cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
“Estrellas solitarias en un mar de letras”
Varios |
08.08.14
  • 4
  • 3
  • 2497
Sinopsis

¡Aviso a navegantes!

Triste figura que divaga por entre aquellas montañas rusas de papeles entre mesas de contables dentro de una jungla de pensamientos vacios de experiencias y con un balaje de muchos resentimientos. Por lo que hubiera hecho en su vida pero por falta  el ímpetu, de espíritu libertario, se siente atrapado en las fauces creadas por el mismo para su lamento personal.

De que le sirvieron titulaciones universitarias que lo único que le han aportado son gruesas cadenas de lo amarran en el dique seco de la vida. Eduardo recuerda tiempos pasados mejores, tiempos que se escudaba en su falta de experiencia sobre la vida. Pero Eduardo creció y creció con la carencia del que lo entrega todo sin esperar nada a cambio. Es un  ser excéntrico y obsesionado con lo que ha entregado y lo poco que ha recibido según cree el.

Eduardo está recogiendo los frutos que ha sembrado, el no lo ve de esa manera porque es tan necio que no es capaz de reconocer que el no es diferente a los que le rodean. Eduardo se convirtió en lo mismo que esas pilas de papeles que le rodean, datos y números envueltos en nubes de polvo que sirven para hacer cuadrar una vida de miserias con la mortaja de un vivo que se siente muerto.

Se convertido en ser huraño, esquivo y hosco, pegado a su ordenador para aislarse de una realidad que no le es grata. Se disfraza de entendió en mucho y sabedor de nada. Su válvula de escape para intentar ser lo que no puede en su vida diaria. De algo le tienen  de servir esas pesadas cadenas que arrastra como fantasma de ópera. Crea sus fantasías de tras del monitor y las teclas las utiliza como afiladas agujas para describir lo que en voz propia se atrevería a decir.

Estando acompañado se siente solo, pedido entre multitud de personas como árbol  que no da fruto, como vientre seco que no es capaz de concebir vida en su interior. Eduardo es el justo en el mundo de los injustos, el tuerto en el reino de los ciegos. Solo ve lo que sus diminutos ojos  ven, lo que considera licito y adecuado a su intelecto, menos preciando a los demás por no ser como el

Que diferente es Eduardo que agazapado en alguna pagina web gratuita, haciendo  trinchera en defensa de lo que sea, el tema o argumento no es lo más primordial, lo primordial es hacerse amo del odio atraves de comentarios que él sabe que pueden hacer daño y si no utilizar esos silencios, que la mayoría de veces pueden erosionar los cimientos de cualquier ser humano de igual manera que la crítica más salvaje que pueda salir de sus afiladas teclas de ordenador.

Como censor en una recia dictadura intenta imponer sutilmente su voluntad al bien o mal hacer de algunos pobres desgraciados que lo único que aspiran es a ser oídos o leídos sin otra cosa que tener la opino del que los está contemplando. Eduardo manos tijeras cortara todo lo que considere insano al juicio de podía ver sido y no fue como el desearía que fuera.

 

 Que queréis que os diga de tal personaje que es un toca “cajones”, a diferencia que si te los tocan y te crean un maravilloso orgasmo bien venido sea, pero cuando su utilidad es para cortarte el flujo urinario  para producir una retención en la vejiga y con ello sumirte en un dolor intenso. Como diría Rogelio ¡Mandan cojones! Para eso que se la casque con dos piedras que igual le gusta y repite ¡Qué putada! Es ver una estrella en un mar de mierda sin ninguna puta explicación. Es lo mismo que ir a  cagar dejar la mierda y no limpiarte el culo con papel higiénico. Acordarse te tirar de la descarga del agua que la mierda “flota”.  

 

“Estrellas solitarias en un mar de letras”

¡Aviso a navegantes!

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

No me conocen todos los que me tratan, ni me tratan todos los que no me conocen

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta