cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Fernando Martín
Reales |
02.12.12
  • 4
  • 3
  • 1412
Sinopsis

Los mitos nunca mueren, si acaso se desvanecen... Escribí este relato coincidiendo con el 20 aniversario, y hoy, un par de años después y coincidiendo de nuevo con su aniversario, sigue estando vigente su recuerdo. Cada uno tiene su visión. Incluso llegó a convertirse en icono aquella pregunta de ¿Qué estabas haciendo tu el dia de la muerte de Fernando Martín? similar a aquella de JFK.

Dicen que durante nuestra infancia-adolescencia creamos a nuestros ídolos, a nuestros héroes, a los que queremos imitar y parecernos, en lo que hacen y en su forma de ser. Luego podemos conocer a otros mejores que ellos, pero el aura de carisma y misticismo ya se lo hemos otorgado a los primeros, que con los años pasan al estado de leyenda.

Septiembre de 1984, mi madre para que tenga una actividad extraescolar me apunta a baloncesto, el deporte de mi vida, en el polideportivo municipal del barrio de San Blas, apenas a un par de Km. de donde vivía en la calle de Río Nervión, en el Barrio Bilbao de Madrid. Pasados unos meses, se hace un equipo para el cual me eligen, y sobre unas humildes camisetas interiores de Abanderado, tenemos que coser nuestros números de skay en la espalda. Yo no tenía duda, el mío era el 10, porque nací ese día, porque es el número de la perfección, y porque era el número de Fernando Martín.

A las mujeres, a la hora de hablar de un hombre con esa fruición con que lo hacen, se fijan según el gusto en tipos como George Clooney, elegantes, con atractivo, y un toque de maldad. Los hombres cuando nos fijamos en un hombre como icono de masculinidad, desde el punto de vista de ídolo, nos fijábamos en tipos como Fernando Martín. Un tipo duro, honrado, valiente, que no le pierde la cara a la vida, y por supuesto con atractivo, y con uno de los mayores carismas que haya visto en mi vida.

Finales de la liga ACB de 1989, 2º partido. El Barcelona gana la serie al mejor de 5 partidos por 1-0 después de haber ganado el primer partido por 25 puntos de diferencia. El equipo del Real Madrid se encuentra comiendo en el restaurante del hotel, la situación no es muy optimista pues pese a las estrellas que entonces tenía (Petrovic, Rogers, Biriukov, etc.), el líder sin duda era Fernando Martín. Él no podía estar con sus compañeros y se había perdido el primer partido, porque se había tenido que quedar en Madrid por unos terribles dolores en la espalda que le mantenían postrado en la cama. De repente, se abre la puerta del restaurante y aparece él, se hace un silencio sepulcral, y él impasible como siempre dice: “Yo no me he levantado de la cama para perder”. Como si se tratase del héroe de una película, que aparece a última hora para solucionarlo todo. El partido se ganó sin duda. La liga… fue ya otro cantar, aunque recuerdo eso sí con un arbitraje lamentable que expulsó a la mayoría de jugadores del Madrid en el último y definitivo encuentro.

Para todos los que como yo pertenecemos a la generación de los 80, entre los iconos de la década: La movida; el mundial 82 y naranjito; Mazinguer Z; el 1,2,3; la bola de cristal; el coche fantástico, etc. se encuentra también la medalla de plata de baloncesto en los Angeles 84. Eran otros tiempos, donde como dice la canción “España está aplastando a Yugoslavia por 20 puntos arriba”.

Recuerdo el día que murió, yo jugaba en el equipo de Baloncesto de San Fernando, y estábamos en Torrejón de Ardoz jugando un partido contra el equipo local. Al terminar, en la cafetería nos enteramos, nos quedamos helados. Un héroe se nos iba. Durante toda esa semana en el instituto fue el tema de conversación general, increíble y menos por un jugador que no era de fútbol, en una España donde los telediarios sólo hablaban del deporte rey y poco más. Durante esa semana, me dediqué a coleccionar todo aquello que aparecía en la prensa, como una feligresa hace con las estampitas de sus santos favoritos. Quería, que ya que perdía a mi héroe o ídolo, por lo menos perpetuar su leyenda; y aún hoy 20 años después cuando viene a mi mente su imagen, siento lo mismo, ese impacto que produce cuando te encuentras a alguien al que admiras y con ese inmenso carisma que el tenía.
 
El abrió puertas, fue el primero, como Santana, Ballesteros, o Fernando Alonso en otros deportes. Hoy en día podríamos decir que ha encontrado un sucesor, aunque distinto de forma de ser, pero igual en la grandeza de su carisma: Pau Gasol. Si me apuráis, esta claro que Pau es mucho más grande como jugador, y lo valoraremos en su justa medida cuando se retire y pase a ser leyenda; pero para mi y para los que como yo crecimos en los 80, disfrutando y conociendo un deporte que entonces se hizo un hueco para ser lo que hoy es, solo hay un numero uno y ese es: Fernando Martín.

 

 

PD: Espero que os haya gustado. Quisiera comentaros, que tengo más relatos de este tipo, o de otros (Homenajes, política, guerra de sexos, monólogos tipo "El Club de la Comedia", etc.). Y si os apetece leer más los tenéis, a parte de en mi página web, en mi página de relatos de Facebook -en el apartado Notas, para ser exactos-:

http://www.facebookcom/pages/Jose-Antonio-Rodriguez-Clemente/115514938464796

Un saludo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • No está mal, pero mi jugador de baloncesto fue Emiliano.
    un Grande !
    Se nota que eres un auténtico fan.Yo también lo admiraba.Un saludo, me ha gustado tu texto.
  • Una conclusión sobre el Heteropatriarcado, después de fijarme en mi experiencia propia y alrededores.

    Todos los años por estas fechas me asalta la misma pregunta, sobre el día orgullo gay, o como dicen ahora orgullo LGTBIQ

    "Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades" ¿Es esto cierto?. En tiempos de crisis, esta es una afirmación muy recurrente. Veamos un posible Monólogo tipo "el Club de la Comedia" de lo que puede dar de sí.

    En este relato me ha encantado el sabor, (o mejor el "flavour" como dicen los ingleses, que incluye el olor), que emanaba la situación que cuento. La inspiración tiene caminos insondables y extraños, gracias Roxette por su canción. Como siempre, espero os guste.

    Navidad, ¿dulce Navidad? Puede serlo. Espero os guste, y feliz Navidad a todos

    Cómo son y qué tienen este tipo de chicas. Relato a medio camino entre una experiencia personal y un monólogo del club de la comedia

    La ley habla de los 3 estados sucesivos por los que pasa una mujer cuando se rompe la relación con su pareja, y que son los siguientes...

    Conclusiones después de un día especial, que dejó 3 perlas en forma de lecciones sobre las mujeres que os comento a continuación.

    Si alguien me pregunta por la esencia de este lugar, en el cual yo además nací, la podría definir con este texto. Es como un collage, como un puzzle de pensamientos e ideas dispersas que al juntarlas forman un todo. Espero os deje tan buen sabor de boca como a mi.

    Los mitos nunca mueren, si acaso se desvanecen... Escribí este relato coincidiendo con el 20 aniversario, y hoy, un par de años después y coincidiendo de nuevo con su aniversario, sigue estando vigente su recuerdo. Cada uno tiene su visión. Incluso llegó a convertirse en icono aquella pregunta de ¿Qué estabas haciendo tu el dia de la muerte de Fernando Martín? similar a aquella de JFK.

  • 18
  • 4.45
  • 394

No escribo sobre un tema en concreto: Homenajes, política, guerra de sexos, monólogos tipo ”El Club de La Comedia”, etc. Si queréis leer más, a parte de mi página web, también tenéis la página de Facebook (https://www.facebook.com/joseantoniorodriguezclemente) de los Blogs. Un saludo.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta