cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
El Usurpador de cuerpos
Terror |
08.11.18
  • 0
  • 0
  • 51
Sinopsis

- Hermann: Corpus Tulmtus, Luciferum, corporis suscipit, te lo ordeno. daemonium, furantur Corpus, te lo ordeno !

La siguiente escena, ocurre en el laboratorio de Hermann Dumitru. Antiguo y renombrado cirujano quien ha desaparecido misteriosamente, pues el cuarto donde pernoctaba, se encontraba cerrado desde el interior con demasiados cerrojos, y las autoridades locales debieron derribar la pesaba puerta para lograr entrar. 

Roger Östrich y Eduard Willard, ex compañeros del desaparecido llegaron luego que la policía se fue, y discuten el extraño caso tratando de descifrar la incógnita en base a argumentos terrenales, pero el caso es muy superior a lógica humana. 

- Östrich: Mi querido Eduard, me es imposible aceptar tu argumento. Sin bien es cierto, tienes una base sólida, no explica los hechos del todo. Una pregunta surge: por qué querría desaparecer, sí tenía toda la opulencia, éxito y amigos? Es impropio de él.

- Eduard: impero mis dichos querido,  pues yo conocía a Hermann mucho antes que usted, sé, a ciencia cierta, que se obsesionó con sus estudios místicos. Cuando logré dialogar con él la última vez, me comentó extraños descubrimiento que escudriñió en ciertos libros muy antiguos. No le di mayor importancia, pues supuse deliraba a raíz de su reclusión donde nos encontramos ahora. 

Östrich: Algo le oí decir a madame Babette (criada) quién fue la que llamó a la policía, luego de escuchar los gritos de terror provenientes de este lugar. Recluso sin mayor alimento, ni menos recibir a nadie, pasó una semana completa sin contactarse con el exterior. Sólo la criada Babette, venía una vez por semana a asear el lugar. Le doy la razón pues, sus estudios lo consumían enteramente y hay extraños e inenteligibles libros en la habitación; más no sabría explicar su contenido, pues están en latín y otras lenguas muertas.

- Eduard: ve usted querido. Me da la razón en parte, algo muy extraño se traía nuestro querido colega entre manos. 

- Östrich: Ahora que menciona lo del ocultismo, una vez, Hermann me comentó algo mientras almorzábamos en la facultad. Me contó que había encontrado un extraño volumen literario envuelto en cuero, y la tinta del libro, era completamente roja. No me mostró el contenido, pero me dijo que tenía ilustraciones muy macabras. Me mostré interesado, pero no me importaba mayormente la charla, sólo quería terminar la hora e ir al aula. 

- Eduard: Recuerda usted, algún elemento que nos sirva a las especulaciones ? 

- Östrich: Sí, claro. Especifícamente las extraña palabras que pronunció en latín: "corpus tumultus". Traducido a nuestra lengua sería: invasión corpórea. Según Hermann, los escritos explicaban cómo un mortal podía usurpar el cuerpo de un semejante. Pregunté por qué alguien haría tal cosa. Me respondió que de esa manera, un mortal podría vivir infinitamente robando cuerpos ajenos y, morir junto al mundo. Me pareció absurdo, y dejé a mi amigo para asistir a la cátedra. 

- Eduard: Es tan raro como imposible; enloquecía desde entonces,  su mente sufría el sobre estudio y creo que su fallecimiento es lo más acertado, o debió huir por algún pasadizo que encontraremos a tiempo. 

Una vez terminada las palabras de Eduard, algo de lo más raro comenzó a suceder en la habitación. La puerta que había sido destruida para entrar, se reconstruyó de golpe, y volvió donde estaba originalmente. Se cerró la habitación nuevamente. Sorprendidos nuestros invasores, el terror de lo sobrenatural invadió a Eduard, más no fue así con Östrich. 

- Eduard: Dios mío, qué ha pasado, viste eso Östrich? 

La voz de Östrich cambió rotundamente, su cara de deformó monstruosamente, ya no era el Östrich que Eduard conocía hace tantos años, ya no era humano...

- Östrich: ja ja ja, idiota. Nadie me creyó, ni siquiera cuando se lo confesé al maldito de Östrich; quién ese idiota? ja! La última vez que me vino a ver, ya había descifrado el Grimorio, el cual fue escrito por "Balaam", sirviente de Lucifer. Con quien hablas en con Hermann, sí! Hermann. Usurpé el cuerpo de Östrich para probar el maleficio. Sé que funciona y ahora viviré por siempre! 

A continuación y trágicamente, Hermann comenzó a recitar las palabras del "usurpador" en contra de Eduard, quien estaba atónito. La escena culmina el misterio. 

- Hermann: Corpus Tulmtus, Luciferum, corporis suscipit, te lo ordeno. daemonium, furantur Corpus, te lo ordeno ! 

El cuerpo de Eduard quedó completamente paralizado, pero consciente;  podía ver todo y sentir todo, mientras Hermann danzaba diabólicamente al frente suyo. De pronto, comenzó a ver el alma salir del cuerpo de Östrich y poco a poco,  Hermann se apoderaba del cuerpo de Eduard. Cuando finalmente, Hermann se devora el alma de Eduard por completo. El muerto cuerpo de Östrich, seguía de pie al frente del nuevo e inmortal Hermann, pero en segundos, desparecido completamente en el aire. Ésta es la ofrenda a "Balaam" quien se alimenta de cuerpos humanos robados.

El caso nunca fue resuelto, y quién sabe, tal vez Hermann camine entre nosotros en quién sabe qué cuerpo humano...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 9
  • 4.45
  • -

Escritor pedestre

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta