cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
Estas Libre
Varios |
15.08.16
  • 4
  • 9
  • 914
Sinopsis

Un escritor de "tus relatos" consigue su libertad y ahora todos corremos peligro.

Estaba en mi celda escribiendo como siempre, cuando llego el guardia y dijo

  • Estas libre, te podes ir.
  • ¿Cómo?
  • Que estas libre pelotudo, te dejan ir por que no pueden terminar de probarte nada y por buena conducta, también si te la pasas todo el tiempo escribiendo.
  • Por que soy escritor!! Le conteste en un tono un poco más alto de lo recomendable.
  • Vos sos un sorete, eso es lo que sos, y estas muy enfermito de la cabeza, yo conozco a los de tu tipo sos un maniático peligroso, si por mi fuera  te quedarías de por vida acá dentro, a mi no me engañas.

 

En el tono que me hablo el hijo de puta del guardia, requería que me calle, por que si digo alguna palabra más, me mata a golpes.  Así que solo lo seguí como me pidió.

Mientras nos dirigíamos a la parte de las oficinas del penal, por los interminables pasillos y cruzando las miles de puertas de seguridad internas del penal,  intente entender lo que estaba pasando y eso me forzó a pensar en los ya dos años que estoy  privado de mi libertad, en realidad desde un poco antes.

Todo empezó cuando de casualidad encontré una pagina web donde en forma gratuita podía publicar mis cuentos. Eso cambio mi vida ya que me daba la posibilidad de pasar de tener un simple hobby de escribir a ser un profesional de la literatura con mis propias publicaciones.

El sistema de “Tus relatos” la pagina web de la que hablo, es muy simple , podes escribir tus cuentos, cartas, lo que fuese y  el resto del universo los puede leer, pero como escritor para poder publicar necesitas leer, calificar y comentar los escritos de otros escritores de la página.

Empecé publicando algunos de mis escritos y ahí empezaron los problemas. Eran muy pocos los leidos, ya que hay un contador que informa cuantas lecturas tiene cada relato, además las calificaciones y comentarios no eran buenos. Lo cual me molestaba muchísimo y cuanto más leía más me enfurecía. Como puede ser que no entiendan y no valoren a mis escritos.

La verdad es que me estaba obsesionando con el tema y me volvía loco, para peor como estaba forzado a leer para publicar, encontraba escritos mucho mejores que los míos y eso para mi era insoportable.

Estaba a punto de enloquecer hasta que Anabella otra escritora/lectora, comento uno de mis poemas. “Me encanto. . .    cada una de las oraciones tiene sentido y expresa contenido”, fue su comentario y me califico con “5” la máxima calificación posible.

Fue una brisa de aire puro para mi, que literalmente me estaba asfixiando. Tan grande fue mi felicidad que mi cabeza no dejaba de repetir “Al fin alguien reconoce mi talento, al fin alguien reconoce mi talento”.

Casi como obligación reciproca , empecé a leer, calificar y comentar, los escritos de Anabella y a través de las calificaciones y comentarios empezamos  a entablar una relación a distancia utilizando a “Tus relatos” como si fuese una red social.

Lo cierto es que Anabella, escribía con un estilo muy parecido al mío, utilizaba exactamente la misma redacción y su forma de expresar una idea era la misma que utilizaba yo. Tan es así que después de un tiempo me era difícil saber cuales eran sus escritos y cuales eran los míos.

No me aguante más y la busque por Facebook, lo cual no fue para nada complicado ya que si bien solo tenia su nombre inmediatamente identifique su forma de escribir, así que me presente y la invite para que nos encontremos en un bar conocido del centro de la ciudad. Ella acepto inmediatamente, lo cual me animó mucho más.

Realmente no es bonita y ni siquiera sus esfuerzos por arreglarse y utilizar ropa de marca la ayudaban mucho. Dicho sea de paso, yo tampoco soy apuesto pero no me importa, por lo cual siempre estoy desalineado. Pero esas reuniones en el bar eran maravillosas, y pasaron a ser un compromiso infaltable de todos los jueves, hablamos exclusivamente de nuestros escritos, e inclusive hacíamos un juego donde yo leía sus relatos y ella leía los míos.

El último jueves que nos reunimos, ya habíamos llegado a un nivel de confianza que le confesé mi secreto.

 

  • Anabella te tengo que contar que mis escritos no son solo resultado de mi imaginación, siempre están basados en algo de realidad.
  • Los míos también, me dijo con entusiasmo al encontrar una coincidencia más.
  • No, no , lo que te quiero decir en realidad, es que me interesa que sepas que estoy escribiendo un cuento con nuestros encuentros literarios.
  • No te puedo creer!! Me dijo con  asombro y  abriendo sus diminutos ojos y su boca
  • Me disculpo, ya se que te tendría que haber avisado antes, pero me resulto hasta natural que escribiera sobre nosotros.
  • No , no sea tonto, mi asombro es por que yo hice lo mismo!! Escribí un cuento sobre nosotros!! y hoy mismo antes de venir para acá lo publiqué.
  • No te puedo creer, no te puedo creer. Le conteste un poco descontrolado.

Inmediatamente saque mi Tablet, que utilizamos en el bar para ver los cuentos, entre a  “Tus relatos”  y allí estaba  “Almas Gemelas” por Anabella.  Lo primero que me molesto es que a pesar de tener solo un par de horas de publicado ya tenía más de 138 lecturas y más de 7 calificaciones todas valuadas con “5”.

Leí el relato e inmediatamente note que era muy similar al que yo estaba escribiendo llamado “Simbiosis literaria” , debo reconocer que el de ella estaba mejor redactado. Mi odio no tenia consuelo y me di cuenta que ya no había alternativa, ella escribía de la misma manera que yo y aún mejor. Instintivamente le pedí la cuenta al mozo y le dije que la acompañaba hasta la casa, cosa que jamás había hecho antes.

Ella me dijo que podíamos ir caminando, ya que eran solo unas 8 cuadras, yo no le conteste y solo empecé a caminar hacía donde ella me había señalado. Ya nos habiamos alejado unas 6 cuadras sin pronunciar ninguna palabra, ella estaba un poco desorientada y yo seguía masticando odio.

  • ¿Te gusto el cuento?  Me pregunto

Sin importarme nada, la tome por el cuello y la arrincone contra la pared, ella primero pensó que la quería besar, pero pronto se dio cuenta que mis intenciones eran otras y apreté, apreté y apreté su cuello, y seguí apretando hasta que la maté. 

Era tarde, pero no piensen que no había gente, algún que otro transeúnte pasaba por la misma vereda. Y la vieron tirada en el piso ignorándola completamente, seguramente pensaba que estaría drogada o borracha.

A partir de ese día todo fue una revelación, me descubrí además de excelente escritor, como mejor asesino.  Anabella, fue la primera de una lista de cinco, escritores de “Tus relatos” que tuvieron el mismo final, dos de ellos por ser muy buenos escritores, estando a un nivel que jamás alcanzaré y los dos últimos simplemente por que calificaron mal mis escritos.

  • Que vas hacer ahora hijo de puta que los abogados te consiguieron la libertad,  me pregunto el guardia antes de abrir la puerta para salir del penal.

Pensé un poco y finalmente le conteste

  • Tengo que viajar a España, necesito encontrarme con un escritor español que le gusta calificar mis escritos con bajas notas.

                                                        ----------o----------

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

El universo no es tan inmenso, solo cabemos tu y yo.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta