cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

2 min
Equis,
Amor |
15.04.18
  • 4
  • 0
  • 40
Sinopsis

De aquella tarde de lluvia, tras el encuentro de nuestras miradas, datan mis últimos cuentos y poemas.

Equis,

No sé cuánto hace desde que sigo cada uno de tus pasos a través de mi ventana. Desde que mis desayunos coinciden con la hora exacta a la que sales de tu casa cada mañana. Desde que soy capaz de interrumpir los renglones de cualquier poema para verte venir al doblar la esquina cada tarde y custodiar tu trayecto cotidiano hasta el café. No sé cuánto llevo así, de amante incógnito, pero te he bautizado infinitas veces en todos mis cuentos, imaginando mil principios y finales alternos para tus historias. Historias que tú no conoces, pero que deambulan por mi mente como epidemias. Hoy me miras por primera vez. De pronto, dejas de ser la actriz o la protagonista sin nombre de todos mis versos y me miras, bajo el toldo, desde la terraza de aquel café. Me mortifica el ventanal y el espacio que nos separa, la pequeña distancia entre nosotros que simula infinitud. En tu rostro, lejano entre la neblina, descubro un esbozo de sonrisa que me derrota y me obliga a bajar la mirada. Siento un ligero temblor. Nunca imaginé tu materialización, jamás pensé que llegaras a descubrirme y rompieras así el umbral de mis ficciones.

De aquella tarde de lluvia, tras el encuentro de nuestras miradas, datan mis últimos cuentos y poemas. Fue también la última vez que te vi doblar la esquina y sentarte en el café de enfrente. Te esfumaste.

Recuerdo que la noche siguiente tuve el valor de cruzar la calle y visitarlo por primera vez, esperando ver tu rostro entre la gente que pasaba. Desde entonces, especialmente en noches gélidas como esta, abandono mi escritorio e intento escribir desde donde tú solías sentarte. Hoy, tras dos meses de páginas estériles, surge finalmente una línea imprevista en nombre de tu ausencia. Subo la mirada y encuentro mi ventana: en la penumbra se dibuja tu figura.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • De aquella tarde de lluvia, tras el encuentro de nuestras miradas, datan mis últimos cuentos y poemas.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta