cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
El viaje
Reales |
11.01.14
  • 5
  • 1
  • 912
Sinopsis

Mochila... y carretera.

Buscaba algo diferente a su realidad. Algo diferente a la situación que tenía en el presente, así que no se lo pensó dos veces: llamó a la estación de autobuses, apuntó horarios, preparó una mochila con algo de ropa y salió de casa sin programar nada. Hacía tiempo que su cabeza pedía una evasión, el recordar esos viajes improvisados, esas escapadas que dan la vida.

En el autobús miraba el paisaje con la mente en blanco, aunque de vez en cuando acudían recuerdos del presente, de gente conocida o de problemas. Conforme venían, se iban, porque con un puñetazo los tiraba fuera y lejos de su cabeza. Entonces venían imágenes de nuevos lugares, de nuevas personas, nuevos vientos de cambio, vientos que barrían otros vientos.

Kilómetros verdes, de asfalto y campos de trigo, con nubes que avanzaban con el autobús. Avanzaba en día nublado, envuelto en su misterio , cuando los paisajes se ven más oscuros, más atrayentes, tan melancólicos o brumosos.

Entre nubes y claros llegó a Madrid.

Miró con atención las grandes avenidas con tantos carriles en cada dirección. Por de pronto le gustaba aquella ciudad que parecía tan grande, con tanta gente y tanta vida.

Desde la ventana la gente se veía diferente, quizá con más prisas, pero también más cosmopolitas, de diferentes lugares, cada uno con una historia diferente, con diferentes miradas, simpáticas, atractivas, desagradables… pero todas igual de valiosas, porque cada una componía la ciudad nueva que se abría.

Una especie de cosquilleo se fue apoderando de él cuando el autobús estaba aparcando: no veía la hora de bajar de ahí y pisar esas calles de Madrid.

¡Al fin! Ya había llegado. La señora de delante le ponía nervioso. Parecía como si fuera una reina caminando despacio por el pasillo del autobús, mientras hablaba con la voz bien alta para ser escuchada. Un paso. Otro paso… Otro de tortuga. Otro más…

-¿Pero se aparta o qué? Ostia.

Casi le mata con la mirada, pero como no le parecía ninguna reina la mandó a paseo y se abrió paso. ¡Ufff!!!, ¡al fin pisó las calles con esa sonrisa de tontorrón emocionado!

Ya estaba fuera de la estación. Se frotó las manos como una mosca, ahora nadie le impedía avanzar. ¡Cuantos coches y humo! Que alguien me lleve de fiesta.

Pero no. Caminó tranquilo o como un idiota mirando los edificios y a las personas. De paseo, sin mapa, así llegaría antes.

Una hora más tarde estaba en el hostal. Dejó caer la mochila en su habitación y se tiró en la cama boca arriba y sonriente; permaneció varios minutos allí mirando el techo y la pared, que tenía unas manchas blancas y sospechosas.

No importaba, estaba feliz igualmente. Se preparó un cigarrillo de esos que tanto le hacían reír y tras saborearlo tranquilamente bajó a la ciudad.

En pleno centro, las calles estaban repletas de gente, de tiendas, coches, semáforos, ruidos y todo aquello que iba buscando, cosas que  infundían energía a alguien que buscaba un cambio. No tenía prisas, ni horarios ni programas, y esa ciudad tenía algo que embrujaba.

Por las calles tropezó con una chica morena de aspecto amigable, con pantalones hippies y de aire ausente. Pareció que le miraba, aunque cada uno continuó su camino.

Él siguió con una ligera sonrisa, sin saber muy bien porqué, y fue entonces a un bar, el primero de la derecha. El líquido de oro le esperaba, cerveza amada. La bebida le envío un dulce cosquilleo a su estómago y risas a la cabeza. Todo era un sueño: la ciudad, el bar, lo que bebiese, lo que encontrase Todo le brindaba nuevas oportunidades, nuevas realidades, todo posible cuando se dejaba llevar.

Salió del bar y continuó caminando por calles estrechas, estrechas de asfalto pero anchas de vida y de locales. Y otra vez esa chica de aspecto amigable. Caminaba distraía:

-Hola –le dijo, impulsado por el doble encuentro.

-¿Qué tal?

Tras sonreír decidieron ir a tomar algo. Rápido, fácil, ¿increíble?

Porque algo debía de haber en común, como una chispa que encuentra a dos iguales y los une. Conversaron como si se conociesen hace tiempo, y más tarde, en el hostal, durmieron juntos y se enredaron en sábanas y mantas, también como si se conociesen hace tiempo.

Espera que preparo otro cigarro.

Porque sí. Porque definitivamente Madrid era una ciudad de puta madre.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 12
  • 4.58
  • 259

Por momentos con manos ansiosas para trazar, o narrar alguna historia. Siempre A la búsqueda del artista, que viene y va; a veces deja algo, hay que atraparle en cuanto asoma la cabeza. Pero, ¿cómo? ¿Y cómo se describe este? Por momentos se dice un gran artista que busca el momento (risas), y después se dice no serlo. Y con todo, aún dice, dice, que es posible recibir magia e inventar sueños. Buahh, estará loco. A veces busca al artista, y mira y palpa sus gestos y sus dedos, y escribe, y anota siempre lo que le viene en gana, siempre y como quiere, ¡nunca como le dicen! Y ahora va y dice: ¡Vive!, ¡siente!, ¡y sé libre!

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta