cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
Escritos 2 (corregido)
Amor |
05.11.18
  • 5
  • 0
  • 71
Sinopsis

Una segunda serie de escritos que después de una larga ausencia vengo a publicar por aca. Son varios escritos cortos que han sido compilados para esta publicación.

  Desde que nos separamos supimos que no ibamos a ser distantes para siempre, nuestro gusto mutuo por la carne no habia disminuido, el amor no estaba ni siquiera en jaque, pero era la vida que en una inconveniencia momentanea nos separaba.  Nuestras vidas siguieron sin anclarnos el uno al otro, amamos otros cuerpos, besamos otras almas, llevamos novios a nuestras casas y seguiamos pensando en el otro, quizas por eso fracasamos siempre, por tener en nuestras pupilas el reflejo del presente pero mirando al pasado por este amor que no moría.

  Nos hemos visto varias veces, visitas clandestinas y juntadas fugaces, para que en el silencio de la costumbre, nuestros cuerpo solo se saquen este calor que llevamos dentro. Sin palabras nos hablamos y sin hablarnos nos escuchamos, con caricias conocidas nos excitamos en amarnos mientras nos engañamos, como mintiendonos de que nunca terminamos y que seguiremos juntos luego del orgasmo. Pero como siempre terminamos el acto, sudados y agitados, mirandonos con amor, despidiendonos de a poco. Porque es tan facil amarnos, pero tan complicado seguir juntos.

  Aún a estas alturas de la vida, donde aprovechamos la tecnologia para mentirnos a la distancia, será que algun dia nos decidiremos a dejar estos juegos y seguir por el camino correcto, o será que esto es lo correcto para nosotros...Hay muchos amores que se pueden perder, entre esos aquellos que nunca llegamos a declarar.

  Nunca lo supiste

  Nunca lo supiste... Pero te amaba en silencio. Estuve tanto tiempo enamorado que ni recordaba cuando había comenzado. Fue un amor repentino que fue creciendo con el tiempo, que poco a poco, pasaste de ser nada a ser mi todo. Te buscaba en tu casa, para aprovechar cada segundo de tu compañía, alargaba ese abrazo de despedida y siempre te dejaba con un beso en la mejilla. Te dormías en mi hombros y en mis piernas,y mientras te llenbaba de caricias yo mismo me confundía.

  Hasta que un día, lo entendí. Aquello que tanto temia se había vuelto realidad, pues cada dia con más y más pasión yo te quería... Pero era tanto el tiempo que pasabamos juntos, era tanto lo que te conocía, estaba tan seguro de lo que sabía... Estaba convencido de que en mi jamás te fijarias. Buscabas un hombre alto y yo aquí 10 centímetros mas abajo...tu querías con quien bailar salsa y yo del 123 no paso... Yo eschucho guitarras y tu solo oyes el cuatro.

  Tanto dolor y tanta decepción... Siempre supe que yo no te gustaba, por eso en silencio me quedaba... Como me duele pensarte, porque se que ya tienes un amante Y aunque me sienta traicionado, por lo menos se que aún no me has olvidado. Me guarde hasta tus pecados y lo que sufria al amar. Luego de darte el mundo y solo recibir tu rechazo, tu incapacidad de desearme y hasta de aceptar a otro en tu cuerpo en las escaleras afuera de la fiesta.

  La Diosa de mis dudas

  Eres una duda que me acompleja, eres una diosa inalcanzable con una exquisita belleza. Me dejas a las puertas del Olimpo, pero temo volar con las alas de Ícaro. Me llenas con un mar de emociones, que me inundan al cruzar tu mirada celeste, anudado en tus cabellos dorados, con tu voz endulzando mis recuerdos y tus caricias en cada receso, son el menú perfecto para esta locura de estar enamorado

 

  Desesperación.

  He pasado las últimas tres horas caminando con el sol en la espada, los 35 grados no han hecho de mi mañana una muy agradable que digamos y ciertamente todo parece ser improductivo nuevamente. Tomo un poco de agua, a pesar de que la botella ya esta caliente y el agua fresca desapareció hace una hora ya. Me siento debajo de un enorme árbol y con los ojos cerrados dejo escapar un suspiro de desesperación.  Empiezo a pensar en tí, en todas las cosas que hemos vivido para llegar hasta aquí y las lágrimas se acumulan en mis parpados sellados. Intento resistir, respirando para sacar el nudo de mi garganta y tratar de secar las lágrimas que empiezan a escaparse a mis mejillas. La desesperación me ataca, me acecha el recuerdo de la injusticia a la que estamos sometidos.

  Yo te prometí dar lo mejor  de mí, pero ahora es evidente que no fue suficiente. Tu lo dejaste todo voluntariamente, pero no dejo de pensar que si no fuera por mí, quizás tu vida tendría otro rumbo.  Pensar en lo que todo pudo ser es una tortura, pero es inevitable. Es esa la maldad a la que nos sometemos mutuamente, la de soñar con lo que podíamos alcanzar, con lo que no pudo ser. Aunque todo eso fue nuestra decisión, no dejo de pensar nunca que nos quitaron la vida y no nos dimos cuenta.

  Estas mañanas tan largas me hacen pensar que mis metas desaparecieron, me fueron hurtadas, las ilusiones me fueron robadas, mi sueños fueron asesinados.  Quisiera ser positivo pero esta mañana no me ayuda para nada. Comienzo a llorar sin control, pero evitando ser visto, a pesar, de que no hay nadie alrededor. Me libero aquí lejos de tí, para no preocuparte más de lo que ya estas. Con la desesperanza en la mano, me levanto para entregarla en otro local, con la esperanza de que esta vez si sea la indicada, espero no ser rechazado nuevamente, no quedar en el espacio esperando la respuesta que nunca llega, quizás sea tiempo de que tengamos una buena noticia, ciertamente, tu te la mereces. 

4.) Ya han pasado varios días de la primavera y se ve por todos lados las energías de un invierno pesado que con tanto a todos lastimó. Pero en la esperanza colectiva, irracional, por el cambio de estación, es donde veo mi estancamiento, mi pesar, mi tristeza materializada y hecha realidad. Es la fragilidad de mi convicción la que reluce en este dolor, la motivación que flaquece ante la adversidad, la duda aniquiladora de cualquier certeza... Es y solo es, un dolor permanente dentro de mi ser, que me agobia, que me destroza y me hace recordar cada paso equivocado que he dado contando incluso los de hoy... Hay tristeza en esta primavera Hay tristeza en esta vida Hay tristeza en esta vereda Hay tristeza en esta camisa Hay tristeza en esta certeza Hay tristeza en ella sumisa Hay tristeza y es toda por ella

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 36
  • 4.58
  • 279

Soy un jovén de 23 años, amante de la tranquilidad y las palabras en todas sus presentaciones. Lleno de e historias y emociones que quiero compartir, Sigueme en Twitter@EscriboDeMi

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta