cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Filosofía farsante
Amor |
13.06.10
  • 5
  • 1
  • 1480
Sinopsis

Un hombre, imposible recordar su rostro. Estaba agachado con unos recipientes en el pie de un árbol, en ese recuadro de arena rodeado de un bordillo. Ese punto tan puro que resiste al dominio del asfalto, de las huellas de cinco dedos, de las perchas y las cajas de zapatos. Ese punto que mira con anhelo las cercanas montañas.

Tenía de 7 a 10 años, e iba con mi hermano, que tendría de 5 a 8. Recuerdo que era domingo, ya que había mercadillo e íbamos con nuestros amigos, los cuales solo veíamos esos días. También recuerdo la hora, sobre las 3 de la tarde, ya que estaban la mayoría de las paradas recogidas y la calle repleta de perchas y cajas de zapatos.
Ah, llovía.

El recuerdo.

El hombre estaba echando unos líquidos en la arena, y recuerdo que mis compañeros le preguntaron que hacía. Dijo que echaba lejía para cazar lombrices, ya que las hacía salir. Y si, ahí estaba la maraña de lombrices, enredadas entre ellas, mirándonos como intrusos.

Analizo mi recuerdo (real) como una fácil metáfora. Son las lombrices una alegoría de lo que somos, entonces ¿Deseo que la piel de asfalto caiga y se quedo todo en carne viva?

No. Todo ese recuerdo y esa metáfora me han servido para hablar de pollas.

Este, mi recuerdo, me sirve para construirme esa metáfora, pero;

¿Hasta que punto creo en lo que pienso? ¿De que sirve creer en un argumento, si otro opuesto te puede cambiar éste?

Bien, puedo defender que hacer carreteras, autopistas, hacer colegios, educar a nuestros hijos sea algo bueno, algo digno de defender. En cambio al oir el contrargumento: Se han perdido todos los valores humanos que teníamos, podríamos vivir todos en montañas en armonía con la naturaleza y educar nosotros mismos a nuestros hijos, sin imposiciones de nadie. Puede llevar a cambiar por completo lo que antes defendías.

Si que sentimos una serie de sentimientos muy variados al defender nuestros valores, desde ápices de admiración hacia nuestra persona, hasta el mayor de los sufrimientos, entonces ¿Cómo podemos saber cuando de verdad defendemos algo o simplemente nos aferramos a algo que aparentemente es digno de admirar?

Da igual quien seas. Todo el mundo tiene pensamientos duales. Los argumentos que tanto defienden un día lo cambian. Tomas Mann cuando empezó a escribir “La Montaña Mágica” defendía valores del nazismo, cuando la acabó los condenaba.

¿Cuáles son los argumentos a defender?

El amor puede mover montañas, pero es muy variable. Pero hay algo que se mantiene firme pase lo que pase. La polla. Tu cabeza casi siempre intenta engañar a tu polla con alguno de esos argumentos o contraargumentos. Si pensásemos con la polla, y no solo los hombres, sino también las mujeres, llegaríamos a un estado de éxtasis, de karma. Y no polla como órgano. En el momento que se crease tal conjunción lo carnal quedaría pequeño.

No creo nada de todo lo que he escrito.
No creo nada de lo que digo.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 10
  • 4.43
  • -

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta