cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Excursión
Varios |
24.07.20
  • 4
  • 3
  • 353
Sinopsis

El ciclista

Avanza remolón, a media velocidad, por la avenida en una barriada bastante alejada del centro de la ciudad. Es domingo, la mayoría duerme aún, disfruta de la bendita pereza de este día y el otoño muestra su mejor cara, con un cielo nítido y claro que parece haberse equivocado de estación. Es una de esas mañanas de oro tardío, de lúcida transparencia, antes de que el invierno llegue y entierre a la ciudad en un pozo gris.

El ciclista, de rostro corriente y sin rasgos que apenas lo distingan, sigue su camino, alegre, feliz, mientras silba con brío esa canción tan conocida,…”Brasil”, una melodía entrañable, que oscila entre la melancolía y la esperanza y que de alguna manera suena a superación, a la pérdida de la importancia que a veces se le concede a las cosas, a lo mundano.

Los árboles que franquean la carretera también han perdido su plumaje y la bicicleta se desliza a través de remolinos que motean pálidos el asfalto. A su derecha un riachuelo corre ruidoso y al otro lado los bosques se visten de un rojo lujoso que no tendría nada que envidiar a cualquier  estampa de un bosque otoñal canadiense.

Nuestro hombre continúa por calles desiertas donde sólo se tropieza con algún que otro Jogger, la mayoría exasperados por tanta obligación impuesta y tanto deporte, deseosos de volver al calor entre sus sábanas, al desayuno, al periódico o incluso al sexo para los más afortunados. Observan irritados la alegría del ciclista que no se inmuta e ignora a su paso, por jardines y setos, los ladridos de algunos perros.

Llega a la autopista, la única arteria abarrotada de tráfico, pero no se detiene. El camión cargado de bombonas de propano lo esquiva aterrizando en el carril opuesto para colisionar con un autocar de jubilados. Un infierno se desata en la autopista: explosiones, alaridos, hierros retorcidos, carne incinerada. El ciclista emerge de una bola de fuego sin un rasguño. Alcanza la otra orilla y continúa su paseo. Una pandilla de gorriones, alborotada por el ruido, se vuelve a posar precavida sobre las ramas y contempla de reojo al ciclista sin sombra. Respiran aliviados cuando éste se aleja con su canción.

El ciclista continúa silbando....

”Brasil”…..

 

Gabriel Gamboa

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Me gusta leer, también escribir, pero solo cuando tengo ganas.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta