cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Era una fría noche de octubre
Terror |
16.07.06
  • 4
  • 2
  • 821
Sinopsis






Era una fría noche de octubre. Que alegría ver llover. Por fin. Cómo le hacía falta a
esta maravillosa tierra andaluza. Veníamos de un horrible verano de mucho calor, un
calor que ya iba apretando a mediados del mes de marzo. Hubo gente que lo pasó fatal
con las restricciones de agua y todas las consecuencias que trae un verano así.

Y ahora, junto a la puerta de la terraza, disfrutaba viendo llover. Disfrutaba de la
lluvia, de su luz y su olor, de la tierra mojada, del invierno. La tormenta había llegado.

Era una pequeña casa en el campo, lejos del ruido. Aquí, siempre te despiertan
los pájaros, el viento, los árboles. Estaba protegida por el lado frontal por una seca y
pelada higuera y, por la parte posterior, por un bonito y joven aún olivo. La rodeaba un
enorme jardín con una gran variedad de árboles frutales.

En el salón, si te sientas en frente de la chimenea, verás a la izquierda una gran mesa de madera, regalo de mis padres el día que me vine a vivir aquí. La resguarda una vieja estantería con antiguos libros del colegio y modernos libros de cocina y algún marco con fotos de mi hija. Una sola ventana da luz al salón. A sus pies, otra mesita sujeta más fotos y el teléfono. A la derecha de la chimenea queda la tele y cerca del mueble, un viejo ordenador baja, a no mucha velocidad, un concierto de The Cure en Hamburgo y alguna que otra película dudosa de moralidad. Y, frente a la tele, mi sillón, el sillón.

Tendré que comprar algún aceite para poner a ese viejo muelle. De color negro, me ha
dado grandes momentos de satisfacción mientras leía algún buen libro de Stephen King
o escuchaba un buen disco de Bruce. Pues ahí estoy ahora mismo, sentado, con un
cigarro en la mano y una copa de un muy buen bourbon, que me regaló para mi último
cumpleaños mi amigo Marcus, en la otra.

Estaba todo muy tranquilo, como siempre, y tras dar un sorbo al vaso di una calada a
mi cigarrillo y en el momento que sentía como su aroma entraba dentro de mi, cerré los
ojos y noté una extraña oscuridad. Otra vez!! Apagón. Me asusté en un
primer momento. Estaba todo muy oscuro. Abrí la puerta de la terraza buscando
desesperadamente a mi gran aliada de la noche; la luna llena siempre inunda con su luz mi salón. Pero esta noche me había abandonado. Me movía torpemente por el salón y quise abrir la ventana y, al hacerlo, cual fue mi sorpresa al ver iluminada una
urbanización que se ve no muy lejos de allí. Me agaché para intentar encontrar una vela en el cajón de la mesita del teléfono. Creo que es ahí donde solemos guardarlas. Era complicado, siempre he querido ordenar este maldito cajón lleno de chorradas que no sirven para nada en un momento así, cuando, con el rabillo del ojo , vi como un brazose deslizaba por el sillón que acababa de dejar.


Estaba aterrorizado. ¿ Olvidé cerrar bien la puerta? ¿ Era solo una paranoia mía
extraña? Las piernas no me respondían. Retrocedí y tropecé con una de las sillas de la
mesa del comedor. Todo empezaba a ser un poco confuso. Él fumaba, el humo se dejaba ver vagamente por detrás del sillón. Le grité, por llamar de alguna manera al hilillo de voz que salía de mi garganta, pero no se inmutaba. ¿Quién eres? Ya era pánico lo que sentía. Decidí acercarme, no sabía muy bien qué hacer ni qué decir. Me pegué a la pared para avanzar unos centíme
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 5
  • 3.5
  • -

música, conciertos, cine, ajedrez

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta