cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
ELABORA TU DUELO
Reflexiones |
14.09.21
  • 5
  • 4
  • 117
Sinopsis

Aprender a vivir es aprender a desprenderse. Sogyal Rimpoché.

Desde el mismo momento del nacimiento y  durante las diferentes etapas de la  vida vamos creando vínculos de apego. Vínculos,  que el ser humano necesita para crecer y desarrollarse en forma saludable para sentirse feliz  y seguro.  Cuando algunos de esos lazos afectivos se ven amenazados  o se rompen en forma definitiva  ocasionan reacciones emocionales, que llamamos duelo.

Cuando se pierde a un ser querido, sobre todo si la pérdida es definitiva como es el caso de la muerte, el duelo se hace presente y la persona puede presentar reacciones psicológicas, emocionales  y conductuales. El  grado de intensidad de estas reacciones depende de la circunstancia  de la muerte, del vínculo con el fallecido, de la capacidad de adaptación  y afrontamiento de quien sufre la pérdida.

La reacción ante la pérdida dependerá  de cómo la persona percibe la muerte del ser querido. Si la percibe como algo natural,  el sentimiento será de tristeza y lo manifestará con  llanto. Pero si lo percibe como algo injusto de la vida, de Dios, su reacción emocional será rabia  y lo manifestará con hostilidad o agresividad. Por último si su percepción de la muerte es de amenaza al verse indefenso ante la vida, el  miedo al desamparo o a la soledad será su reacción.

Siempre que tiene lugar una pérdida en nuestra vida se genera un duelo, pero  la intensidad de la reacción no dependerá del objeto perdido, sino del grado de apego que nos ata a la pérdida y de nuestra capacidad para afrontarlo.   

La negación, incredulidad y desconcierto  forman parte del shock al momento de la pérdida. La persona actúa como si nada hubiese sucedido, o bien permanece inmóvil e inaccesible. En esta fase hay dolor y tristeza. El shock actúa como mecanismo de defensa, porque es una forma de evadir lo sucedido.

A medida que la persona comienza a tomar conciencia de la realidad, se  inicia un proceso de asimilación de lo que está sucediendo: Irritabilidad  e inquietud es la reacción,  pudiendo manifestar agresividad hacia los demás o hacia sí mismo en forma de autorreproches, culpa, pérdida de la seguridad y autoestima.

Cuando la persona está consciente de que el ser querido ya no regresa puede manifestar desesperación y de desorganización con marcados sentimientos depresivos y falta de ilusión por la vida. La tristeza se hace profunda, el llanto es incontrolado, la sensación de vacío y soledad se intensifica.  

Cuando el duelo es elaborado en forma satisfactoria, se inicia un proceso de acomodo donde la persona adopta nuevos patrones de vida sin el fallecido y se generan nuevos vínculos afectivos, pero si queda anclado en alguna etapa del duelo necesitará ayuda profesional para superarlo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Todo esto es verdad, y veo que estás en línea con Elisabhett Klubber Rose. Si la persona que fallece es todavía joven, la tristeza es mayor, porque representa que es una via que se frustra. Importa mucho si uno ha estado muy apeagado a la persona que se va. Los buenos se van pronto, y los bichos no se mueren ni con una bomba en el trasero. ¿Cómo puede ser esto? En cualquier caso la vida es un tango muy difícil de bailar.
    Muy agradecida por compartir tus conocimientos, Don Ramón. Un cordial saludo.
    Dr Ramón, Usted a mi criterio , es un Maestro de la autoayuda, tan necesaria para el descubrimiento y crecimiento personal. Espero algún día, no solamente continuar leyendo y nutriéndome de sus enseñanzas ,por algún medio , sino leer un libro de su autoría. ¡Anímese!! Tiene asegurado su éxito, porque la fuente está en su conocimiento y en la experiencia de sus vivencias, entre familia, amigos y pacientes. Reciba un caluroso abrazo. En ese proyecto, le ofrezco una ayuda incondicional: puedo recopilar las palabras célebres para el pensamiento central. Ya de eso tengo experiencia, sobre otros escritores.
  • Aprender a vivir es aprender a desprenderse. Sogyal Rimpoché.

    Cierra aquel momento, que aunque haya sido bueno impide continuar el camino.

    Los enfadosos crónicos suele tratarse de personas con dificultades para expresar sus emociones. Detrás de un enfado siempre existen motivos, pero a veces ninguno.

    “Quien tiene un porqué para vivir encontrará casi siempre el cómo.” Viktor Frankl (1905-1997)

    Cuando creas barreras emocionales es, porque existe un distanciamiento entre ti y alguien más basada en la sospecha, desconfianza o temor.

    Quién dijo, que es fácil ser valiente. Ante la amenaza tienes dos opciones, luchar o correr, pero si te sientes atrapado y sin salida, ante la impotencia tu organismo buscará la forma de responder.

    No le pierdas el sentido a la vida

    La sensación de no tener control sobre nuestras decisiones o tener miedo ante ellas genera un estado de desesperanza, que impide avanzar y alcanzar las metas propuestas.

    Hay personas que crean sus propias tormentas y se enfadan cuando comienza a llover.

    A veces ocurren situaciones extrañas, que sin darnos cuenta pueden alteran nuestros pensamientos, sentimientos y conducta.

Jubilado de la medicina, dedico el tiempo libre para escribir, porque escribir es dejar una huella de existencia en el tiempo, Es abrir una ventana al mundo para comunicar pensamientos y sentimientos. Cuando escribo soy yo, como un libro abierto, donde cada palabra escrita expresa mi manera personal de entender e interpretar la vida.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta