cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

8 min
Estela
Drama |
06.01.14
  • 0
  • 0
  • 2275
Sinopsis

Se cuenta la historia de Estela una mujer a la que se le puede odiar, tener compasión o algunos amar. Esta es su historia.

Estela era una mujer preciosa, rubia y atractiva. Ella sufría por un amor perdido. Descubriendo la infidelidad de su pareja. Donde todo antes era alegría, después se volvieron conflictos constantes.  Tal vez habían decidido casarse muy rápido. Pero Estela estaba ansiosa pues se sentía con seguridad económica y en general era una niña mimada y avariciosa. Mas en realidad con el tiempo se había enamorado. Despues del divorcio, ahora se sentía sola. Estancada, enferma y sin ganas de nada. Un día recibió una llamada de Angel un hombre maduro pero poderoso, amigo de ella de largo tiempo. Le propuso llevársela de viaje por Europa para ayudarle a olvidar y distraerse.  Estela acepto hipnotizada por tanto lujos, y motivada por el abandono que sentía en su corazón. Mas esos lujos no le daban real felicidad. En España conoció a un joven, Antonio. El veía en ella una mujer encantadora, afable, elegante, distinguida, mujer ideal para casarse. Pero hay que recordar que toda esta riqueza provenía de Angel no de Estela. Tuvieron una larga estadía en España a petición de Estela, que con el tiempo se embarazo de Antonio, teniendo un hijo. Un niño moreno al que llamaron, Arturo. Vivian su romance en secreto, escondidos de la sociedad.  Finalmente Estela había reencontrado la felicidad, aunque fuera a medias.  Al nacimiento de Arturo, Angel se encontraba ahí, pensando que era su hijo y aceptándolo como tal. La hermana de Angel, Ariel, tenía sus sospechas sobre el nacimiento de Arturo.
Un día Ariel siguió con discreción a Estela. Sospechaba que solo estaba con su hermano por interés económico.  Finalmente descubrió la verdad, Estela era amante de Antonio, viéndolos saludarse apasionadamente en un callejón. Ariel sintió repulsión y dolor por su hermano, fue a avisarle de inmediato. Estaba Angel en una reunión de negocios al arribó de Ariel al lugar. Ariel esperó con impaciencia a que terminará la junta. Estaba realizando una poderosa asociación con su competidor. Dirigido por el joven, Fernando. Ariel se encontraba disgustada pues las horas pasaban y su hermano no se desocupaba. En eso llego Estela.
- Hola Ariel. ¿Qué haces aquí? – pregunto ingenua Estela.
- Hola Estela, quiero hablar con mi hermano. Algunas cosas van a cambiar con lo que le tengo que decir.
Estela sospechaba que era el principio de su separación con Ángel. Estela entonces respondió
- Ariel, ¿Puedes acompañarme? Necesito yo decirte algo pero vamos arriba hay un balcón donde se puede ver toda la ciudad, me tranquiliza hablar ahí.
- Espero que sea rápido, porque me urge hablar con Ángel.
- Si no te apures, será rápido.
Ya en el balcón, no había nadie alrededor y entonces Estela hablo:
- Ariel, se que sabes algo acerca de mi que puede afectar la vida que tenemos Ángel y yo, te sugiero que no lo hagas. Él es feliz así y deberías dejar así las cosas.
- No Estela, no puedo permitir que mi hermano viva de engaños, tu juego aquí se acaba.
- Perdóname Ariel pero no puedo permitir que  interfieras en mi vida.
Posteriormente Estela aventó con fuerza a Ariel por el balcón, muriendo al instante después de caer por cerca de 15 pisos arriba.
Estela se puso histérica incrédula de lo que había hecho al borde de la locura, pero al llegar las autoridades supo fingir bien. Explicando que se había caído accidentalmente y que el evento la había traumado, dejándola al borde del shock.

Ángel sufrió mucho haciendo el mejor entierro con un ataúd de la madera más fina y siendo a ataúd cerrado pues ni los mejores embalsamadores pudieron dejar el cuerpo presentable. La tumba estaba decorada de manera implacable siendo un mausoleo digno.
Estela continuaba con sus encuentros apasionados con Antonio. Ángel había ido con su secretaría a comprar un café en horas de trabajo, cuando ahí observo a Estela acompañada de Antonio como dos amantes apasionados.
Ángel mando seguir a Antonio, y cuando le confirmaron su dirección acudió a verlo. Toca la puerta y dijo:
- Hola, me imagino que sabes quién soy.
- Si eres el proveedor de Estela
- ¿Proveedor? ¿Ella te he dicho eso?
- Si, al menos lo da a entender. ¿Qué deseas?
- Hablar contigo, charlar un poco. ¿Qué más te ha dicho Estela?
- Decirme nada, pero es evidente que usted no la satisface en ningún aspecto. Viene casi todos los días, pero usted siempre está ocupado.
- Con mi trabajo pagó los lujos que se da, yo la traje aquí. ¡lo que tiene lo tiene por mí!
- ¿Sabes que tu hijo es mío?
- No puedo creerlo, íbamos a casarnos en unos cuantos meses, ella acepto.
- Claro para seguir explotándote como lo ha estado haciendo. Le das todo Ángel, seria tentador hasta para mí.
- ¡ESTELAAAAAAA! ¡Traidoraaaa!
- Ahora si me haría el favor de salirse de mi propiedad. Por favor.
Ángel golpeo con fuerza a Antonio. Dejándolo inconsciente al instante, al caer su cabeza se golpeó con una mesa donde se encontraba una lámpara, provocando que la lámpara que era pesada de cerámica callera directamente sobre su cabeza. Matándolo al poco rato del impacto.
Ángel se retiró a su casa, sabiendo que no tardarían mucho en descubrir que él había sido el autor del crimen, pues mucha gente lo había visto entrar a la residencia de Antonio. Llegando a la casa, agarró una cuerda, la ato a un árbol de su jardín, se subió a una escalera y con cuerda en cuello se dejó caer. Muriendo ahorcado. Reuniéndose así con su hermana Ariel.
El funeral de ambos se realizó, Estela solo acudió al de Antonio, llorando amargamente por su amante. Al de Ángel fue mucha gente distinguida llorando la muerte de un buen hombre.
La fortuna de Ángel pasó a ser de Estela, pues este lo había estipulado así. Ahora Estela era rica como siempre soñó y estaba soltera nuevamente. Vivía con recursos en abundancia y teniendo éxito en los negocios que emprendía, teniendo una tienda de ropa, una perfumería y un bar nocturno de mucho prestigio. Finalmente los sueños avariciosos que siempre tuvo se hacían realidad.  Estela vivía en soledad y se sentía morir entre tanta abundancia y a la vez tanta soledad.
Un día Arturo, el hijo de Estela, se había enfermado de unas fiebres extrañas, finalmente los médicos le dieron un diagnóstico: tumor cerebral inoperable, la muerte de Arturo era inminente.
Estela sabiendo el destino final de su hijo lo cuido, teniendo siempre los mejores cuidados y nunca separándose de su lado, hasta su último aliento. Un 15 de enero. Finalmente Arturo había fallecido a la edad de 5 años. Sus últimas palabras:
- Mami, tu eres muy buena siempre me estas cuidando. Eres mi ángel que me cuida, también mi papi se convirtió en un Ángel de verdad que me cuida, verdad mami.
- Si hijo, tu papi te cuida y yo siempre voy a estar a tu lado. Te amo.
- Mami, me siento muy cansado y tengo mucho sueño. Te amo mami.
Momentos después Arturo dejo de respirar, y finalmente expiró.

El médico trato de consolar a Estela pero fue inútil. Estela después del sepelio de su hijo, se enclaustro en su casa, hundiéndose en la más profunda soledad y llena de remordimientos.
Con el tiempo Estela se recuperó y con mucha fuerza de voluntad se disponía a seguir adelante.
Estela aprendió a llevar los negocios de Ángel y hacerlos prosperar con altas ganancias, metiéndose de lleno, asistiendo a reuniones y siendo una líder digna.
Finalmente Estele enfermo de una enfermedad que los médicos no pudieron dar un diagnostico fijó, pues la enfermedad era muy irregular. En el hospital donde estaba internado hizo gran amistad con un paciente igualmente de edad madura llamado Francisco, poco a poco se fueron conociendo y se enamoraron. Fernando le pidió matrimonio a Estela, Estela acepto. Francisco también estaba muy enfermo y después de 2 años falleció. Estela sabía que su juicio se encontraba cerca y que esta vez no tendría salida. En sus adentros pidió perdón por todos los males que había cometido, y declarando que aceptaba su destino si este era una eternidad de tormentos. De repente en medio de su agonía, escucha la voz del médico quien declaraba:
- Hemos encontrado la cura a su enfermedad señora. Se pondrá bien, ya lo verá. Nos esforzamos mucho y finalmente sabemos cómo tratarla.
Estela estuvo internada por 30 días, sufriendo de muchos dolores pero ya las fiebres eran menos frecuentes, finalmente como si fuera un milagro se recuperó. Saliendo del hospital con sus propios pies.
Un mundo lleno de oportunidades se abría a  Estela, pero ella se preguntaba si lo merecía y si tal vez su castigo era una vida llena de remordimientos y pesar. Pensando que tal vez hubiera sido mejor la muerte.

 

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta