cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

2 min
Epistola #4 Solo yo
Amor |
18.05.17
  • 0
  • 0
  • 51
Sinopsis

Ahí va usted otra vez soledad

Oye, permíteme conocerte. Dejame me presento primero, si. Soy yo y solo yo, aquel que no entiende a la gente, aquel que piensa diferente, que no ve mas allá de lo que siente. Comprendo mi soledad ha de ser culpa de mi frialdad, pero también entiendo a la brevedad que no la quiero más; si, esa soledad que tanto daño me hace pero que me acompaña hasta la muerte, que la quiero cambiar por usted, pero usted no me permite presentársela, por eso te digo permíteme conocerte, que tal vez a soledad no le agrade y se comporte indiferente. Que quisiera contar con usted y no mas con mi fiel amiga abandonada. Me agobia la espalda quizás sea mi postura o la pesadez de compadecer a esa temeraria compañera, que mi peor enemigo es igual a mi o que es mi mejor forma de ser. Por eso repito, confabulemos un momento, un instante, un espasiecito y que le seamos infiel, porque veo que a usted también mi temeraria amiga le daña el sueño; ese incierto sueño que me despedaza con su indiferencia de no permitirme conocerla, déjeme tomarle cariño y no de cualquier manera, sino, de como lo hacian los viejitos, los de ese tiempo de antaño que solo escuchamos universos estrellados de alegría, donde las cosas eran reales, donde madre conoció a padre, donde los sentimientos cuando dolían no vivían virtualmente, donde el corazón regia y la muchedumbre ni veía. Déjeme enamorarme de usted, de su pestañear, de su perdida de aliento, de su caminar y por favor de sus sueños.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Ahí va usted otra vez soledad

    Un pensamiento que me toma de improvisto, algo cursi, tonto y efimero. Todo por culpa de esto que ando sintiendo

    Gracias por evitarme

    Ambientación de un amante despidiéndose de sus recuerdos

    Mis pensamientos después de sentir el cruel rechazo que me dio una pretendiente....

    No sabía que nombre ponerlo al pensamiento dubitativo que atormentaba mi día, pero luego pensé más en lo que me mortifica de lo que me calma y terminé colocándole como la idea del látigo desgarrando tu espalda, porque si eso es lo que logra hacer este pensamiento confundido, perforar más hondamente esta situación. No sé, si el chico que nunca sentiría algo cayo profundamente en el abismo del amor. De tanto mirarlo y lanzarle improperios, Caí detrás de ellos. (Por eso el nombre, si no le gusta pues se jode)

    pensamiento un poco deschafado de una realidad, un poco de mi memoria y mi forma de pensar, espero que les guste.

    Me sentí orientado a posicionar en amor, si, es ese mismo amor que siento hacia ustedes mis lectores o a ustedes lectores aventureros que por los desdenes de la vida llegaron a leer mis textos.... Sin mas rodeos permitanme decirles que gracias

    Una breve noche de fiesta con amigos... Una descripción de lo que normalmente pasaría en la mente de un joven como yo. El final les queda a ustedes y disculpas por mi forma de terminarlo. Agradecimientos a mi primo Javier Andres... participe hoy en día de tus relatos, por corregir un poco mi mal lenguaje y gramática, de corazón gracias por hacerme caer en cuenta lo cacofoníco que soy!

    Pensamiento quizás en defensa a todo lo que es bellamente triste, en donde tiendo alejar a todo lo alegre que distorsiona nuestra visión de lo real, de lo que en mi interés al final habita. Encomiendo con amor hacia lo interesante que es pensar cuando se es triste.

!Hola! Soy Cristian Serna, Tengo 21 años de edad y me motiva mucho la escritura, mas la escritura de lo que pienso y vivo al momento de hacerlo. Es algo místico por que la inspiración llega en esos precisos instante, instantes en los cuales no esperas nada pero lo tienes todo. Me gusta las historias Lovecraftianas y las novelas de Poe, vivido de la música y cinefilo

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta