cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
Fucking breaking news en el tiempo.
Humor |
11.09.18
  • 0
  • 0
  • 87
Sinopsis

Esto podría pasar perfectamente, ¿o no?

Encuentran un principio activo que hace posible los viajes en el tiempo. En breaking news lo relatábamos así.

Al parecer Paquirrin actúa como principio activo que hace posible los viajes en el tiempo.

El hijo de la Pantoja se encontraba de visita en Berna (Suiza) mientras participaba como ponente en un curso de versos medievales y mitología draconiana cuando un colega le dijo, “¿eyh quillo, porque no vamos a hacer una visita al cern que está aquí al ladito?

A lo que él replicó… “¿y eso qué es quillo? “, aun así después de hacer un gesto con la cara en el que arqueaba las cejas como haciendo que pensaba, dijo, ¿“vamo pa ya no? ¡Fiesta, fiesta!

Pero al parecer las cosas no saldrían según lo esperado, Thomas Swithwerrzerrtz, portero de las instalaciones nos relata: “Estaba orinando tras un árbol cuando llegó un coche de alta gama del que salieron dos personas, que se acercaron a mi puesto de vigilancia. Al no estar yo en la silla tras el mostrador, metieron un poco mas la cara y aprovechando esto me acerqué por detrás y rozándome contra ellos, casi arrimando cebolleta les grite… ¡cucu-tras! Pegaron un brinco que les dejó sin respiración, al tiempo que me decían que no era una actitud muy adulta para una persona de mi edad, pero la verdad es que la escena fue muy cómica". –Nos comenta Thomas-.

“Después de eso me explicaron quienes eran y les dejé entrar con sus respectivos pases. Pero en el momento en el qué ese chico paso de la puerta para dentro noté como los pelos de mi bigote se me erizaban hasta adaptar una posición arqueada típica de finales del XIX, de hecho el cigarro que llevaba en la boca se transformó en una elegante pipa, y mi sombrero bastante austero se convirtió en una hermosa chistera, y me dije…Thomas, se ha producido una alteración en el continuo espacio- tiempo. Me quedé un rato callado mientras le daba un par de caladas a mi pipa, y luego me dije, ¿qué coño es el continuo espacio- tiempo? Mi experiencia con la física se limita a un juego de química que una vez me regalaron de pequeño, el Quimicefa”, -nos explica.

Una vez dentro de las instalaciones uno de los obreros les guio hasta donde estaban los enormes tubos que hacían posible el choque de partículas mientras les dio una breve explicación. De repente y con una espontaneidad innata Paquirrin tocó uno de ellos y según relatan fuentes cercanas al suceso, un viento enorme se levanto por toda la instalación, lo que provoco un herido, no de gravedad, pero es que en ese momento Annetta Mullher estaba en su mesa poniéndose las lentillas y el viento hizo que se metiera el dedo en el ojo. Mientras maldecía en varios idiomas se la escucho decir: ¿Alguien ha alterado el espacio-tiempo? ¿Seguro que nadie? Esto último con voz cantarina. Pero se notaba mucho que estaba enfadada por lo de la lentilla y nadie contestó.

Pero sí, un operario nos contó esto:

“El campo gravitacional se volvió loco, yo tenia un bocadillo de chope que me había hecho mi mujer para el descanso, y este se colapsó sobre si mismo dando lugar a un pequeño agujero negro, ¡con el papel albal y todo!” Dijo uno de los perplejos trabajadores que en ese momento se encontraba en las instalaciones.

“Y el mio era de chope, pero se de buena tinta que algunos compañeros tenían bocadillos de tortilla de patatas y de filetes de lomo hechos por sus mujeres y ¡ala! el que no se ha colapsado sobre si mismo está en otra dimensión. Señala entre sollozos.”

El jefe de proyectos nos relata su experiencia:

“Se abrió una puerta, un agujero de gusano que conectaba el pasado con el presente, y a veces no es el pasado que queremos ver. Hace quince años tuve problemas de estreñimiento y me pasaba el día sentado en el inodoro, fue una época horrible para mi, no sabia para que servían los bifidus o los alimentos ricos en fibra, pero sentado ahí y leyendo, en lo que hacia tiempo, acabé adquiriendo una extensa cultura que me permitió acabar aquí, en el cern –dice Filippo Messani, jefe de proyectos del cern- Sí, sé que la naturaleza espacio-temporal se rige por sus propias leyes y paradojas, pero creo qué era innecesario que todo el cern me viese sentado en el inodoro intentando hacer mis necesidades,-nos comenta este ex –fontanero al que los libros le dieron una segunda oportunidad. Es, -dice- lo que todo el mundo ha dado en llamar, la paradoja del inodoro”


“Pero es algo más complejo que eso, nos aclara. Si yo atravesase ese inmenso portal inter- dimensional y fuese a mi cocina y llenase la nevera con yogures ricos en bífidos y lacto-bacterias, seguramente no habría estado tantas y tantas horas leyendo y “empujando” (nos hace un guiño con el ojo al decir esta palabra, y no logramos entender a que se refiere), y no habría podido conseguir mis estudios superiores en física de partículas avanzada, con lo cual si yo no hubiera tenido esos estudios, no habría llegado hasta aquí y no habría atravesado el portal, así que ¿quién habría llenado la nevera con estos yogures?”, Muchas teorías sugieren que haga lo que haga la naturaleza tiene sus medios para que las cosas ocurran y quién sabe si se habría formado un universo paralelo en el que yo llenase mi nevera con petit suits o algo así.”

-Le aclaro con un poco de tacto que ahora se llaman Danoninos.-

“De vez en cuando organizamos visitas guiadas cuando se trata de ciertas personalidades del mundo científico sobre todo, pero cuando vi entrar a esos dos, me dije… ya veras como el rarito, nos la lía. Y así fue.”

Cuando le preguntamos a Paquirrin que es lo que pasó, él nos cuenta:

“Fue todo mu raro quillo, yo nunca lo había visto antes. Fue apoyarme ahí y de repente se abrió un agujero en el aire en el que se veían cosas que parecían de otro tiempo".

Pudo ver ,según nos cuenta, la capilla sixtina y los frescos hechos por Miguel Angel, de anatomías perfectas y apolíneas formas, pero ahora con la cara del Ecce Homo de Borja, a lo que nos termina diciendo...“Ozú que raro, ¿no?”

“Definitivamente intentar tocar el pasado trae consecuencias- dice Filippo Messani- y no hay que tomarlo a la ligera, hoy solo se han perdido unos bocadillos pero quien sabe lo que pasará la próxima vez.”

Los científicos han intentado buscar otros materiales y meta materiales que hagan reacción con el acelerador de partículas, para ver si en ciertas condiciones pueden recrear portales inter- dimensionales pero todo en vano.

Al parecer solo el contacto de las fuertes y varoniles manos de Paquirrin con este complejo aparato es lo que hace posible viajar en el tiempo.

Se ha acordado añadir un nuevo elemento a la tabla periódica llamado Paquirronio.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Esto podría pasar perfectamente, ¿o no?

    ¿Somos producto de nuestras circunstancias?, ¿El esfuerzo garantiza seguridad?, o ¿es todo una cuestión de suerte? Quizás una mezcla de todo un poco.

    Los hombres somos capaces de amar intensamente, hasta la muerte y con locura , pasional e irracionalmente, las mujeres igual pero sabes que esa chispa se apagará en ella cuando se cansen, o pueden decepcionarse, poner límites, y apagar la pasión, pero el sol del deseo, es un poderoso y cruel estigma que todo hombre tiene. Pues no hay dios mas poderoso que el que se encuentra entre las piernas de una mujer.

    No es un término muy psiquiátrico, pero básicamente viene a decir lo mismo. Tener un problema serio es una similitud muy acertada con el título de este relato. Dedicado a los que lo puedan entender, sin duda, de ellos es, porque a veces la locura no es locura, es el amor que no tiene cura.

    No hay Sinopsis de lo que no debe haberla.

    Pequeñas cosas muy de continuo acaban desgastándonos... la vida con sus golpes y giros de tuerca a veces puede vencer a tu estado anímico, pero... así es la vida, con lo bueno y con la lucha del día a día. Hay qué intentar no perder nuestra identidad.

    Una poesía dedicada a todas esas mujeres (y a la figura de la mujer) que están a nuestro lado cuidándonos desinteresadamente, porque simplemente nos quieren. A todas esas madres, hijas, esposas, tias, abuelas y amigas, gracias, sobre todo por las veces en las que nos olvidamos de decirlo.

    Un texto en prosa poética dedicado a esos momentos de la vida en los que nos rompemos. No hablo de la muerte como tal, sino de los momentos que representa.

  • 21
  • 4.72
  • 42

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta