cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Esto no es un relato erótico. ¿o si?
Varios |
15.12.13
  • 0
  • 1
  • 2303
Sinopsis

Relato en otro tiempo altamente erótico reconvertido a curioso regalo . Hay términos imposibles de omitir pues la duda entre erótico o no , no existiría.

 

       
Me llamo María  y si algo tengo claro en esta vida, es que no voy a morir de un infarto, de ello  se encarga una vida cuadriculada y milimetrada que me evita cualquier sobresalto. Se cuando me toca comer, dormir y follar.
Tengo un marido apático y aburrido como una pasa, que hace tiempo no me aporta nada. ¿Que se puede esperar de un tío que habla con su pene?.
Tengo veinticinco años y me gusta disfrutar de la vida. Me niego a follar los sábados noche por que toca o el domingo de mañana si hay timba de poker.
No quiero follar mientras mi marido da ánimos a "Pepito", su pene.
Los viernes suelo salir a mi aire, con un amigo gay, Fabio, al que  comería la polla si fuese un hombre. Nos reímos cada vez que se lo digo, a lo que él me contesta ." si fueses un hombre, también te la comería yo.  
jajaja...que pena doy.
Fabio esta al corriente de mis desventuras, y el muy cabrón siempre me esta picando.
- " Ves a aquel chico tan guapo. Es gay, me lo tiré...y a aquel  de traje y ojos verdes, es gay,  y peludo como un oso..."
Yo no soy una salida, pero tengo mis necesidades, y el polvo sabatino lo llevo mal... Sobre todo a miércoles.
Cualquier día me lío la manta.
El viernes pasado fue mi cumpleaños y como siempre quede con Fabio, que me recibó muy efusiva y gaymente. Me adelantó que me había preparado una sorpresa...y no me dijo más.  Yo imaginaba...y eso me ponía los pezones duros.
...Pasamos la noche riendo y picándonos. Cenamos en un chino, y luego, sobre las tres, fuimos al "POPPERS", un local de ambiente, a tomar unos chupitos de tequila, y terminar por todo lo alto.
...Cuando llevaba  cuatro, entre risas tontas , Fabio me agarró del brazo y me llevó al fondo de la sala. Me abrazó besándome... 
-" este es tu regalo".
Me dio un empujon, y me vi en una habitacion sin luz, en la que apenas se oia el bom-bom de la música.  Fui hacia la puerta golpeando enfadada, cuando note que una mano me cogía fuertemente del brazo y me lanzaba hacia atras. 
De un golpe seco  me rompieron el boton de la falda dejandome desnuda de cintura para abajo y totalmente desorientada . Me palpitaban las sienes  y expendía los brazos  buscando algo o alguien a quien asir para asfixiar . No negare, que la situación me habla excitado por lo menos un poco, aunque no me dio demasiado tiempo para valorar este punto, pues alguien me cogió por la espalda presionandome hacia si susurrandome al oído palabras que se convertían en descargas eléctricas que me recorrían todo el cuerpo, terminando todas en el mismo sitio.  Alguien me presiono las tetas y de un tiron me sacó la blusa. Sin tiempo, otras manos engancharon mis pezones como tenazas, obligandome a arrodillarme. Me moría de placer y dolor, ¿o solo era placer....?
Cuando estaba de rodillas aflojo la presión y me estrujo con un beso profundo y humedo. Mientras dos manos, o cuatro empezaron a manosearme por todo el cuerpo, con la excitación de la anarquía, del no saber donde surgiría el siguiente roce. Oía movimientos lubricados por toda la sala ¿ Cuantos habria?  Seis ,diez... Me cogieron en volandas y me tumbaron boca arriba, disfrute durante mucho rato de sensaciones desconocidas para mi, recibí un curso intensivo de calidades y tamaños, de tempos y de estilos, volviendome loca de placer. 
Ese día descubrí que nunca había tenido un orgasmo, ni dos ...   !Dios! !Que placer!!   Cuando ya no podía mas , y cualquier  nueva arremetida habría acabado conmigo en urgencias... Unos brazos fuertes me levantaron delicadamente y me ayudaron a vestir. Antes de terminar  un susurro al oído .-"si fueses un hombre ... "

-"...Este es tu regalo"  

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

No es que el universo te odie. Es que le importas una mierda

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta