cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

15 min
fantasia La Séptima Batalla Milenaria - LAS PRUEBAS DE LOS GUARDIANES - Malas noticias (Cáp. 04)
Fantasía |
13.11.17
  • 3
  • 3
  • 60
Sinopsis

7 Jóvenes serán elegidos por él destino escrito en la profecía para enfrentar una vez más las fuerzas oscuras que amenazan la tierra y sus dimensiones; un inesperado maestro enviado por los Dioses será su mentor a la hora de dominar las habilidades con las que han nacido, pero las bendiciones de los Dioses no serán suficientes, necesitaran toda la ayuda que puedan brindarles y mucho más para vencer en está batalla, la confianza en sí mismos, la fuerza de la amistad y él amor serán él único recurso para decidir él destino del mundo tal y como lo conocemos…

Al no darse cuenta de cuanto tiempo había pasado, el tramo hasta su casa le pareció decepcionantemente corto, y durantes unos momentos pensó en simplemente dar una vuelta para prolongar sus divagues en torno a lo que había pasado, aún así se dirigió a su casa, ya era bastante más tarde de lo usual y su madre podría preocuparse, aunque fuera lo suficientemente mayor para llegar por las noches no lo hacía con frecuencia, y solía llamar desde la casa de Kyle para que se quedara tranquila.

Hoy, con los inesperados sucesos de la noche, esto no se le había ocurrido, y si no fuera por su buena suerte, seguramente se abría preocupado por que lo regañaran o lo dejaran castigado; ya le había ocurrido en alguna ocasión aislada.

Cuando entró a su casa comprendió de inmediato cuan tarde debía ser, su hermana y su madre estaban terminando de cenar lo que parecían pastas con albóndigas; uno de sus platos favorito. Dejó la mochila a un lado y se sentó en la mesa. En cuanto vio la mirada de su madre comenzó a preocuparse que su suerte se hubiera esfumado; aún le quedaba la esperanza de que su hermana la hubiera calmado hablando de responsabilidad o algo así.

– Te demoraste bastante hoy ¿No?

– Si, iba a llamar pero se me pasó por alto, me quede en la biblioteca a terminar un trabajo de filosofía que tenemos que entregar para levantar las notas

Sophye levanto la cara de su plato y lo miró con curiosidad; era como si estuviera atando cabos y se hubiera dado cuenta que sacó la lotería; su madre por su parte asqueó la ceja, no era tonta y sus notas de filosofía no necesitaban trabajos de apoyo de manera que la excusa de Dylan no era buena

– Entre una cosa y otra nos demoramos más de la cuenta –cerró la idea

– ¿Se demoraron? ¿Estabas con Kyle?

Ahora su hermana estaba completamente atenta a la charla, afortunadamente se mantenía callada, porque ya sospechaba algo, pero su madre parecía preocupada.

– No, el profesor me asignó a una compañera de la clase, y Kyle tuvo que hacerlo con… – ¿Quién podría nombrar que no le delatara? De pronto la idea llegó a su cabeza desde un sitio muy distante – Virginia

Eso no había estado bien, los ojos de Sophye relampagueaban con entusiasmo; ¿Sabría algo mas…?

– Bueno ¿Podrías haber llamado? Pregunte en casa de Kyle hace bastante tiempo y no estabas allí, a pesar que él había regresado hace horas, no sabía que pensar, te podía haber sucedido algo.

– Solo estábamos terminando un trabajo, pero ya está listo, nada de lo que te debas preocupar, nos quedamos hasta tarde para no tener que reunirnos mañana temprano

Sophye estaba desesperada por hablar, pero Dylan no podía levantarse de la mesa o su madre pensaría que estaba enfermo y luego tendría que dar más explicaciones, y si se quedaba el entusiasmo de su hermana la llevaría a comentar algo frente a mamá, por suerte sonó el teléfono, y realmente esperó a que Sophye lo atendiera para sacarse su mirada de encima, pero se levantó María aún un poco disgustada, sin lugar a duda no debía repetir estas demoras.

– Yo contesto, además ya debía irme a la cama – Dejo los trastes en la pileta y fue por el teléfono – no se olviden de limpiar los platos antes de ir a dormir.

Me quedé en silencio mientras se alejaba por él pasillo, cuando él teléfono dejo de sonar levante la mirada de mi plato de tallarines y allí estaba mi hermana rebosante de felicidad como un globo que se hinchaba con gas hilarante.

– ¿Así que estabas haciendo un trabajo de filosofía? – comentó como si se tratara de una casualidad a la que no estuviera acostumbrada

– Si ¿Que tiene de malo? – Definitivamente era una batalla perdida, pero quizás pudiera hacer un poco de tiempo para excusarse e ir a la cama con algo más en el estomago.

– Raro, muy raro, ya que el trabajo que te pidieron ya está hecho en tú cuarto, y no tardas más de una pocas horas en hacerlos, sin embargo entre ambos se demoraron hasta que oscureció – viéndome sumido en el silencio sacó puntos a favor de lo que su hermana decía – Además, que raro que Kyle tenga que hacer el trabajo con Virginia, ella suele estar siempre con Cat. Hacen todo juntas; me pregunto con quién lo habrá hecho – era evidentemente que era muy buena, un detective le hubiera tomado más tiempo – sobre todo si la tarea era en parejas, ella no se lleva con muchas personas, ¿Verdad?

– Si lo que quieres saber es si hice mi trabajo con Cat, si, así fue, que tiene eso de malo – le estaba disgustando que su hermana lo supiera todo ¿Cuando podría vengarse? A ella no le conocía ninguna pareja ni ningún amigo de quién sospechar.

– Que ella también es buena en Filo; el profesor Marcus dice siempre que son los mejores del curso; no entiendo como pudieron tardar tanto en terminar un trabajo, a menos que hablaran de otras cosas y aprovecharan él tiempo en otras tareas, claro.

– En realidad también hablamos, ¿Pero qué tiene eso de malo? ¿Tú no hablas con tus compañeros cuando hacen un proyecto juntos?

– Mis proyectos los hago con Mel. Pero ustedes deben haber charlado mucho… además de que algo bueno te ha pasado

– ¿Algo bueno? ¿Cómo que?

– Tienes cara de que mañana es tú cumpleaños – dijo mientras levantaba los hombros y expandía su sonrisa, sin duda se había dado cuenta de que iba por buen camino – y aún faltas varios meses; ¿Todo ha salido bien con los aretes? ¿Le han gustado?

Algo se salía del hilo, pero ahora comprendía, hablaba de los diamantes extraños

– ¿Eso es lo que crees? ¿No te he dicho que eran para Kyle? – agregó Dylan con gracia

Al fin se había confundido aunque no pudiera desmentirlo más que mostrándole las piedras aún ocultas en su ropa

– Si, pero como Mel no los recibió y tú estás tan contento, simplemente supuse que algo tendrían que ver

No se podía hacer una idea de lo acertada que estaba, sin aquella alocada charla, quizás nunca hubieran llegado a… Pero se interrumpió

Su madre entró a la cocina con los ojos hinchado y varías lágrimas que se derramaban, ambos chicos se levantaron de inmediato y corrieron para abrasarla en un acto instintivo hasta hacerla sentar en la mesa

– ¿Que pasó Mamá?

Aunque no estaba seguro de querer arruinar su día con malas noticias, tan bien estuvo hasta ahora, fuera lo que fuera ¿No podría haber esperado hasta mañana?

– Es su abuela, llaman del hospital, parece que se ha intoxicado; aunque los doctores no saben que pudo haber sido, fue internada de urgencia, debo ir a verla, dicen que puede… – pero no pudo continuar

– Nosotros también iremos

Desde un primer momento no era posible, la abuela vivía muy lejos y era un día de viaje llegar allí, eso si no había demoras en el aeropuerto que eran tan comunes y frecuentes como las olas en él mar

– Ustedes tienen que estudiar, iré yo, saldré mañana temprano, cuando se levanten me habré marchado, ahora debería preparar las cosas; ve Sophye y tráeme unas maletas de tú cuarto, debo empacar antes de acostarme – en cuanto mi hermana salió del cuarto de dirigió a mi – quiero pedirte que no te separes de tú hermana

– ¿Que?

– Vayan y vengan juntos al instituto, no quiero que ande sola por ahí

– Ella jamás aceptará que la acompañe, es más, querrá aprovechar para salir con sus amigas.

– No seas tan duro con ella, ustedes se llevan bien y lo comprenderá de inmediato, no quiero que les pase nada, no podría soportarlo, no luego de – las palabras escapaban de sus labios como un silbido; no podía mencionar a su padre – prométeme que se cuidaran y no harán travesuras

– No creo que ella

– Yo hablare con ella, ahora promételo

– Está bien, la acompañare y la traeré a casa hasta que regreses, pero ella no querrá acompañarme si tengo otras cosas que hacer

De inmediato su mente escapo a la casa de Kyle jugando un juego nuevo hasta que una pared se cayó y se vio tomado de la mano de Cat paseando por el centro del pueblo

– Ella no querrá andar conmigo – agregó olvidando esos pensamientos de momento

– Yo hablare con ella, ahora ve a dormir que lo necesitarás, mañana los llamaré desde el hospital

Un poco decepcionado ante la oportunidad de unos días solos para disfrutar de la vida fueran opacados por la presencia de su hermana y el hecho de que su abuela estuviera grabe; abandonó la cocina mientras Sophye entró un tanto sombría arrastrando un bolsos y una maleta; seguramente en unos pocos minutos estaría aún más decepcionada.

Se acostó en su cama y le tomó bastante tiempo concentrarse, él tenía la esperanza de lograr un sueño en particular, pero necesitaba estar calmado, y en ese momento, oyendo la voz poco cariñosa de su hermana protestando al otro lado de la puerta resultaba difícil

Pero lo consiguió, con mucho esfuerzo se relajó y dejó que sus parpados se cerraran, en unos momentos estaría dormido y la vida real sería algo de menor importancia; así murmuró para sus adentros

“hoy debo soñar con ella, hoy debo soñar con ella, hoy debo soñar con ella y ahora debo dormir.”

* * * * *

En cuanto este pensamiento se formó en su mente él sueño se apoderó de él y se encontró en una playa soleada; la arena dorada bajo los pies y una brisa calida y agradable lo alcanzaban en todo su cuerpo….

Las olas rompían en la costas y las palmeras proyectaban formas dispares sobre él; una voz lo llamó desde detrás, supo de inmediato que había conseguido su propósito.

Allí estaba ella, Cathye lucia un magnifico traje de baño y dejaba su pelo negro y suelto caer por debajo de los hombros, esa mirada profunda de sus ojos de un marrón oscuro que contrastaban con su piel relativamente blanca. Ella era un sueño, un sueño real por decirlo de algún modo.

Se tomaron de la mano y caminaron sin decirse nada, él solo quería estar con ella, compartir la playa y el cielo, quizás cuando despertara, ella todavía estuviera allí, después de todo… había logrado llevarse esos diamantes…

Este pensamiento lo perturbó de inmediato, pero Cathye le puso una mano en la mejilla y lo obligó a volverse hacia ella, deteniéndose a la sombra de una palmera particularmente alta, estaba a punto de besarlo, como lo había hecho antes de entrar a su casa, con esa tranquilidad y esa delicadeza que inspiraban la calma. Sus caras se acercaban, tan solo un poco más… cuando de pronto se disolvió como si fuese arena volando al viento.

– ¡Cathye! – Grito con todas sus fuerzas pero nadie respondió – ¡Cat! – pero él viento soplaba cada vez más fuerte, hasta que se detuvo tan rápido como había empezado

– Veo que ya encontraste uno de los guerreros – Esa voz la conocía, temía voltearse, él no podía estar ahí; pero cuando el agua de enturbio de un color sangre y la arena pasó a un gris oscuro supo que no tenía más remedio

– ¿Qué quieres ahora? – le espetó al niño que había tras él, con una mirada de furia que hubieran hecho temblar a muchas personas valientes

– Debes cumplir tú misión, estoy aquí para ayudarte – odiaba la seguridad de sus palabras – pero no eres muy listo, aún no has usado tú corazón

Eso era ridículo, la noche pasada había usado su corazón con cada molécula del cuerpo

– Habló del corazón guerrero que lucha en tú pecho y de las lágrimas que te he entregado

– ¿Sabes lo que pienso?

– ¿No habrás creído que eres el único capaz de leer las mentes? De todas formas, aún debes aprender muchas cosas antes que controles tus habilidades

– ¿Entonces realmente soy capaz de…?

– Claro que si, pero ese solo es el inicio, deberás entrenar muy duro, pero pronto estarás preparado para hacer cosas que aún no puedes imaginar – el niño le dio unos segundos para que asimilara la información antes de continuar – con un poco de ayuda ya has encontrado a otro guardián; y se han enamorado

Al menos sabía de quién estaba hablando, pero que leyeran su mente no era para nada divertido

– Imagino que estarás hablando de…

– Catherine – completo la frase – ella es una de las jóvenes benditas de corazón puro; y aún debes hallar a otros tres, aunque los conoces a todos

Esto si era una sorpresa; no conocía a demasiadas personas, significaba que casi todos sus conocidos estaban envueltos en esto aunque no había formulado ninguna pregunta respondió

– Claro que si, mañana te estaré esperando en un lugar de ensueños, pero donde podrás ir con cuatro de los benditos

– Pero solo conozco a Cat

– Mañana, cuando descubras el lugar al que debes ir, cinco benditos llegaran hasta mi y tú los liderarás para que lo hagan; esa es tú misión; a los otros les pedirán que no te acompañen, pero tarde o temprano se unirán a tú lucha. Comenzará pronto el entrenamiento que los dioses le han reservado y su mundo mortal tendrá una oportunidad de sobrevivir.

– Pero no comprendo, como se supone que…

– Las lágrimas llamaran a sus corazones, Los corazones llamaran a sus dueños, y sus dueños te llamaran a ti, mañana oirás lo que debes saber. No podemos hablar en este lugar, es demasiado peligroso, ya hay personas tras de ti

– ¿Personas tras de mí?

– Ya han atacado a tú familia

La única persona que conocía y le había pasado algo era…

– Si, he llamado a tú madre para que se aleje de ti, es una forma de protegerla; ella es fuerte y tú también deberás serlo, porque lo que te diré mañana pondrá a prueba todo lo que conoces, ahora despierta que debes despedirte…

* * * * *

Tan pronto como pudo se incorporó en la cama, instintivamente apartó las sabanas buscando algo que demostrara que no había sido un sueño, sin embargo allí no había nada, ni piedras ni nada…

Un ruido tras su puerta lo distrajo, la luz se colaba por debajo y se refleja en la pared de enfrente, tomó el picaporte y la abrió con cuidado.

Su madre lo pudo ver casi de inmediato

– Lo siento, no quise despertarte, trate de no hacer demasiado ruido

Hablaba en voz baja, seguramente Sophye aún durmiera. Tenía la apariencia de no haber pegado los ojos en toda la noche, de pronto recordó su sueño, ella debía alejarse para estar a salvo ¿Cómo era eso posible?

Fue al baño y se lavo la cara, aún en piyamas bajo a la cocina y preparo una tasa de café que le pasó a su madre, no dijo nada pero le dio un fuerte abrazo; luego de tomarla en silencio llamaron a la puerta; un taxista con aspecto somnoliento estaba al otro lado, y con cuidado pusieron las valijas en el maletero.

La despedida fue breve, parecía que su madre hubiera perdido el habla, y Dylan se quedó varios minutos después de que él taxi se perdiera en la calle oscura mirando en la dirección en que habían partido

Entró a la casa y cerró la puerta con llave, se sentó en la mesa de la cocina y miró él reloj, eran las 5 y media de la mañana, pero no tenía ánimos para irse a dormir, se quedó mirando la pared mientras el sol comenzaba a entrar a través de las ventanas.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Bueno, si son borradores, se pueden corregir. Lo digo porque tus lectores merecen algo bien escrito, ya que se han tomado el tiempo de leerte.
    como dije estan todos asi hasta el 7 creo que es, que fueron los primeros capitulos que escribi y no debinia en que persona estaba... ya luego se define... quizas quede alguna incoerencia pero seria minima en comparacion. ni yo me paso esos primeros capitulos por el desorden de personas
    En este te sucede lo mismo que te he comentado en las partes 3 y 4 sobre los diálogos. Debes corregirla, de inmediato, porque si escribes toda la novela así, después va a ser un gran problema corregirla toda. No olvides tener mucho cuidado con la voz narrativa (te lo comenté en otro capítulo).
  • 7 Jóvenes serán elegidos por él destino escrito en la profecía para enfrentar una vez más las fuerzas oscuras que amenazan la tierra y sus dimensiones; un inesperado maestro enviado por los Dioses será su mentor a la hora de dominar las habilidades con las que han nacido, pero las bendiciones de los Dioses no serán suficientes, necesitaran toda la ayuda que puedan brindarles y mucho más para vencer en está batalla, la confianza en sí mismos, la fuerza de la amistad y él amor serán él único recurso para decidir él destino del mundo tal y como lo conocemos…

    7 Jóvenes serán elegidos por él destino escrito en la profecía para enfrentar una vez más las fuerzas oscuras que amenazan la tierra y sus dimensiones; un inesperado maestro enviado por los Dioses será su mentor a la hora de dominar las habilidades con las que han nacido, pero las bendiciones de los Dioses no serán suficientes, necesitaran toda la ayuda que puedan brindarles y mucho más para vencer en está batalla, la confianza en sí mismos, la fuerza de la amistad y él amor serán él único recurso para decidir él destino del mundo tal y como lo conocemos…

    7 Jóvenes serán elegidos por él destino escrito en la profecía para enfrentar una vez más las fuerzas oscuras que amenazan la tierra y sus dimensiones; un inesperado maestro enviado por los Dioses será su mentor a la hora de dominar las habilidades con las que han nacido, pero las bendiciones de los Dioses no serán suficientes, necesitaran toda la ayuda que puedan brindarles y mucho más para vencer en está batalla, la confianza en sí mismos, la fuerza de la amistad y él amor serán él único recurso para decidir él destino del mundo tal y como lo conocemos…

    7 Jóvenes serán elegidos por él destino escrito en la profecía para enfrentar una vez más las fuerzas oscuras que amenazan la tierra y sus dimensiones; un inesperado maestro enviado por los Dioses será su mentor a la hora de dominar las habilidades con las que han nacido, pero las bendiciones de los Dioses no serán suficientes, necesitaran toda la ayuda que puedan brindarles y mucho más para vencer en está batalla, la confianza en sí mismos, la fuerza de la amistad y él amor serán él único recurso para decidir él destino del mundo tal y como lo conocemos…

    7 Jóvenes serán elegidos por él destino escrito en la profecía para enfrentar una vez más las fuerzas oscuras que amenazan la tierra y sus dimensiones; un inesperado maestro enviado por los Dioses será su mentor a la hora de dominar las habilidades con las que han nacido, pero las bendiciones de los Dioses no serán suficientes, necesitaran toda la ayuda que puedan brindarles y mucho más para vencer en está batalla, la confianza en sí mismos, la fuerza de la amistad y él amor serán él único recurso para decidir él destino del mundo tal y como lo conocemos…

    una ficticia historia real

    lala era el sobrenombre de mi ex

  • 63
  • 4.21
  • 558

Me gusta escribir desde los 12 años, tengo una gran imaginación y cuando jugar con ella por temas de edad fue un problema, comensé a escribir aquella desbordante fantasía

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta