cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
El viejo
Varios |
11.03.19
  • 4
  • 4
  • 71
Sinopsis

Un día que un día llegará.

 

Era su inseparable amiga, ella sabía sus más íntimos secretos, a él le gustaba su insensibilidad, su frialdad; pues gracias a eso no le juzgaba; no le alentaba pero tampoco le reprochaba. Ese día había estado toda la mañana y parte de la tarde con ella, la había disfrutado como pocos días, se había sentido muy inspirado, pero llegado el ocaso comenzó a sentirse raro, una sensación de nostalgia lo empezó a invadir, como neblina fría le empezó a envolver su ser, arrancándolo del tiempo presente y arrastrándolo a tiempos inmemoriales, tiempos que hasta hace poco eran imágenes difusas, sombras, balbuceos irreconocibles, sensaciones olvidadas; pero que ahora tomaban vida inusitada. Era el tiempo de la ingenuidad y de la curiosidad, sus ojos opacos por el peso del tiempo, por un instante, se volvieron mañana, emanando un fulgor inusitado… y una sonrisa como arruga blanca apareció en su rostro, y evocó esos días cuando corría creyendo alcanzar al viento, cuando esperaba ansioso la lluvia para que le llevara esos mares que surcaba en blancos barcos, donde un jardín era una selva llena de tenebrosos secretos y bichos raros, cuando el único propósito de la vida era descubrir y jugar, donde cada mañana olía a aventuras nuevas… De improviso un silencio mortuorio apareció, un silencio como aquel de su juventud, aquel, de aquel instante cuando tomó conciencia de que inapelablemente la muerte, más tarde o más temprano, estaría esperándolo como la más fiel de las amigas…, y como luego se embarcó en una búsqueda por hallarle sentido a su existencia, encontrarle un propósito, una luz que le indicara el sendero a seguir, una luz que en vano busco en otros seres, en un hogar, en un sueño... Y sus ojos se rebozaron de ternura, de comprensión, de perdón a ese humano perdido, desorientado; que pasos atrás él fue… Y recordó con satisfacción como la alegría y la tristeza, la euforia y el desánimo, el conocimiento y la ignorancia, el desenfreno y el autodominio… lo habían sacudido como la tormenta sacude a la palmera, le habían ido esculpiendo el alma como el viento esculpe las montañas, como a libro vacío lo habían llenado de sabiduría… Y aprendió a desear sin ansiar, a amar sin esclavizar, a dar sin esperar, a aceptar sin renunciar… Y aunque cansado, se sentía orgulloso y agradecido de la oportunidad de haber tenido el privilegio de vivir. Interrumpió ese viaje nostálgico al levantarse para ir a traer un poco de agua, no sin poco esfuerzo logró hacerlo, sonrió al comparar como ahora levantarse era todo un cuento, y luego de beber agua regreso a sentarse y después de acariciar a su inerte e inseparable amiga, escribió las últimas tres letras que escribiría en ella… “FIN”.

Escrito una fresca tarde marzo, en el jardín de la Pepo.

Por Nelson Rivera
El Salvador

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Gracias Noah por la lectura y por su aporte.
    La estructura en la que dispuso su texto se me hizo muy pesada. Lo dotaría de una mayor fluidez si utilizara los puntos y aparte.
    Muchas gracias Francesc por la lectura. Creo que hay muchos momentos en la vida que hacemos ese viaje. Son esos momentos que hacemos un alto en el camino, para revivir lo pasado y ver que revalorisamos...
    Estupendo relato. Hay un momento en la vida en el que uno repasa su trayectoria existencial. Es como hacer un inventario el cual unas vece sale mal, y otras bien. En muchas ocasiones depende de nuestro estado de ánimo.
  • Un día que un día llegará.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta