cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Esperar
Amor |
17.04.18
  • 4
  • 22
  • 11065
Sinopsis

Las vidas de mujeres y hombres están repletas de historias, que día a día hay que resolver o recordar. Algunas, gratas, otras muchos menos. Algunas propias. Algunas heredadas y las demás. ajenas.

 

 

Se sentó a tomar su café y a esperar.

Algunos pajarillos se  posaron de a uno en el respaldo de la silla, bulliciosos mendigos de migas.

Esperar por una hija que prefiere ahogar amor en litigio.

Doradas hojas ruedan y junto a segundos en desuso que se precipitan desde lo alto del reloj de la iglesia, emprenden el dulce vuelo de los libres.

Por un hijo que en el fragor de su juventud no tiene tiempo para comidas, palabras, ni abrazos.

La fuente sigue desperdiciando el agua perfecta y cristalina, indiferente a un continente que la llora.

Esperar para alzar a su nieto y reír como locos en cada juego, paseo en bicicleta o cuento con final feliz.

El carrusel de la plaza da lastimeras vueltas. En la ausencia de niños y sus risas se desnuda su vejez y su cansancio.

Esperar por el regreso de ese amor que un día lo conmovió hasta las lágrimas  y al otro, se fue de compras.

Terminadas las miguitas, los pajarillos, alzan el liviano vuelo de los inocentes.

Esperar el valor para ya no esperar por nadie para ser feliz.

El cortejo fúnebre se detiene en la Catedral. El cura párroco recibe el ataúd de lujo adornado con cien coronas.

El llanto de las lloronas contagia a todo el mundo.

El libro se pierde en la alforja de la bicicleta.

El hombre, por el camino Real que cierra filas tras  las palmas datileras.

Sobre la mesa del bar, el viento, mece un papel que reza:

"Nadie comprende a otro. Somos, como dijo el poeta, islas en el mar de la vida..."

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 91
  • 4.52
  • 287

Soy águila. De las que vuelan alto. De las que ven sin proponérselo. Tengo maestros de los que no acepto palabras. Tengo lapices que dicen lo que siento. Cuando vuelo mi vuelo, cuando respiro mi cielo.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta