómeselo como un mal chiste del destino. ¿Quien sabe? ¿El vecino? ¿Su jefe? ¿Acaso el panadero? Nadie sabe, nadie.

- ¡Ya le dije que no estoy para bromas! ¡Se me agota la paciencia! ¿Me escuchó? – Vuelve a insistir, elevando un poco el tono ante el irritante silencio de aquel desconocido - ¡Le advierto!

-... Ya veremos si es una broma o no. Solo eso le digo – Contesta la voz, casi ignorando la advertencia.

- ¡Esta bien! ¡Me aburrí! ¡Le cortaré ahora mismo!

- No se enoje, amigo. Lo dejaré tranquilo. Tan solo... – Misterioso, hace una breve pausa, tiempo suficiente para que el otro sujeto vuelva a preguntar.

- ¿Que pasa ahora?

- ... Me pregunto si pensará lo mismo la prensa…

Silencio.

- ¿Qué fue lo que dijo?

- Si me escuchó no es necesario que pregunte otra vez. Sabe bien que quiero decirle.

- No se atrevería, desgraciado... No se atrevería.

- No es que me atreva o no. Es simple morbo y ambición. Al final averiguaran los motivos de mi suicidio y verán todo: familia, amistades, conocidos, compañeros, etc. Y así, uniendo sucesos a otros sucesos, es que posiblemente lleguen a Ud. también. Eso, no lo pondría en duda.

- Pero... Pero... - Murmulla, semejante a un pensamiento mal encajado
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
  • 100
  • 3.6
  • -

Yo no escribo... vomito tinta. Y aunque mi disimulada humildad parezca contradecirme, no creo particularmente que alguien sea igual de paranoico que mi persona y rebata esta tesis que tengo sobre este "arte" de juntar letras. Relatos varios y tiempodedicado al ocio en su estado más puro, son cuales hijos y madre. Yo, personalmente, no premiaría tan mediocre unión de "noble" con estatuillas, premios y otros varios: simplemente me interesa la opinión de un simple ciudadano... un posible personaje de esta parodia que alguién oso llamar vida... Gracias por su tiempo (porque yo no te lo devolveré)

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta