cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Flor
Reales |
03.06.19
  • 5
  • 2
  • 426
Sinopsis

Corría un líquido un tanto extraño por la ladera. El hedor era indescriptible; el paisaje era desolador. Olía lo bastante mal como para cortar la respiración y contaminar los pulmones de cualquiera, si es que quedaba alguien aún con esa capacidad.

 

Los ríos eran negros; las montañas, grises; no quedaban bosques, ni nada que se pareciera al color verde. Formaba parte de uno de los colores perdidos para siempre: el verde, el azul, el rosa, olvidados y desaparecidos de la faz de la tierra.

 

Sin embargo, una flor resistía impasible ante el grisáceo y mortecino invasor. Se alzaba, temblorosa por el viento tóxico, rodeada por toneladas y toneladas de basura: plásticos, cartones, comida de hace años que ya solo alimentaba a producir un clima aún más horripilante, muebles, ropa vieja y miles de cosas más. Todas ellas, eran vestigios de un pasado glorioso del que ya no quedaba nada. Coches destruidos que anteriormente habían servido para aumentar el ego del propietario; ruinas de edificios, cubiertos por la podredumbre, donde anteriormente seres humanos habían vivido una vida lo más plena posible; armas que habían servido para destruir vidas ajenas. Todo eso formaba parte ya del recuerdo de nadie. Pues nadie quedaba para recordarlo.

 

Ningún ser vivo había sobrevivido a la devastación producida por una de las especies terrestres y, sin embargo, un flor se alzaba sombría entre varias latas de cerveza. Era pequeña y ya se estaba marchitando. A cada ráfaga de ese contaminado aire, más se acercaba el ser a su completa desaparición.

 

Las lluvias tóxicas eran habituales y el aire producía tornados y removía la inmundicia. La flor, milagrosamente, sobrevivía a pesar de todo. Parecía que algo o alguien con capacidad de decisión protegía de alguna manera mágica. Pero eso no podía ser; si así fuera, no habría dejado que los demás seres vivos murieran, que los humanos continuaran llenando más y más el planeta de lo que producían para mejorar sus vidas y acabó destruyéndoles. La vida había terminado y no quedaba más que restos de la especie más importante de la historia.

 

La flor seguía resistiendo ante las montañas y mares de plásticos que se cernían a su alrededor. Cuando muriera, sería el final de todo ser viviente en la faz de la tierra. Como si de alguna manera lo supiera, la flor mostraba un aspecto triste; estaba achaparrada y sus pétalos miraban hacia el suelo. O quizá mirara al suelo observando la creciente ola de líquido negro, producto de la unión entre la lluvia y la inmundicia, que amenazaba, al acercarse, su frágil existencia.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 39
  • 4.55
  • 284

Estudiante de Periodismo. Intento de escritor. Intento de periodista.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta